BMW X5 sDrive25d: Nueva versión de acceso

portadaxsdrive_03a143cb0998708e0194673eb.jpg
Enrique Marco29 jul 2014
Llega la versión más económica del BMW X5 de tercera generación, el sDrive25d, un cuatro cilindros diésel de 218 cv con tracción simple al eje trasero. Conserva unas prestaciones notables y las combina con un bajo consumo de 5,6 l/100 km y un precio de 58.250 €. 
Para quien esté enamorado del gran SUV de lujo BMW X5, pero no necesite ni una gran potencia ni la mejor capacidad de tracción, la marca bávara acaba de lanzar una versión de acceso, más económica y de menor gasto de combustible que, a buen seguro, convencerá a más de uno: es el X5 sDrive25d, el cual lleva motor de cuatro cilindros diesel y únicamente tracción trasera, pero cuenta con la espectacular apariencia de uno de los modelos más deseados del mercado y “sólo” cuesta 58.250 euros.
Nunca en la historia del BMW X5 se había comercializado un modelo tan asequible. Cuando nació en 1999 lo hizo con enormes motores de gasolina 4.4i, aunque ya en la primera generación llegaron los diesel 3.0d de seis cilindros. También la segunda generación tuvo diesel de seis cilindros asociados todos ellos a la tracción 4x4; y lo mismo sucedió en el inicio de la comercialización de esta tercera generación a finales de 2013. Pero ahora BMW sorprende a todos y traspasa dos barreras de un plumazo con el sDrive25d, al bajar el número de cilindros y dejar la tracción en un sistema simple al eje trasero.

xsdrive_xa_8ede472e9fc10a63121c22484.jpg

No obstante, el hecho de que tenga sólo propulsión trasera para muchos no será un problema, ya que una gran mayoría de los usuarios apenas le exige una capacidad de tracción extraordinaria. Y el que tenga 4 cilindros, dada la alta tecnología que aplica BMW  a sus motores turbodiesel de última generación, tampoco, ya que la unidad propulsora de este sDrive25d, con su motor de dos litros de cilindrada, es capaz de desarrollar 218 cv a 4.400 rpm y de generar un par máximo de 450 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm. En lo que no se ha “abaratado” es en la transmisión, que sigue siendo de serie una caja automática de 8 velocidades.El dos litros turbodiesel genera 218 cv y sólo gasta en el X5 5,6 l/100 km
Así las cosas, el nuevo BMW X5 sDrive25d sólo gasta 5,6 l/100 km y emite 149 g/km de CO2, pero en prestaciones no anda nada mal, ya que declara 220 km/h de velocidad punta y 8,2 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h.  Y en materia de equipación estándar, el hecho de bajar de los 60.000 euros no le impide conservar elementos como los faros bixenón con lavafaros, el portón del maletero de accionamiento automático, los sensores de aparcamiento delantero y trasero, o los retrovisores antideslumbramiento entre otras cosas. Finalmente, decir que a la vez que se pone a la venta esta versión básica, para quien le convenza el motor 2.0d de 218 cv pero no la tracción trasera, BMW ofrece también desde ahora el X5 xDrive 25d, con tracción 4x4, esa misma potencia y por 61.250 €.

xsdrive_xb_2ca6967f23606ac52a6ec2ccd.jpg