BMW Serie 7

0
En el ecuador de su vida comercial, la actual quinta generación de la Serie 7 de BMW recibe un restyling, equipamientos enriquecidos, retoques que en los motores que mejoran consumos y prestaciones, y unas nuevas mecánicas, las correspondientes al 750xd de 381 cv y al ActiveHybrid 7 de 354 cv. Con este superdiésel, el BMW Serie 7 contará con la mecánica de gasoil más potente de la categoría, superando ampliamente a los Audi A8, Mercedes Clase S y Jaguar XJ.
Nuevos faros delanteros provistos únicamente de leds, algunos retoques en elementos aerodinámicos y un tablero de mandos con nuevos y más modernos equipos telemáticos (también con nuevos sistemas de entretenimiento para las plazas traseras) son las novedades que se aprecian a simple vista. El resto son mejoras de equipamiento y técnicas que a continuación describiremos.

Técnicamente, decir que todas las versiones del BMW Serie 7 2012 vienen con cambio automático de 8 velocidades; mientras que la puesta a punto del chasis se ha perfeccionado con ajustes en la dirección, los amortiguadores e incluso la suspensión neumática. Y de motores, no cambia el tope de gama (760i V12 biturbo 6.0 de 544 cv), se presentan dos propuestas totalmente nuevas (el 750xd de 381 cv y una segunda generación híbrida que sustituye la mecánica principal por una de inferior potencia, más lógica, y de consumos muchos menores), y el resto de la gama intermedia toda experimenta una mejora de potencias y reducciones de consumos. Vamos a verla.Todos tienen caja automática del 8 velocidades. El único que no cambia es el 760i.
El nivel básico en diésel, el 730d, pasa de 245 cv a 258 cv, y también incrementa 20 Nm el par hasta los 560 Nm. Sus cifras de consumos y emisiones se reducen sustancialmente hasta los 5,6 l/100 km (-1,6 l/100 km) y 148 g/km de CO2 (-30 g/km). El siguiente escalón, el 740d, también de seis cilindros y 3.000 cc pero con la moderna tecnología Twin Power Turbo, gana 5 cv respecto a su predecesor para alcanzar los 313 cv y los 630 Nm de par. Comparado con su potencial, los datos de consumo y emisiones son ridículos, pues se conforma con 5,7 l/100 km y 149 g/km de CO2. Y la novedad se llama 750xd, con la “x” porque de serie viene asociado al sistema de tracción integral. Este nuevo motor parte de la misma base mecánica de seis cilindros y tres litros que sus hermanos pequeños 730d y 740d, pero gracias a sus ¡tres turbos! eleva la potencia hasta los 381 cv y el par hasta los 740 Nm. Con semejante potencial acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,9 segundos y apenas consume y emite 6,4 l/100 km y 169 g/km de CO2.  Impresionante.

En gasolina el 760i de 544 cv se queda como está, pero el resto mejora. El BMW 750i con el motor 4.4 V8 gana 43 cv para situarse en 450 cv y rebaja cuatro décimas su registro de aceleración de 0 a 100 km/h para fijarlo en 4,8 segundos; mientras que sus consumos y emisiones bajan de forma espectacular hasta los 8,6 l/100 km y 199 g/km. El 740i mejora igualmente su rendimiento, fijando ahora su potencia en 320 cv y su consumo medio en 7,9 l/100 km. Finalmente, el BMW ActiveHybrid 7 estrena el motor Twin Power Turbo idéntico al del 740i, en sustitución del ocho cilindros anterior. Gracias a la fuente de alimentación eléctrica de 40 kw logra una potencia combinada de 354 cv, lo cual le permite obtener unas prestaciones sobresalientes (de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos) combinadas con unos consumos y emisiones realmente contenidos (6,8 l/100 km y 158 g/km). Con este BMW Serie 7 híbido es posible recorrer hasta 4 km siempre y cuando no se superen los 60 km/h de forma totalmente eléctrica y, por tanto, sin ruido, con 0 gasto y 0 emisiones.
La versión híbrida es ahora mucho más eficiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.