BMW X5 y Serie 2 M Performance: En primavera, los más deportivos

bmwxmperformancefinal_b2905d83a704501abbd26b5b8.jpg
Raúl Toledano29 nov 2013
La apariencia más deportiva y aerodinámica llega a la Serie 2 y al SUV de lujo X5. El pequeño coupé y el todocamino disfrutarán de los nuevos aditamentos M Performance con los que, no solamente se logra una imagen más atlética, sino que también se consigue mejorar la potencia de los motores.
Dos modelos tan diferentes unidos por la deportividad de la que siempre hacen gala las versiones firmadas por "M Performance", las guerras de pintura de los BMW que, sin necesidad de gastarse un dineral por los famosos "M" de la marca, añaden esa pizca de picante a gamas que adolecen de las altas prestaciones "M". En el caso del Serie 2, que desde noviembre ya acepta pedidos, lo único que sabemos por el momento es que la cima motriz la establece el 235i, el motor de seis cilindros en línea TwinTurbo de 306 cv de potencia máxima que llegará al mercado el próximo mes de marzo, la misma fecha en que lo harán las nuevas versiones "M Performance" que asociándose a la mecánica diésel 220d, además de cambiar su aspecto, aumentará su rendimiento mecánico. El 220d pasará con el paquete M Peformance Power de 184 a 200 cv de potencia; y el X5 xDrive35i de 306 a 326 cv
Los accesorios "M Performance" existen actualmente en los Serie 1, Serie 5 y X6, en estos dos últimos casos conviviendo con las versiones "M": M5 (560 cv) y X6 M (555 cv). En 2014, al sumarse la Serie 2 y el X5, serán un total de cinco modelos de la gama BMW los que podrán acceder a estos productos. Centrándonos en el nuevo X5 M Performance, que llegará al mercado en primavera de 2014, BMW informa de que el paquete de potenciación "M Performance Power" se podrá asociar únicamente al X5 xDrive35i, esto es, al mismo motor de seis cilindros TwinTurbo que de serie ofrece 306 cv de potencia y 400 Nm de par motor máximo y que gracias a las mejores aerodinámicas y en el chasis aumentan hasta los 326 cv y 450 Nm.
X5 M PERFORMANCE POWER
En este aumento de la potencia -BMW asegura que el consumo no se ha visto afectado- mucho tienen que ver los nuevos aditamentos aerodinámicos que figuran en la carrocería del X5 M Performance. La imagen exterior es más poderosa si cabe, gracias a un frontal con la rejilla clásica de BMW en negro brillante, un nuevo divisor delantero con nido de abeja sobre la matricula, los conductos para el aire agrandados en la parte baja del paragolpes, las carcasas de los espejos retrovisores exteriores en fibra de carbono, o un difusor trasero integrado en un faldón más bajo. Por dentro, las láminas para los umbrales de las puertas con la inscripción M Performance nos dan la bienvenida a un habitáculo donde los retoques son más leves, pero se sienten muy deportivos, sobre todo en todo los elementos de contacto que tiene el conductor ante sí: detalles cromados o en carbono, apliques en alcántara, pedales de aluminio, asientos más envolventes o un volante específico forrado en piel firmado por "M Performance". Los últimos productos firmados por "M Perfomance" nos vuelven a sacar al exterior de este X5, con un equipo de frenos específicos con pinzas de freno acabadas en azul y llantas de 21 pulgadas con acabado bicolor. En opción para este X5 xDrive35i con paquete power quedan un silenciador deportivo M Performance y las salidas de escape en carbono.

bmwxmperformanceapoyo_0abd13e2afe51d8db16214b43.jpg

BMW 220d M PERFORMANCE POWER
Efectivamente, han leído bien. La responsabilidad de lucir las siglas "M Performance Power" en la recién inaugurada Serie 2 de BWM será para el 220d, un motor turbodiésel de cuatro cilindros que gracias a los arreglos "M" aumenta su potencia de 184 a 200 cv y su par motor de 380 a 420 Nm. Buena parte de culpa de este incremento la tiene El paquete "BMW M Performance Aerodynamic" que incluye un nuevo faldón delantero con splitter en fibra de carbono en su parte baja, a juego con las estriberas laterales y un aplique en negro brillante en la parte superior de las puertas y que casi alcanza al pequeño alerón aerodinámico trasero, de nuevo en fibra de carbono. También, se incluye de serie para toda la Serie 2 la suspensión deportiva BMW M Performance, que es 20 milímetros más baja en comparación con la versión de serie, así como amortiguadores específicos y muelles helicoidales acabados en rojo y un sistema de frenos BMW M Performance de alta capacidad con pinzas de freno en un color a elegir entre rojo, amarillo y naranja. Las llantas forjadas BMW M Performance son de 19 pulgadas y tienen dos diseños diferentes. Por su parte, el BMW 235i será el único de la Serie 2 que podrá montar un silenciador "M Performance" para ofrece un sonido de escape más sugerente y deportivo.

bmwseriemapoyo_7137eba06a339eea9ecf3041e.jpg