Brabus Bullit Coupe 800: El super Clase C

brabusbullitcoupefrontallateral_x_8f7a6506b79c6a00f54a69cf1.jpg
David Ordás26 abr 2012
Brabus no se ha resistido a combinar su poderoso motor V12 Biturbo con una carrocería tan exclusiva como refinada, la del nuevo Mercedes C 63 AMG.
Los 457 CV de potencia que entrega el potente V8 del Mercedes Benz C 63 AMG (487 con el AMG Performance Pack) pueden ser más que suficientes para la mayoría de los mortales, pero no así para los ingenieros de Brabus, que ni cortos ni perezosos han decidido trasplantar por completo la mecánica del deportivo de la marca de la estrella. Y para llenar el tremendo vacío dejado por el V8 que extraen del C Coupe alemán, nada mejor que el Brabus 800 V12 Biturbo, un motor con una entrega de potencia y par descomunal, capaz de poner el Brabus Bullit Coupe a un nivel prestacional reservado para los auténticos superdeportivos.
El 12 cilindros, cuyo bloque proveniente del Mercedes S 600, aumenta de cilindrada desde los 5,5 a los 6,3 litros y consigue gracias al empleo de dos turbocompresores de altas prestaciones, rendir 800 CV de potencia y un par máximo de 1.420 Nm. Al igual que con el resto de modelos Brabus que montan el poderoso propulsor Brabus 800 V12 Biturbo, como el Brabus Rocket 800, el par máximo tiene que ser limitado electrónicamente a 1.100 Nm.El par de 1.420 Nm se limita electrónicamente a 1.100 Nm, para preservar la transmisión y los neumáticos.
Para asumir este aumento de potencia, el chasis, la transmisión y el tren de rodaje han sido convenientemente modificados. La caja de cambios automática de 7 velocidades, que puede ser manejada en modo secuencial con las levas situadas tras el volante, ha sido reforzada para asumir sin problemas la tremenda carga extra de par y potencia del V12, y enviar toda la fuerza directamente a las ruedas traseras. Un diferencial autoblocante mecánico, tarado al 40%, se encarga de que toda esa cantidad de potencia no se traduzca únicamente en neumático quemado.

brabusbullitcouperuedafrenosdelantera_x_90aff2b7d832bc1c6a7803d0d.jpg

Los neumáticos, calzados en unas vistosas llantas BRABUS Monoblock R de 20 pulgadas, son de mayor medida y perfil más bajo que los originales, con 235/30 ZR 20 para el eje delantero y 275/25 ZR 20 para el trasero. Junto con la nueva suspensión Bilstein ajustable y con todos los aditamentos aerodinámicos desarrollados en el túnel del viento para aportar mayor apoyo aerodinámico, la mejora de comportamiento y unos tiempos más rápidos que el original en cualquier circuito, están asegurados.
Estos añadidos aerodinámicos son tan funcionales como vistosos, comenzando por el spoiler delantero, diseñado para reducir el levantamiento del eje delantero a altas velocidades, continuando por las estriberas, y terminando con el difusor trasero con escape integrado. El prominente alerón trasero, fabricado en fibra de carbono, al igual que el resto de añadidos, pone sobre aviso de que estamos ante un coche especial.

brabusbullitcoupedetallealeron_x_21471194204d3687043e9518d.jpg

El Brabus Bullit Coupe es tan único y exclusivo por dentro y por fuera, como espectaculares e incontestables son sus prestaciones. Tras hundir el pie del acelerador, el bólido sale literalmente catapultado hasta los 100 km/h en 3,7 segundos, alcanzado en tan solo 9,8 segundos los 200 km/h y los 300 km/h en 23,8 segundos. Con una velocidad punta superior a los 370 km/h, hay pocos automóviles en el mundo que puedan hacer sombra al Bullit Coupe 800.
Pero ser especial tiene un precio, y el del Brabus Bullit Coupe 800 comienza en 378,000 €, unas 5 veces más que el precio del Mercedes Benz C63 AMG Coupé del que deriva.