BMW Serie 3: 330d con 245 cv

Enrique Marco15 jul 2008
La Serie 3 de BMW se renueva tres años después del lanzamiento de la actual generación. Y lo hace con un restyling para todas sus carrocerías que parece ligero, porque el diseño no varía mucho, pero en realidad es profundo.
Restyling y 330d con 245 cv
La Serie 3 de BMW se renueva tres años después del lanzamiento de la actual generación (la quinta generación, código interno E90), que se produjo en marzo de 2005. Y lo hace con un restyling para todas sus carrocerías que, si bien parece ligero porque el diseño de sus elementos no varía mucho, en realidad es profundo ya que cambian un buen número de partes de la carrocería y, también, alguna del interior.

a fondo BMW Serie 3 1

No sólo los grupos ópticos (ahora con luz diurna y leds), los paragolpes o la rejilla frontal, sino también el capó y el portón; e incluso la anchura de vías, que es 24 mm mayor según versiones. En el interior leves redistribuciones de mandos, nuevas tapicerías y guarnecidos, etc. No obstante, en el equipamiento sí que se incluyen nuevos instrumentos tecnológicos como el acceso a Internet o el navegador con disco duro de 80 Gb.
En el apartado técnico, no hay ninguna versión nueva, pero sí una notable mejoría en el 330d y nuevas combinaciones de cajas de cambio y sistemas de tracción. Ahora el 330d pasa de tener 231 cv a 245 cv, una mejora que le permite aumentar prestaciones y a la vez disminuir consumos y emisiones. No cambia la cifra de velocidad máxima, que ya era de 250 km/h limitada, pero sí vemos ahora una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, un consumo medio de 5,9 l/100 km y unas emisiones de 152 g/km. ¡Fantástico!
Por lo que se refiere al resto de motores, en diésel continúan invariables el 318d de 143 cv, el 320d de 177 cv, el 325d de 197 cv y el 335d de 286 cv; mientras que en gasolina siguen los 318i de 143 cv, 320i de 170 cv, 325i de 218 cv, 330i de 272 cv, 335i de 306 cv y el V8 de 420 cv del M3.
Las nuevas combinaciones comienzan con la posibilidad de montar tracción total con algunos motores de cuatro cilindros, así nace el 320d xDrive, tanto con carrocería berlina como Touring. También aparece el 318d con cambio automático de seis velocidades como opción, y en los 335i Cabrio y Coupe la nueva opción es el cambio de doble embrague de siete velocidades. Por último, bajo el programa BMW Blue Performance aparece la función “auto start stop”, disponible para los motores de cuatro cilindros y cambio manual. Se trata de un sistema que apaga el motor cuando de introduce el punto muerto al detenerse, para después volverlo a encender automáticamente. Como complemento, se añade un testigo de indicación de momento óptimo para pasar a una marcha superior; todo ello con el fin de ahorrar combustible y contaminar menos.