Brabus B63S-700 6×6

0
Si el mastodóntico Mercedes clase G con 6 ruedas motrices, inicialmente fabricado únicamente para el ejército australiano, y que estará disponible también para los clientes de la marca de la estrella en unos meses, ya podía parecer excesivo, el nuevo Brabus B63S 700 6×6 únicamente puede calificarse como extremo. Extremo por su estética, como ya lo es la del Mercedes G 63 AMG 6×6 original del que deriva, y extremo sobre todo por su potencia, pues en Brabus han pensado que los más de 540 CV que entrega el modelo de serie no eran suficientes para mover este auténtico monstruo.
¿Qué hacer si el motor AMG biturbo de 5.5 litros y 8 cilindros, capaz de producir 544 CV no nos parece suficiente? En Brabus lo tienen claro, la solución es, una vez más, transformarlo en el motor Brabus de 5.5 litros, también en configuración V8 Biturbo, capaz de producir una potencia de 700 CV. Con modificaciones tan importantes como la sustitución de los 2 turbos de origen por dos turbos Brabus capaces de producir más presión de aire, nuevos intercoolers para enfriar más el aire de admisión, nuevo sistema de escape completo y la obligada reprogramación, el motor se transforma completamente.

Estamos hablando de un aumento de potencia de casi un 30 por ciento, pero que sigue cumpliendo con el estricto estándar de emisiones EURO V, y que además se ofrece con una garantía mecánica de 100,000 kilómetros por parte de Brabus.
¿Y el resultado? Tras pasar por las manos de los chicos de Brabus, esta mastodóntica máquina de 3.850 kilos es capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 7,4 segundos, catapultándose literalmente hacia su velocidad máxima, limitada a 160 km/h debido al tipo de neumáticos tipo todo terreno especiales empleados. Estos enormes neumáticos calzados en llantas de 37 pulgadas son realmente efectivos en circulación fuera del asfalto, gracias a un sistema que permite regular la presión desde el interior de la cabina, con lo que se puede bajar hasta el mínimo de 0,5 bares para por ejemplo circular por arena, o recuperar la presión normal de 1,8 bares con la que circularía por carretera.

Pesa 3.850 kilos y acelera de 0 a 100 en 7,4 segundos.

Como todas las creaciones de Brabus, el interior puede ser realizado a medida del cliente, si bien en la unidad expuesta en el Salón del Automóvil de Frankfurt, el contraste de la piel roja con el negro de la carrocería, lleva el lujo a un cockpit que no esperaríamos encontrar en un automóvil de semejante aspecto. Se trata sin duda de un coche de serie limitada destinado a unos pocos privilegiados, pues aunque Brabus no ha desvelado el precio del Brabus B63S 700 6×6, estará bastante por encima de los más 300.000 Euros que cuesta el Mercedes G63 AMG 6×6 original.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.