Brabus 800 E V12 Cabrio: El descapotable de 4 plazas más rápido

a fondo Brabus 800 E V12 Cabrio 1
David Ordás17 ago 2011
Brabus pone en la calle el descapotable de 4 plazas más rápido del mundo, con un modificado propulsor V12 biturbo de 800 CV que consigue que el cabrio de Mercedes alcance los 370 km/h de velocidad máxima.
No es la primera vez que el prestigioso preparador germano Brabus se hace con algún record absoluto gracias a sus modelos más rápidos. Con el exclusivo Brabus E V12 One of ten, del que solo se fabricaron 10 unidades, ya estableció el record para la berlina de producción más rápida del mundo, y más tarde le llegó el turno al Brabus S V12 R, que se convertiría a su vez en el sedán más potente y rápido del mundo. Ahora, con el Brabus 800 E V12 Cabrio, el tuner alemán puede presumir de haber puesto sobre el asfalto el cabrio de 4 plazas más rápido del planeta.
Contundencia mecánicaPara que el cabrio de Mercedes se convirtiese en un superdeportivo de record, los ingenieros de Brabus decidieron ir sobre seguro y dotar al convertible, del mismo motor SV12 R Biturbo que ha hecho famoso a su hermano, el Brabus E V12 One of ten.
Con una cilindrada que aumenta de los 5,5 litros del motor Mercedes original, a los 6,3 litros del SV12 R, y gracias a la magia del sistema Biturbo con 4 intercoolers y a la admisión y escape específico, el propulsor llega a los 800 CV, y lo que es aún más impresionante, entrega un par máximo de 1.420 Nm.
La cifra de par resultante de 1.100 Nm sigue siendo tan elevada, que la caja de cambios original no la soportaría, y en Brabus han tenido que instalar una nueva caja automática reforzada de 5 velocidades, especialmente diseñada para soportar la fuerza del SV12 R Biturbo. El diferencial autoblocante Brabus, tarado al 40%, y los neumáticos de altas prestaciones calzados en las llantas ultraligeras Brabus de 19 pulgadas, se encargan de transmitir al asfalto toda la potencia, y catapultar al Clase E cabrio hacia unas aceleraciones de vértigo.
De 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, de 0 a 200 km/h en 9,9 segundos, y de 0 a 300 km/h en 23.9 segundos, son la tarjeta de presentación de este automóvil que es capaz de alcanzar una velocidad punta de 370 km/h.
El poderoso propulsor no es el único responsable de estas prestaciones de infarto que lo colocan a la altura de los más exclusivos super-deportivos. También se han conseguido mejoras muy importantes en el apartado de la aerodinámica, donde el trabajo en el túnel del viento ha dado lugar a un kit de exterior fabricado en fibra de carbono, responsable de un aspecto tan radical como sus prestaciones.
Modificación completaPoco o nada queda del Mercedes E cabrio original, no solo en el apartado mecánico, sino en el resto de los componentes que o bien han sido sustituidos, o personalizados para la ocasión.
Es el caso de la suspensión, con nuevos amortiguadores y muelles desarrollados en colaboración con Bilstein, ajustados no solo para proporcionar un comportamiento más deportivo, sino para soportar sin problemas el mayor peso de la mecánica. También los frenos originales han sido sustituidos por discos de 380 x 37 milímetros en el eje delantero, y 360 x 28 milímetros en el eje trasero, mordidos por pinzas Brabus de 12 y 6 pistones respectivamente, lo que asegura una potencia de frenado acorde con las prestaciones.
El interior se personaliza hasta el extremo, presidido por el nuevo velocímetro tarado hasta los 400 km/h, que nos pone sobre aviso desde el momento en que tomamos asiento, del potencial escondido bajo el capó. El acabo interior que podéis observar en las fotos, se corresponde con la primera unidad fabricada del Brabus 800 E V12 Cabrio, que ha sido presentada en Dubai, y que luce un espectacular acabado donde el cuero rojo y negro, se combina con la fibra de carbono para conseguir un interior elegante y espectacular.

a fondo Brabus 800 E V12 Cabrio 2

Con un precio de partida de 478,000 Euros, el cabrio de 4 plazas más rápido del mundo es un coche tan veloz como exclusivo, que con toda seguridad se convertirá en un cotizado automóvil de colección.