BMW X5: Con mecánicas muy mejoradas

a fondo BMW X5 1
Enrique Marco09 feb 2010
BMW lanzará en primavera una gama del X5 totalmente renovada, con importantes mejoras en sus motores, ahora más potentes y de menor consumo.
BMW lanzará en primavera una gama del X5 totalmente renovada. Si bien en la parte estética los cambios son ligeros, en la parte mecánica se revisan y mejoran notablemente todas las versiones, logrando ahora una relación entre prestaciones y consumo sobresaliente. De hecho, por lo que en eficiencia mecánica se refiere, se coloca como líder del segmento de los SUV de lujo, ya que mejora los registros de los Audi Q7, Mercedes ML, Porsche Cayenne o Volkswagen Touareg entre otros.
Esta segunda generación del BMW X5 llegó al mercado hace poco más de tres años. Ahora le toca su primer restyling, el cual afecta ligeramente a los grupos ópticos (luz diurna, leds traseros, etc), a unos paragolpes levemente retocados y a algunos mandos del salpicadero o tapicerías modificados. El X5 de BMW puede solicitarse con una tercera fila de asientos para configurarse como vehículo de siete plazas; mide 4,87 metros de la largo y su maletero oscila entre 620 y 1.750 litros.
También se enriquece el equipamiento, por lo que los modelos que se vendan a partir de esta primavera podrán incluir el sistema de proyección de datos en el salpicadero Head Up Display, el control de velocidad activo, la cámara para la marcha atrás, el sistema de advertencia de salida de trayecto, el sistema de vista lateral Side View, luces activas para accionar las largas y girar en las curvas, etc.
Pero vayamos a lo más importante de este restyling: los cambios mecánicos. A excepción del X5 M, del que todavía no hay información sobre su posible renovación, las otras cuatro mecánicas que componen la gama van a cambiar, algunas incluso variarán su denominación. Todas las versiones dos diésel y dos gasolina- son turboalimentadas y vendrán asociadas a la nueva caja de cambios automática de 8 velocidades.
En diésel el X5 xDrive 30d gana 10 cv para situarse en 245 cv, mejora las prestaciones y reduce los consumos y emisiones. Ahora alcanza los 222 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, gasta 7,4 l/100 km de media y emite 198 g/km de CO2. Esta misma base mecánica, pero con una mayor evolución y dos turbos pasará ahora a denominarse xDrive 40d y a desarrollar 306 cv (el hasta ahora vigente xDrive 35d da 286 cv). Siguiendo la misma fórmula se mejoran las prestaciones y se reducen los consumos, arrojando las siguientes cifras: 236 km/h, 6,6 segundos de 0 a 100 km/h, 7,5 l/100 km y 198 g/km de CO2. Los mejor de estas dos nuevas versiones es que han logrado bajar de la barrera de los 200 g/km de CO2, que han disminuido su consumo medio en más de medio litro y que rebajan la marca de aceleración en más de medio segundo.
La gama gasolina del X5 se renueva con las mismas versiones ya conocidas en el X6. Los 30i y 48i (de 272 cv y 355 cv) se jubilan para dar vida a los nuevos 35i y 50i (de 306 cv y 407 cv), y lo cierto es que mejoran notablemente. El BMW X5 xDrive tiene prestaciones de verdadero deportivo (250 km/h y 5,5 segundos de 0 a 100 km) combinadas con unos consumos razonables para su potencia y peso (12,5 l/100 km); mientras que el menos potente alcanza los 235 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y sólo necesita 10,1 l/100 km. Vistas estas cifras, la verdad es que podemos decir que la nueva gama X5 se va a convertir en la más eficiente de su categoría.