BMW Serie 4 Coupé 435i xDrive Pack M: Más deportivo y distinguido

gen_rep_i_b87d6bba722873318f5fcf720.jpg
Diego Zotes04 nov 2014
Con un diseño renovado, más refinado y de mayor empaque y un interior a la altura de los coupés de lujo de tamaño medio, el nuevo Serie 4 Coupé nos recuerda más en todos los sentidos a un Serie 6 Coupé que al Serie 3 Coupé al que sustituye.
Fruto de la nueva estrategia de BMW de nombrar con series pares a sus más elegantes coupés deportivos, que recoge de los históricos coupés de la marca Serie 6 y Serie 8, este tan atractivo que hoy probamos es el recientísimo Serie 4, el deportivo coupé de gama media de cuarta generación que sustituye y mejora en todo al anterior Serie 3 Coupé, básicamente con un exclusivo diseño deportivo que gana notablemente en volumen y atractivo, con un gran aplomo y sugiriendo dinamismo por los cuatro costados. Además con su denominación par, se desmarca claramente a nivel tecnológico y de conducción de la berlina Serie 3 de la que deriva.
a favor- Espectacular diseño coupé- Excitante motor biturbo- Confort interior ejemplaren contra- Rumorosidad de rodadura percibida- Boca de carga estrecha- Precio
Ahora es mucho más coche y de aspecto más deportivo, con una carrocería más larga, más ancha y más baja, así como con una distancia entre ejes también mayor, diferencias que se perciben a la vista y se dejan notar en la habitabilidad y en la conducción. Nos recuerda al grandísimo coupé de la marca, a un Serie 6 Coupé a escala, con una silueta general más alargada y baja. Con este gran porte ya puede plantar cara de tu a tu a los impresionantes Audi A5 Coupé y al Mercedes Clase C Coupé.El nuevo Serie 4 Coupé, como su nombre indica, sube un buen peldaño en calidad y refinamiento
Más deportivo y elegante
Exteriormente el Serie 4 Coupé es mucho más llamativo que su antecesor, con una línea mucho más fluida, marcada y agresiva y unas dimensiones mayores que le confieren una imagen más poderosa y un aspecto más musculoso. Los rasgos deportivos típicos de la marca se dan cita para reforzar un perfecto diseño equilibrado, mediante unos voladizos muy pequeños, un tremendo capó alargado muy marcado, un habitáculo retrasado y una línea de techo fluida que consigue una silueta con gran tensión.

detalle_modelo_c0461dbafb3b4847980401bfb.jpg

Más bajo y afilado resulta más deportivo y aerodinámico, destacando un frontal muy agresivo con ópticas integrales de led opcionales que albergan los típicos faros dobles redondos, la reconocible doble parrilla ovoide de grandes dimensiones y la tremenda entrada de aire del paragolpes. La zaga por su parte muestra un mayor empaque, con unas preciosas ópticas alargadas iluminadas también por led, que logran una imagen plana y hace resaltar los tremendos pasos de rueda y acentúan el ancho del eje trasero. Como en la Serie 3, en el lateral nos encontramos unos interesantes conductos de aire denominados “Air Breather” con la importante función de refrigerar los frenos y mejorar el flujo aerodinámico a la altura de las ruedas que viene de la zona del paragolpes y entra por los “Air curtain”.
En el interior del BMW Serie 4 Coupé se combinan acertadamente deportividad y exclusividad, refinándose al máximo la apariencia y huyendo de la simplicidad vista anteriormente, con una ergonomía ejemplar que facilita la conducción deportiva. Todos los elementos de mando relevantes están agrupados al alcance del conductor, por lo que se puede acceder a ellos cómodamente y con facilidad. Los materiales son de primera calidad y el acabado es excelente, creando un ambiente selecto en el interior, poniendo la guinda el nuevo cambio automático gestionado mediante palanca electrónica así como el sistema iDrive con nuevos mandos, más sencillo de utilizar con un selector de gran tamaño y con múltiples posibilidades.
En la parte posterior nos encontramos unos asientos muy ergonómicos de corte evidentemente deportivo, pero con una gran amplitud para las piernas incluso más que en su hermano mayor Serie 6 Coupé. Parecen asientos individuales, gracias a los laterales envolventes de banqueta y respaldo y a la incorporación de reposacabezas como los delanteros. El espacio que queda en el maletero ha crecido respecto al del Serie 3 Coupé de anterior generación en 5 litros, hasta los 445 litros, mostrándose más que aceptable.

detalle_interior_9969bdb3c04d3812bdf494465.jpg

Llama la atención un nuevo salpicadero asimétrico donde la consola está orientada hacia el conductor que disfruta además de un nuevo volante deportivo M muy destacado, de tres radios finos con multifunción. Incorpora levas opcionales, que son muy interesantes para realizar una conducción deportiva. Esto es gracias al acabado M de nuestra unidad de pruebas, que incorpora aditamentos deportivos tanto en el exterior como en el interior.El motor de seis cillindros en línea 3.0 litros biturbo del 435i es de lo mejor del mercado por su relación entre potencia y suavidad
Propulsor sobresaliente
Pero sin duda, uno de los elementos más atractivos de nuestro 435i xDrive es el comportamiento de su espectacular motor Twin Power Turbo de 6 cilindros y 3.0 litros con doble turbo que rinde una potencia de nada menos que 306 cv de potencia, con lo que consigue unas prestaciones impresionantes. Logra el 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Resulta ciertamente muy rápido, y además es extremadamente suave. Los consumos a su vez se han visto reducidos de forma llamativa gracias a los sistemas Efficient Dynamics de serie, dejándolo en 8,2 litros a los 100 km tanto en ficha técnica como en consumo real si se conduce de modo muy suave. ¡Impresionante!

detalle_apariencia_362c9125f1718fa0694acac6e.jpg

Además del empleo de materiales más ligeros en los propulsores, nos encontramos con una serie de soluciones Efficient Dynamics como la función Auto Start Stop de arranque y parada automáticos, recuperación de la energía de frenado o activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario, que contribuyen adicionalmente a reducir el consumo y las emisiones. De hecho con el modo de conducción ECO PRO, es posible reducir el consumo en hasta un 20%.
Está combinado con el nuevo cambio automático de 8 velocidades de funcionamiento rápido y suave, que nos resulta plenamente satisfactorio para todo tipo de conducción, desde realizar trayectos urbanos por el confort que supone hasta largos kilometrajes por autopista por su funcionamiento suave y preciso con un aumento mínimo del consumo.
Lo que sí aumenta ligeramente el consumo y lleva nuestra unidad es el sistema de tracción total xDrive, aunque también tiene la indudable ventaja de que mejora la seguridad cuando se realiza una conducción rápida y sobre todo si es por asfaltos imperfectos o en condiciones de baja adherencia.

detalle_conduccion_e9f5a9fd39859245904501b77.jpg

En cuanto al comportamiento, este BMW 435i Coupé destaca por invitar en todo momento a hacer una conducción deportiva debido a una gran manejabilidad y a unas prestaciones que quitan el sentido, con una dirección electromecánica fiel a las órdenes del conductor para aprovechar toda la entrega de potencia, aunque en su contra hemos de confesar que transmite poco, muy poco al conductor con un exceso de asistencia. Pero también resulta perfecto para devorar kilómetros a velocidades legales y con un estilo de conducción eficiente, puesto que su motor y especialmente su chasis ¡está preparado para todo!
El chasis es un elemento muy importante, y de base partimos con un excelente reparto de pesos, como siempre, de 50/50 delante y detrás. Respecto al anterior Serie 3 Coupé presenta una mayor distancia entre ejes y entre ruedas, y su centro de gravedad es más bajo, colocándose en los 500 mm, lo que consigue una estabilidad absoluta y, además, transmitirlo al conductor. Eso sí, su gran rigidez general nos hace percibir incluso de forma molesta las irregularidades del asfalto. En definitiva, la conducción más rápida en este Serie 4 Coupé 435i xDrive se realiza con suma facilidad y gracias a la tracción total xDrive los más inexperimentados podrán evitarse más de un susto.