BMW X5: En noviembre la tercera generación

x_portada_4891d5d00bd7a2b2fda4491ff.jpg
Enrique Marco30 may 2013
El que probablemente sea el SUV de lujo más conocido, y uno de los más deseados, el BMW X5, se renovará por completo el próximo mes de noviembre. Después de vender 1,3 millones de unidades llega una tercera generación que incluirá versiones de tracción a un sólo eje con bajísimas cifras de consumo.
BMW presenta la tercera generación de su lujoso SUV de gran tamaño X5, un modelo que junto al Mercedes ML fue de los primeros en componer este segmento que tanto éxito ha tenido. En total la casa bávara ha vendido más de 1,3 millones de unidades de la primera y segunda generación del X5, y ahora, a partir del mes de noviembre, llegará la tercera generación con múltiples mejoras.
Continuista por diseño y medidas, el nuevo BMW X5 muestra un frontal con un estilo en la línea de las últimas realización de BMW, así como unas medidas que apenas crecen 2 cm en longitud y 1 cm en achura, para fijarse ahora en 4,87 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,76 metros de alto. No obstante, el habitáculo se aprovecha ahora mucho mejor, con un maletero que incrementa notablemente su volumen hasta los 650 litros ampliables a 1.870 litros abatiendo los asientos.
El interior del nuevo X5 recibe un nuevo toque de modernidad y tecnología, con la pantalla central panorámica de 10,25 pulgadas, así como con unos nuevos asientos más confortables que se pueden elegir en 7 tonalidades diferentes de piel o napa. Pero lo mejor está en la fila trasera, que ahora cuenta con unos asientos con mullido especial y calefactables cuyas banquetas se pueden desplazar 80 mm y su respaldo inclinar 10 grados. Atrás, de forma opcional, se puede pedir la tercera fila de asientos para configurarlo como automóvil de 7 pasajeros, aunque la propia marca reconoce que estos dos últimos asientos son indicados para tallas de hasta 1,50 metros de estatura.

x_x_int_5381249bdfab87bbb9f6269e3.jpg

La gama mecánica que llegará en noviembre se basa en el motor 4.4 V8 de gasolina del xDrive50i, con sus 450 cv de potencia y 650 Nm de par, y en el diésel 3.0 de seis cilindros en línea en versiones xDrive30d de 258 cv de potencia y 560 Nm de par y M50d de 381 cv de potencia y 740 Nm de par. Todos los nuevos X5 llevan de serie una caja de cambios automática de 8 velocidades revisada y el sistema de arranque y parada Start&Stop, lo que unido a la ligera reducción de peso (ahora pesan entre 2.070 y 2.190 kilos según versiones) y a la considerable mejora aerodinámica le permite mejorar las prestaciones y, sobre todo, bajar los consumos. En noviembre se comercializarán tres versiones, que se duplicarán poco después
Por ejemplo, el más demandado, el X5 xDrive30d, incrementa la potencia respecto a su predecesor de 245 a 258 cv, mejoras las prestaciones 7 décimas en aceleración y 20 km/h en velocidad punta para llegar a 6,9 segundos de 0 a 100 km/h y 230 km/h, y baja los consumos y emisiones 1,2 litros y 21 gramos para fijarlos en 6,2 l/100 km y 164 g/km de CO2. En cuanto a los motores más potentes, decir que las prestaciones de los xDrive50i y M50d son excepcionales, limitando en ambos casos la velocidad punta a 250 km/h y parando el crono en el 0 a 100 km/h en 5 segundos el gasolina y en 5,3 segundos el diésel. Además el M50d combina esta asombrosa rapidez con un gasto medio de gasoil de sólo 6,7 l/100 km. 

x_x_asientostras_937223cbb489f8fdb7fcc159c.jpg

Pero poco después, antes de que finalice el año, la gama del BMW X5 de tercera generación se incrementará con cuatro nuevas versiones. Dos de ellas son ya conocidas de la segunda generación, la de gasolina xDrive35i con los mismos 306 cv y la diésel xDrive40d con la potencia aumentada a 313 cv. La gran novedad será el modelo de acceso “25d”, el cual dispondrá por primera vez en el X5 de una versión de tracción a un solo eje. Así las cosas, el futuro BMW X5 sDrive25d se convertirá en el SUV grande de lujo de menor consumo y emisiones, ya que anuncia unos datos de 5,6 l/100 km y 149 g/km de CO2.  El futuro BMW X5 sDrive25d no tendrá tracción 4x4 y sólo gastará 5,6 l/100 km
Finalmente, en cuanto a la gama de equipamientos se refiere, los nuevos X5, además del paquete deportivo M, ofrecerán dos líneas de acabados: Pure Experience y Pure Excellence. Además de los elementos que puedan llevar, esta líneas se distinguen por diversos detalles tanto interiores como exteriores, resultando la primera más clásica y robusta y la segunda más moderna y lujosa. Los nuevos X5 traerán de serie el portón de apertura eléctrica, acción que se podrá realizar también tanto desde el interior como desde el mando a distancia. Para la gama inicial se han previsto llantas de aleación de 18 a 20 pulgadas según mecánica y equipamiento, mientras que entre la larga lista de extras se podrán montar unos modernos monitores de vídeo para las plazas traseras.

x_x_tras_e854252211e448a4c08e75151.jpg