BMW X5 M y X6 M: En 2015 con 575 cv

bmwxxmportada_e431531852b03f88e5fff4450.jpg
Raúl Toledano31 oct 2014
Los nuevos BMW X5 M y X6 M son gracias a sus 575 cv de potencia máxima los BMW con tracción 4x4 más potentes en la historia de la marca. Su aspecto radicalizado no pasa desapercibido, como tampoco unos interiores para disfrutar en circuito. Y todo con una sustancial rebaja en el consumo oficial, ajustado en 11,1 l/100 km.
¿Quién dijo eso de que segundas partes nunca fueron buenas? Desde luego que este refrán del celuloide no se puede aplicar al mundo del automóvil, donde la industria mejora a pasos agigantados sus nuevas generaciones de modelos. Es el caso de BMW y su división deportiva Motorsport GmbH, que en 2009 ensamblaron conjuntamente los primeros SUV 4x4 de altas prestaciones: X5 M y X6 M, ambos con 550 cv de potencia. Aunque hubo rumores de que no habría nuevas entregas tan brutales de ninguno de los dos modelos, BMW se ha saltado el cuadernillo de la lógica y la razón para entusiasmar a sus seguidores más circuiteros con la segunda generación de ambos todocaminos, ahora con una potencia aumentada hasta los 575 cv.Un 10% más de par motor y un 20% menos de consumo
Con esta mejora las versiones M de los SUV de BMW se mantienen en lo más alto del segmento a nivel de prestaciones, donde el gran rival sigue siendo el Porsche Cayenne Turbo S, dejando a los Mercedes ML 63 AMG y Range Rover SVR en un segundo plano. En cualquiera de los casos, ninguno de ellos supera a los BMW X, los vehículos 4x4 más potentes en la historia de la marca de Múnich. El motor V8 de 4.400 cc, el mismo que antes, aumenta la potencia a 575 cv, ahora disponible entre 6.000 y 6.500 rpm, y gracias a su innovadora tecnología M TwinPower con dos turbocompresores también incrementa la cifra de par motor, ahora de 750 Nm (disponible entre las 2.200 y 5.000 vueltas) lo que significa un aumento de 70 Nm, es decir, de aproximadamente un 10 por ciento. Esta progresión se traduce cronómetro en mano, en el Circuito de Nürburgring Nordschleife donde ambos han rodado hasta clavar el tiempo declarado de aceleración de 0 a 100 km/h: 4,2 segundos con la caja de cambios M Steptronic de 8 marchas con Drivelogic.
Con la velocidad máxima limitada electrónicamente o a 250 km/h, el segundo gran avance de los X5 M y X6 M se produce en materia de eficiencia. Y es que en la actual BMW el aumento de la potencia es perfectamente compatible con la reducción del consumo. En los BMW X5 M y BMW X6 M esta rebaja supone más de un 20 por ciento, es decir, se pasan de los 13,9 de los modelos salientes a los 11,1 l/100 km de la nueva generación, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 258 g/km.
Basados el X5 M en la tercera generación del modelo estándar (a la venta en noviembre) y el X6 M en la segunda entrega del brutal SUV coupeizado (listo en diciembre), los nuevos modelos coronarán la gama no solamente por su potencial mecánico y prestacional, sino también por su distinguida y deportiva carrocería y sus exclusivos materiales e impecables acabados en el habitáculo. Las entradas de aire frontales son gigantescas, las branquias laterales llevan el emblema del modelo, los sobrecogedores cuatro tubos de escape presidiendo la parte baja de la trasera, el prominente alerón posterior (éste sólo en el X6 M), las llantas de aleación ligera forjadas M de 21 pulgadas (opcionales)...
Habrá que esperar al Salón de Los Ángeles (21 de noviembre) para conocer más detalles de la gama y fechas de lanzamiento de ambos modelos para el mercado europeo. Mientras tanto BMW nos deleita con un interior a la altura de los modelos desarrollados conjuntamente con Motorsport GmbH, con una multitud de detalles específicos 'M' tanto de serie (tablero, volante, selector del cambio...) como opcionales (las citadas llantas forjadas, dos pinturas específicas M azul o gris para la carrocería, o unos prometedores asientos deportivos M multifuncionales con los reposacabezas integrados).
Se presentan en el Salón de Los Ángeles, Estados Unidos, mercado donde ambos modelos arrasan