BMW X5: Preparado para triunfar

Enrique Marco10 ago 2006
Este X5 es mucho más grande y puede tener hasta siete plazas; además, como no, de los motores más evolucionados y soluciones técnicas más complejas.
Preparado para triunfar
BMW puso de moda en 1999 el segmento de los vehículos todoterreno de lujo orientados a la carretera con el lanzamiento del X5. Desde entonces se han vendido más de 580.000 unidades de X5 y durante sus siete años de vida han ido mejorándose los motores, los equipamientos e incluso se realizó algún ligero cambio estético. Pero el BMW X5 que hoy presentamos, y que se pondrá comprar a partir de otoño, es totalmente nuevo, y por sus atributos se erige como un firme candidato al liderazgo de la prestigiosa categoría.

a fondo BMW X5 1

Con la aparición del exitoso X3 el hermano pequeño y el hermano mayor quedaban quizá demasiado cercanos entre sí, pero ahora, con el X5 de segunda generación, la gama de todoterrenos BMW queda mucho mejor estructurada, ya que este X5 es mucho más grande y puede tener hasta siete plazas; además, como no, de los motores más evolucionados y soluciones técnicas más complejas.
Crece casi 19 centímetros respecto a su predecesor, y con sus 4,85 metros de largo es ligeramente más grande que la mayoría de sus directos rivales (Mercedes ML, Volvo XC90, Porsche Cayenne y Volkswagen Touareg entre otros), y sólo es superado en tamaño por los nuevos Audi Q7 o Mercedes GL. De anchura el nuevo X5 se va hasta los 1,93 metros y de altura llega a 1,76 metros. Por lo que se refiere a capacidades, presenta la novedad de poder llevar una tercera fila de asientos, que según BMW es perfectamente válida para tallas de hasta 1,70 metros de altura. Las dos filas traseras de asientos pueden desplazarse, situarse y abatirse en función de las necesidades de carga o pasajeros, y el maletero puede pasar de los 620 litros con cinco plazas a los 1.750 litros si se abaten las dos filas.
Técnicamente el nuevo BMW X5 evoluciona hacia un mayor placer de conducción todavía. Su carrocería es más rígida, presenta la nueva dirección activa, y los controles electrónicos y sistema de tracción a las cuatro ruedas están mejorados. De serie monta neumáticos runflat (de los que pueden rodar pinchados durante unos cuantos kilómetros), en medida 255/55 R18, aunque opcionalmente puede llevar hasta unos exagerados 315/35 R20 en el eje trasero (en ese caso delante llevaría 275/40 R20).
Como nuevos equipamientos figuran las luces activas que giran en el sentido de las curvas, la información proyectada en el parabrisas, o la cámara de ayuda al aparcamiento entre otras cosas. La caja de cambios es en todos los casos automática con función secuencial de seis velocidades, y presenta una nueva palanca de accionamiento más cómodo. Y por último vayamos a los motores, todos ellos muy competitivos, pues medidos con sus rivales presentan las mejores cifras de aceleración y consumos.
Desde el lanzamiento de la nueva serie del X5 habrá tres motores disponibles (evidentemente en el futuro saldrán más versiones): X5 3.0d de 231 cv, X5 3.0si de 272 cv y 4.8i de 335 cv. El diesel, que será el más vendido, eleva la potencia hasta los 231 cv y el par hasta los 520 Nm. De esta forma el X5 de gasoil puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y alcanzar los 216 km/h, necesitando tan solo 8,7 l/100 km.

Los de gasolina, el seis cilindros en línea presenta el motor que ya vimos en el 330i del nuevo Serie 3 Coupe, con 272 cv de potencia y 315 Nm de par. De este modo el denominado X5 3.0si acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y alcanza los 225 km/h, con un gasto medio de 10,9 l/100 km. Finalmente el poderoso V8 de 4,8 litros de cilindrada se conforma con 355 cv y 475 Nm, registrando una marca en el 0 a 100 km/h de 6,5 l/100 km y llegando a 240 km/h, siendo su consumo medio de 12,5 l/100 km.