BMW X5 M y X6 M: A por el Cayenne Turbo S

a fondo BMW X5 M y X6 M 1
Enrique Marco07 abr 2009
En breve va a llegar BMW con los X5 M y X6 M, ambos con una nueva mecánica de 550 cv que les aporta un nivel de prestaciones espectacular.
A por el Cayenne Turbo S
Hasta ahora, el Porsche Caynne Turbo S de 550 cv es el SUV más rápido y deportivo del mercado, el cual supera incluso al Mercedes ML63 AMG de 510 cv. Se trata de los dos únicos modernos todoterrenos con motor de gasolina que desarrollan una potencia por encima de los 500 cv. Pero en breve va a llegar BMW con los X5 M y X6 M, ambos con una nueva mecánica de 550 cv que les aporta un nivel de prestaciones espectacular.
Este nuevo motor no se parece en nada al V10 de 507 cv de los M5 y M6; pues para el SUV BMW ha desarrollado una mecánica totalmente diferente, innovadora y muy eficaz. Se trata de un V8 de 4,4 litros con sobrealimentación mediante dos turbos. Ya no sólo es que su potencia sea espectacular, sino que su par motor es de nada menos que 680 Nm desde sólo 1.500 Nm; una fuerza tremenda con la que, a pasar de los 2.380 kilos de peso, le permite obterner unas cifras de prestaciones de auténtico deportivo.
En principio la velocidad máxima está limitada en ambos casos a los 250 km/h, pero es posible pedir que se elimine dicha limitación, momento en el que tanto el X5 M como el X6 M podrían alcanzar los 275 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/h la consiguen en 4,7 segundos, una décima menos que el récord del Cayenne Turbo S. Finalmente, apuntar que el consumo está bastante contenido para su potencia y peso, pues se conforma con 13,9 l/100 km de media.
Por lo que se refiere a su estética, los X5 M y X6 M destacan por sus elementos aerodinámicos, la cuádruple salida de escape y las imponentes llantas de 20 pulgadas (con neumáticos 275/40 R20 delante y 315/35 R20 detrás). En el interior los asientos deportivos y diversos detalles “racing” además de los logotipos “M” le identifican. Finalmente, decir que su equipamiento trae de serie todos los lujos que se esperan en un coche de su categoría. Además, cuenta con un cambio automático con tres modos de uso y una suspensión variable que recorta 10 mm la altura del conjunto respecto a los X5 y X6 convencionales.