BMW Serie 5 535i: El crucero supersónico

a fondo BMW Serie 5 535i 1
Raúl Toledano25 feb 2011
Esta piedra filosafal de BMW reúne a la par un comportamiento fiero y confortable gracias a su nueva suspensión de dureza variable. Además, es el primera unidad del segmento E en contar con la dirección activa integral
A fondo
-Comportamiento dinámico y mecánica elástica
-Tecnología de primer orden
-Suspensión de dureza variable-Equipamiento base y precio de extras
-Diseño interior poco renovado
-Adaptación a las cuatro ruedas motricesSi algo distingue la gama de berlinas de BMW del resto de rivales Premium es su deportividad al volante. En el segmento E, el de las berlinas corporativas, la firma de Munich alcanza con esta sexta generación de su Serie 5 un extraordinario dinamismo, en el que, gracias a un paquete de sistemas tecnológicos de primer orden incluidas las cuatro ruedas directrices, primer modelo de la categoría que las monta opcionalmente-, dotan al conductor de todos los elementos posibles para realizar una conducción a su medida. De hecho, uno, si quiere, se puede sentir a los mandos de este 535i -54.000 euros de precio base- como un conductor de una limusina: el confort también está garantizado. La comodidad a bordo de los pasajeros, con materiales y ajustes que no defraudan, es una constante una vez nos subimos a su habitáculo. Claro está que si uno quiere completar esta unidad con un equipamiento acorde con su mecánica, se tiene que rascar el bolsillo. Entre dispositivos de seguridad, confort, entretenimiento y ayuda a la conducción, el asunto se nos puede escapar hasta más de los 90.000 euros.
a favorComportamiento dinámico y mecánica elásticaTecnología de primer ordenSuspensión de dureza variableen contraEquipamiento base y precio de extrasDiseño interior poco renovadoAdaptación a las cuatro ruedas motrices
A medio camino entre el Serie 3 con el que comparte líneas de diseño- y el Serie 7 con el mismo esquema de suspensiones-, el Serie 5 sigue siendo la berlina más ágil del segmento, y eso que ha crecido en longitud hasta unos contundentes 4,89 metros. La disputa por ganarse a una cartera de clientes de lo más fiel así lo demuestran los últimos datos de ANFAC; los modelos de gama alta describen la caída de ventas más suave en España- continúa en plena efervescencia. Cinco unidades se disputan el pastel: Jaguar XF, Mercedes Clase E, Audi A6, este Serie 5, e incluso el Volvo S80, el más económico de todos. La mecánica de nuestra unidad de pruebas, gasolina de inyección directa 535i Twin Turbo y 306 cv, se está erigiendo como un propulsor transversal, que BMW ya ha montado en modelos de lo más diverso: desde el Serie 1 135i hasta el Z4 Roadster sDrive35i.
La primera de las felicitaciones por la concepción de este nuevo Serie 5 tendría que recaer en los diseñadores de la marca bávara. Si algo diferencia al actual modelo del anterior es el salto estético que protagoniza, con un conjunto mucho más integrado y equilibrado; hablando claramente: el anterior Serie 5 era un ladrillo, con una zaga pegada al resto del vehículo. Ahora las cosas cambian. Más estilizado y con trazos más curvados, el Serie 5 comparte la modernidad de su hermano mayor, pero con unos leves retoques faros, voladizo recortado- que le confieren un mayor dinamismo. Con la mayor distancia entre ejes del segmento -8 cm más que su antecesor- y una anchura que crece en 4 cm, la berlina muniquesa nos cautiva por su alargado capó, su línea de techo asemejándose a la de un coupé y por el resto de rasgos típicos de la casa: parrilla ovoide doble en posición vertical, el marcado abombamiento del capó, la estilizada estética de las formas laterales y una zaga de formas mucho más sutiles que antes.

a fondo BMW Serie 5 535i 2

"Su interior, continuidad del anterior Serie 5, destaca por su fuerte personalidad: pantalla a color, mando ConnectediDrive, asientos en cuero o inserciones de madera en los paneles de las puertas" Su interior está formado por un exquisito combinado de elementos que le proporcionan una fuerte personalidad. Su elegante salpicadero con visera y de plásticos duros integra a la perfección la pantalla a color en la zona central superior y los relojes de instrumentalización. Más abajo una inserción satinada ejerce de frontera con la consola central clásica en los modelos de alta gama BMW. De arriba abajo: audio, climatizador, el sofisticado pomo de la palanca de cambios automática, a su derecha el mando ConnectediDrive que controla todas las funciones de confort, seguridad y entretenimiento y a su izquierda los mandos de la nueva suspensión variable, con los cuatro modos de conducción: Confort, Normal, Sport y Sport+. Los paneles de las puertas conjugan a la perfección la tapicería en cuero con inserciones en aluminio y madera de alto lujo (3.650 euros). La posición de conducción es excelente, con reglajes eléctricos para uno mismo y acompañante: ajustes en hombros, parte delantera de la banqueta, longitudinal y cuatro niveles de memoria (2.721 ). La comodidad total llega de la mano de unos asientos delanteros térmicos (458 ) y deportivos, del paquete M (699 ). Al incorporar un freno de estacionamiento eléctrico, ocupando menos espacio que la palanca del modelo anterior, ha sido posible destinar la parte final de la consola central la zona entre los asientos, para entendernos- para colocar unos amplios cajones, muy oportunos para todo tipo de objetos.Su interior, continuidad del anterior Serie 5, destaca por su fuerte personalidad: pantalla a color, mando ConnectediDrive, asientos en cuero o inserciones de madera en los paneles de las puertas
En un coche de estas dimensiones, la habitabilidad es uno de sus puntos fuertes. De ergonomía intachable, el espacio de piernas para los pasajeros delanteros es mayor que en la hilera trasera, donde dos adultos de talla alta pueden viajar confortablemente, aunque descartándose, como ocurre en el resto de modelos del segmento, un tercer ocupante para la zona central, estrecha, incómoda y sin centímetros para estirar las piernas. Quizá el Serie 5 sea el más limitado en cuanto a espacio. Por ejemplo, en la capacidad de carga de su maletero, a pesar de su crecimiento en todas las cotas, sus 520 litros son inferiores a los 546 l del A6 o 540 l del Clase E. Un XF tiene menos capacidad, 500 litros.
El equipamiento de serie, como suele ser tradicional en BMW, es muy justo para los 54.000 euros que estamos pagando sin añadir ningún extra, aunque destaca por poseer todo lo necesario para viajar seguros: airbags frontales, laterales y de cortina, reposacabezas activos, ABS con control de frenada en curva y asistente de frenada de emergencia, DSC y ESP, regeneración de energía de frenado, control de crucero con función de frenado, leds de luz diurna, sensores de luz y lluvia, isofix, ajustes eléctricos de la altura del asiento y la inclinación del respaldo, volante multifunción. A nivel de confort: volante revestido en cuero, Radio CD-MP3 con seis altavoces o cierre centralizado.

A partir de aquí, la lista de elementos a añadir es de lo más extensa, y no lo neguemos, necesaria en muchos casos. Llantas de 18 pulgadas con neumáticos 245/45 delante y 275/40 detrás (2.252 ), portón trasero automático (674 ), sistema automático Softclose de cierre de puertas (771 ), Head-Up Display (1.647 ), climatización de cuatro zonas (567 ), advertencia de cambio de carril (746 ), asistente de ángulos muertos (734 ), el sistema de visión nocturna con reconocimiento de personas (2.409 ), navegador (3.024 ), USB (361 ), Bluetooth (771 ), asistente de aparcamiento (975 ), techo de cristal panorámico y eléctrico (1.600 ), acceso y arranque con llave inteligente (937 ), dirección activa integral (2.107 ), faros de xenón con función de de luz de cruce y carretera (1.120 ), control dinámico de la suspensión (1.565 ), Adaptive Drive (3.613 ), cambio automático de variador continuo Steptronic (2.649 ), Surround View o cámaras perimetrales (843 ) o control de crucero con función Stop&Go (1.867 ).Constrúyete un BMW a tu medida: Head-Up Display, asistente de ángulos muertos, sistema de visión nocturno con reconocimiento de personas, navegador, dirección activa integral, cambio automático Steptronic o Surround View
"Cuatro tipos de conducción en el mismo coche: Confort, Normal, Sport y Sport+"Toda esta sobrecarga de equipamiento incrementa notablemente el peso inicial, de 1.700 kg, que se ha conseguido gracias a la utilización de materiales ligeros a lo largo y ancho de la carrocería: capó, portón, laterales, puertas El esquema de suspensiones está compuesto, como en el Serie 7 y Serie 5 GT, de doble brazo transversal en el eje delantero e Integral-V en el trasero, aportando una suavidad de marcha estupenda y a la vez un comportamiento fiero y eficaz, asociado al sistema de suspensión de dureza variable. Con este dispositivo el conductor puede optar por diferentes grados de dureza de la amortiguación al mismo tiempo que modifica la gestión de la caja de cambios, la respuesta del motor al acelerador e incrementa o reduce la dureza de la dirección. Así, nos encontramos con un modo Confort, con el que la filtración de todas las irregularidades del firme está garantizada gracias a unos controles bastante intrusivos; modo Normal, todos los reglajes están equilibrados; y para los conductores más hambrientos de experiencias deportivas, los programas Sport, las reacciones son más bruscas y los controles se vuelen más permisivos, y Sport+, con el que quedan desconectados todos los controles. Este sistema de suspensión (opcional) dota de una mayor versatilidad a un Serie 5 que tradicionalmente siempre había destacado por un tacto más firme y seco, acostumbrándonos a reacciones más de un deportivo que de una berlina. De todos modos, en cualquier configuración posible, este 535i se muestra aplomado, extraordinariamente bien apoyado, sin inmutarse en las situaciones más críticas.Cuatro tipos de conducción en el mismo coche: Confort, Normal, Sport y Sport+
Otro de los elementos opcionales muy beneficiosos para el día a día en un coche de casi cinco metros de longitud son las cuatro ruedas directrices, denominada por BMW dirección integral activa. Asociada a la fabulosa y precisa servodirección electromecánica, este sistema posibilita el giro de las ruedas posteriores hasta 2,5 grados en el sentido de la dirección por encima de los 60 km/h, y en sentido inverso por debajo de dicha velocidad, lo que se traduce en todo un argumento de placer, agilidad y precisión al volante, aunque requiere de cierta atención en los primeros kilómetros.
"Es la berlina corporativa con unas reacciones más deportivas. La sensación de empuje se nota ya a muy baja velocidad"La agilidad global del bastidor va de la mano con el colosal motor gasolina de doble turbo y tres litros, el 535i, que desarrolla 306 cv de potencia máxima. Acoplado en nuestra unidad de prueba sobre el cambio automático de variador continuo y ocho velocidades Steptronic, el BMW sorprende por su excelente calidad de rodadura e insonorización. La aceleración de 0-100 km/h, de 6,1 segundos, habla por si sola. La elasticidad de este seis cilindros es grandiosa, ofreciendo su máxima fuerza, 400 Nm, en un régimen realmente bajo, 1.200 rpm, y estirándose hasta alcanzar las 6.000 vueltas sin apenas notar flaqueza alguna. Entremedias, se comporta de un modo muy progresivo, hasta detenerse el motor en los 250 km/h. Las reacciones de este BMW se pueden disfrutar más si lo acompañas de unas levas tras el volante. Entonces, la emoción de conducir un deportivo nos envuelve. Y lo cierto es que el conductor de este motor turboalimentado se puede desentender del modo secuencial del cambio, colocando la palanca en D, puesto que la aceleración siempre, siempre es muy intensa. La sensación de empuje a una velocidad baja, a diferencia de su competencia, es bastante elevada. Todas estas aptitudes repercuten en su consumo real de combustible, que se dispara hasta más de los 12 l/100 km (8,5 l/100 km oficiales) si somos muy generosos a la hora de hundir el pie en el pedal del acelerador. Sus emisiones de CO2 son de 199 g/km.Es la berlina corporativa con unas reacciones más deportivas. La sensación de empuje se nota ya a muy baja velocidad