BMW X3: Más atlético y deportivo

a fondo :: BMW X3 1
Diego Zotes12 nov 2010
Nos subimos al nuevo X3 de BMW para comprobar que los motores son realmente dinámicos tanto tanto con el 2.0d como con el 3.5i, convirtiéndole en el más deportivo del segmento SUV compacto.
El fabricante premium alemán BMW ha decidido lanzar al mercado la segunda generación de su SAV compacto (Sport Activity Vehicle) X3 tras siete años de una historia de éxito, que mejora en todo a su antecesor, consiguiendo una relevante similitud tanto en diseño como en equipamiento a su hermano mayor X5. Además de estas cualidades han dotado al nuevo X3 de más espaciosidad interior lo que mejora notablemente el confort, así como de motores gasolina y diésel más eficientes ya conocidos en el X5 con mayores prestaciones y menores consumos. Ahora es más Efficient Dynamics.
Todo ha cambiado notablemente, aunque el diseño es lo primero que llama nuestra atención. Se ha refinado notablemente el aspecto en general pasando de las aristas geométricas a las líneas redondeadas, con rasgos muy marcados pero mucho más suaves, algo que se aprecia por toda la carrocería. El frontal presenta un capó con más líneas de expresión que lo hacen más agresivo, aunque siempre más suaves y refinadas que en su anterior generación, acompandose de un nuevo paragolpes mᡡs envolvente con más cantidad de material pintado en color de carrocería, unos faros más rasgados con los tradicionales aros circulares y la típica parrilla de doble rin m᳡s grande y con las varillas más separadas, sugiriendo en conjunto más elegancia. El lateral se caracteriza por unas líneas dinámicas más marcadas y ascendentes hacia la zaga que dibuja una forma de cuña, transmitiendo potencia y velocidad. La zaga por su parte presenta unas ópticas más grandes llevadas hacia los extremos, con iluminación por diodos de led en forma de T y transmitiendo un gran aplomo junto a unos pasos de rueda ensanchados y una luneta trasera más ancha que consigue también mayor visibilidad.
Un vistazo al interior del X3 basta para apreciar una mayor amplitud para los pasajeros, además de incorporar materiales de más calidad en general, pudiendo completarse opcionalmente con materiales nobles como la piel de primera calidad para los asientos, los revestimientos del salpicadero y los paneles de las puertas, o la madera para las molduras del habitáculo. El salpicadero y el cuadro de mandos son de nueva factura, muy similares a los de nueva generación de sus hermanos pequeños y mayores, siempre buscando la mayor ergonomía para el conductor, con una consola asimétrica orientada hacia éste donde encuentra el sistema de climatización que se maneja desde ahí mismo, así como una gran pantalla de 6,5 pulgadas de serie donde se reflejan los sistemas de navegación y audio que se manejan desde el túnel central con el mando iDrive más intuitivo. Junto a este nos encontramos la palanca de cambios, manual o automática de accionamiento electrónico como en el X5, así como los sistemas opcionales del control dinámico del chasis o el freno de estacionamiento electrónico. El cuadro de mandos presenta dos grandes relojes que muestran la velocidad y las revoluciones del motor y dos más pequeños a los lados que informan de la temperatura del agua y del nivel de combustible, todos ellos analógicos. En la zona central inferior incorpora una pantalla digital de información heredada del Serie 7, que deja atrás el simple color naranja para ofrecer una pantalla multicolor mucho más real y atractiva.
Gracias a un buen aprovechamiento de sus dimensiones, que alcanzan los 4,680 metros de longitud, los 2,098 metros de ancho y los 1,661 metros de alto, el interior es ahora bastante más espacioso y modular, como atestiguan los 1.600 litros de capacidad máxima del maletero con los asientos traseros abatidos, así como la opción de ser abatidos en proporciones 40/20/40 ó 60/40 que permiten configuraciones a capricho dependiendo de las necesidades. Con los asientos habilitados para los pasajeros el espacio disponible en el cofre es de unos destacados 550 litros.
El equipamiento disponible de serie y en opción también se beneficia en esta evolución, alcanzando niveles de segmento superior, lo que le acerca al X5, con una novísima función Auto Start/Stop de serie con el gasolina 35i asociado siempre al deportivo cambio automático secuencial de 8 velocidades y opcional para el diésel 20d, regulador de velocidad con control de distancia por radar y función de frenado automático de serie en toda la gama manejable desde el volante deportivo multifunción, servodirección electromecánica, visor de información en el parabrisas con el Head Up Display, cámara de visión trasera con función Top View, climatizador automático de dos zonas, navegador con disco duro, acceso a Internet y teléfono manos libres por Bluetooth. Buscando la máxima eficiencia se incluyen elementos de serie para todos los X3 como recuperación de la energía de frenado, dirección asistida electromecánica EPS, así como un indicador de cambio de marcha recomendada con el cambio manual de 6 velocidades en el diésel 20d y neumáticos de baja resistencia a la rodadura.

a fondo :: BMW X3 2

Pero lo más destacado es la incorporación de los nuevos motores más eficientes. Inicialmente se va a comercializar a partir del 25 de noviembre con el xDrive 20d en diésel, un cuatro cilindros de 2.0 litros con turbocompresor de geometría variable e inyección directa por common rail de alta presión a 1.800 bares que entrega ahora 184 cv, sustituyendo al motor de 177 cv, asociado de serie a un cambio manual de 6 velocidades aunque opcionalmente se puede adquirir con el automático secuencial de 8 velocidades con función Auto Start/Stop. En gasolina se incorpora el xDrive 35i, el 6 cilindros en línea de 3.0 litros con doble turbocompresor de última generación también con inyección directa de alta presión y Valvetronic para entregar 306 cv de potencia, que en este caso sustituye al anterior 3.0i. Va asociado de serie al cambio automático secuencial de 8 velocidades con palanca electrónica y levas en el volante.
En cifras, el motor turbodiésel de 2.0 litros entrega 184 cv, aumenta su par motor en un 9% hasta los 380 Nm, para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanzar los 210 km/h. Sin embargo rebaja el consumo en un 14% dejándolo en 5,6 litros a los 100 km homologados y las emisiones de COz2 en un 15% hasta los 147 gr/km. El motor de gasolina de 3.0 litros biturbo logra 306 cv, lo que le convierte en el modelo más deportivo del segmento. Aumenta su par motor en un 27% hasta los 400 Nm, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h. Los consumos los reduce drásticamente en un 8% dejándolo en 8,8 litros a los 100 km de media homologada y las emisiones en un 11% hasta los 204 gr/km.
Este lanzamiento, que coincide con el 25 aniversario de la tracción total xDrive de BMW, un sistema de tracción que lleva este BMW X3. Es una tracción total permanente con diferencial electrónico de reparto del par optimizado hacia el mayor dinamismo conectado con los controles dinámicos de estabilidad y tracción DSC y DTC del coche, que en condiciones normales funciona como un coche de propulsión con el 60% de la fuerza al eje trasero que varía hacia el eje delantero cuando detecta pérdidas de tracción. La configuración del chasis ha mejorado la agilidad y el confort con un ancho de vía ligeramente mayor y el eje delantero de doble articulación y el eje trasero de cinco brazos ambos realizados en ligero aluminio. Esta faceta deportiva mejora aún más con la elección de la opción de dirección activa deportiva variable así como la opción del control electrónico del chasis y la amortiguación, con las posiciones Normal, Sport y Sport + que hace las reacciones más confortables o deportivas.
Los precios son de 42.900 euros para el X3 xDrive 20d de 184 cv y de 59.200 euros para el X3 xDrive 35i de 306 cv.