BMW xActivity: El futuro X3

Diego Zotes18 dic 2002
BMW presenta su último estudio de diseño, el X Activity, un todoterreno recreacional que se podrá contemplar en el próximo Salón de Detroit y que servirá de base de trabajo para el futuro X3.
Inicio
EL FUTURO X3

a fondo :: BMW xActivity 1

BMW presenta su último estudio de diseño, el X Activity, un todoterreno recreacional que se podrá contemplar en el próximo Salón de Detroit y que servirá de base de trabajo para el futuro X3, modelo que completará la gama de los TT ligeros por debajo del X5 en el año 2004. El X3 continuará con la filosofía de su "hermano mayor", que dispone de un chasis muy orientado al asfalto y que compensa sus limitadas capacidades físicas gracias a las numerosas ayudas electrónicas, sistemas que posibilitan ciertas alegrías en campo y excelentes aptitudes en terrenos deslizantes como la nieve.

a fondo :: BMW xActivity 2

El X Activity presenta algunas soluciones técnicas poco usuales actualmente, como el techo descapotable o el portón trasero abatible, todas ellas encaminadas a lograr esa versatilidad y practicidad de uso de la que presumen los denominados SUV o SAV (Sports Utility Vehicle o Sports Activity Vehicle). Su longitud será de 4,55 metros (4,67 metros el X5) y en principio montará el potente motor de gasolina 3.0 de 231 cv, aunque para su futura comercialización en serie es casi seguro que contará con las solicitadas mecánicas diesel de BMW.
Enrique Marco, Autocity
18 de diciembre de 2002
Detalles
DETALLES

a fondo :: BMW xActivity 3

El BMW X Activity demuestra cómo es posible conjugar dinamismo deportivo, utilidad y el placer de conducir un coche descapotable. Denominado por BMW como "cabriolet con marco", este coche de tracción total es una combinación completamente nueva de diversos factores,.además de numerosos e ingeniosos detalles que consiguen que el futuro X3 sea un coche versátil y compañero de los amantes a los deportes que se practican al aire libre.

a fondo :: BMW xActivity 4

Las proporciones típicas de BMW, con gran distancia entre ejes y voladizos cortos, le confieren una imagen deportiva y dinámica. Los imponentes paragolpes y los pasarruedas abombados son expresión de solidez y fuerza, características que debe ofrecer un SAV. Sin duda alguna, la parte más llamativa del X Activity es su techo. Tratándose de un "cabriolet con marco", conjuga la ligereza de un descapotable con la presencia robusta de un SAV. Las barras longitudinales del techo unen las columnas A y la zaga, y entre estos dos extremos se puede disfrutar del sol y de la brisa, lo que significa que este vehículo no tiene columnas B y C, lo que le confiere un aspecto especialmente deportivo.
En especial cabe recalcar el sistema poco convencional de colocar objetos en el maletero, que hace todos los honores a la denominación "Sports Activity Vehicle". Una vez que se abre el portón trasero abatible hacia abajo, un ingenioso sistema se encarga de desplazar ligeramente la carga, por ejemplo dos mountainbikes, de modo que sobresalga ligeramente del maletero. El X Activity también es deportivo y versátil en su interior, aunque sin por ello renunciar a un completo equipamiento en el que no faltan los elemntos típicos en un BMW.
Con una longitud total de 4,55 metros, el X Activity hace gala de unas dimensiones razonablemente compactas que conjuga con un potente motor para lograr agilidad y placer de conducir. Su propulsor de 3.000 cc, 6 cilindros en línea y 231 cv, con un par motor de hasta 300 Nm, permite una capacidad de respuesta espontánea que empieza ya a bajas revoluciones. La potencia del motor se pone sobre la calzada mediante neumáticos de 245/45 delante y de 275/55 detrás, montados en llantas de 18 pulgadas, equipamiento de ruedas muy orientado al asfalto.
La suspensión tiene un reglaje equilibrado y el bajo centro de gravedad aumenta la maniobrabilidad del vehículo y garantiza una gran agilidad en carretera. El sistema de tracción total del X Activity dispone, al igual que en el X5, de una característica técnica que, a primera vista, parece extraña: un programa especial electrónico se ocupa automáticamente de que el sistema de control de la tracción permita que las ruedas patinen lo justo sobre terrenos deslizantes para que sea posible avanzar rápidamente.