BMW X5 4.8is: Descomunal

Diego Zotes13 abr 2004
Con sólo observar algunos de sus datos, como las llantas de 20 pulgadas con neumáticos 315/35 en el tren trasero, ya nos damos cuenta de que el nuevo BMW X5 4.8is resulta descomunal. Y es que BMW tenía que llamar la atención si no quería descuidarse al ver como algunos de sus rivales, como los Porsche Cayenne o Volkswagen Touareg, continúan cosechando un imparable éxito de ventas.
Inicio
DESCOMUNAL

a fondo BMW X5 4.8is 1

Con sólo observar algunos de sus datos, como las llantas de 20 pulgadas con neumáticos 315/35 en el tren trasero, ya nos damos cuenta de que el nuevo BMW X5 4.8is resulta descomunal. Y es que BMW tenía que llamar la atención si no quería descuidarse al ver como algunos de sus rivales, como los Porsche Cayenne o Volkswagen Touareg, continúan cosechando un imparable éxito de ventas.

a fondo BMW X5 4.8is 2

  La versión más potente de la nueva gama X5, la cual fue modificada hace escasos meses, recurre a un motor V8 de 4,8 litros de cilindrada puesto a punto específicamente para el lujoso SUV alemán (en este caso denominado SAV, pero que para el caso es lo mismo). Desarrolla nada menos que 360 cv y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,1 segundos; y comparándolo con el todoterreno ligero de lujo más deportivo del mercado, el Porsche Cayenne, se sitúa por delante de la versión "S" aunque todavía por detrás del "Turbo". Eso sí, las cifras impresionan, pero también el precio, que llega a los 88.800 euros.
Afortunadamente BMW acostumbra a hacer las cosas bien, y tal incremento de potencia lleva consigo una mejora equivalente del resto del vehículo. Por ejemplo los frenos delanteros cuentan con unos discos de nada menos que 356 mm de diámetro, algo necesario para detener a este "mastodonte" que puede circular a 246 km/h. También la caja de cambios recibe reglajes específicos, la cual en este caso es automática de seis velocidades.
Otro aspecto muy de moda últimamente en los coches de lujo y que ciertamente da un resultado exquisito es la suspensión neumática autonivelante. El BMW X5 4.8is la lleva de serie, y también desarrollada para esta versión, pues rebaja la altura del conjunto en 15 mm. También el sistema de tracción merece recibir todos los elogios, ya que el xDrive parece ser lo más evolucionado en sistemas de tracción y reparto de las fuerzas motrices entre ambos ejes.
Todos los elementos de lujo se dan cita en el nuevo BMW X5 4.8is, pero lo que es más importante, también los de seguridad. De hecho, el X5 consiguió las cinco estrellas en las últimas pruebas de choque EuroNCAP. El BMW X5 4.8is se encuentra ya a la venta, aunque por desgracia sólo para unos pocos.
Enrique Marco, Autocity.
6 de Abril de 2004.