BMW X1: Restyling y nueva gama

x_portada_15a8cf2eb0fb8679a8e9a14d6.jpg
Enrique Marco04 may 2012
BMW renueva su X1 tras dos años y medio en el mercado. Los cambios estéticos son muy ligeros, pero la gama mecánica crece con nuevas unidades -16d, 18i y 25d- y se revisan algunas de la ya existentes.
La buena marcha de algunos SUV Premium de reducidas dimensiones como el Audi Q3 y el Range Rover Evoque ha obligado a BMW a ponerse las pilas con el X1, un modelo que tras dos años y medio en el mercado ha vendido un total de 275.000 unidades. Ahora, además de fabricarse en Alemania, se monta también en China, y la marca bávara entra tanto en el mercado chino como en el estadounidense.
Este verano los X1 que lleguen a los concesionarios lo harán con un ligero restyling y con una nueva gama mecánica. Estéticamente cuesta diferenciar al modelo nuevo del que todavía se vende, pues tan solo ligeros retoques en los grupos ópticos (que conservan los anillos luminosos de los faros delanteros pero añaden un listón de led), en la parrilla delantera y en algunas molduras identifican al nuevo X1. Eso sí, como suele ser habitual en esos casos, se presentan nuevas tonalidades de carrocería y nuevos diseños de llantas de aleación.
En el interior también se retocan algunos elementos, como la consola central, ahora más orientada hacia el conductor y con materiales de gran calidad. También cambia la gama de acabados, con una opción básica y dos más completas, xLine y Sport Line, la primera con una gran imagen de robustez y la segunda con un estilo más dinámico. Por encima de estas se encuentra la línea opcional M, más deportiva todavía. Y en cuanto a equipamientos, de serie todos vienen ya muy completos, pero opcionalmente se pueden añadir cantidad de electos de ayuda a la conducción de última generación.

x_x_71beb86ed98072d06deccaad8.jpg

Mecánicamente también encontramos novedades, con algunas unidades revisadas y con opciones totalmente nuevas. Todos los motores son de cuatro cilindros y de 2.000 centímetros cúbicos, aunque con un amplísimo abanico de posibilidades tanto en gasolina como en diésel, pues de hecho se ofrecen hasta ocho escalones de potencia (de 116 a 245 cv). Dependiendo de la evolución, los X1 podrán ser de propulsión trasera o de tracción total, así como manuales o con el nuevo cambio Steptronic de 8 velocidades con función de arranque y para Auto Start Stop.Todos los motores son de cuatro cilindros y de 2.000 centímetros cúbicos.
Es nuevo el X1 sDrive 16d de 116 cv, el cual ocupará el escalón de acceso a la gama BMW X1. Sólo gasta 4,9 l/100 km aunque ofrece unas prestaciones respetables: 190 km/h y 11,5 segundos de 0 a 100 km/h. A falta de conocer su precio, será el BMW tipo SUV más barato de la casa bávara. En el lado opuesto nos encontramos con la otra novedad en diésel, el X1 xDrive 25d de 218 cv, versión que sustituye a la anterior 23d de 204 cv y que puede alcanzar unas prestaciones de verdadero deportivo: 6,8 segundos de 0 a 100 km/h y 230 km/h. Ahora el X1 20d (de propulsión o tracción integral) gana 7 cv para pasar a 184 cv, mejorando las prestaciones y reduciendo a la vez los consumos. La variante Efficient Dynamics Edition, con 163 cv, ofrece unas cifras de consumos y emisiones récord en su categoría, pues sólo necesita 4,5 l/100 km y emite 119 g/km de CO2. Finalmente en gasolina se estrena el sDrive 18i de 150 cv, que si bien comparte bloque con sus hermanos mayores, no lleva sobrealimentación y por tanto no obtiene el rendimiento de los ya conocidos 20i de 184 cv y 28i de 245 cv.

x_xb_e58b506b9e3f46b7fb98e055b.jpg