BMW Serie 1: Todos con motores turbo

a fondo BMW Serie 1 1
Enrique Marco06 jun 2011
La segunda generación del BMW Serie 1 crece en medidas y presenta unas motorizaciones de gasolina totalmente nuevas. Inicialmente llega con carrocería de cinco puertas, aunque más adelante se ampliará la gama
NOVEDAD
El compacto de BMW se renueva por completo ya que en unos meses llegará la segunda generación del Serie 1, inicialmente con carrocería de cinco puertas y cinco motorizaciones todas ellas turboalimentadas. De esta forma, junto al cambio de diseño y medidas, la sustitución de los motores de gasolina por unos nuevos Twin Power Turbo será una de las novedades más interesantes en este compacto premium que llegará poco antes de su máximo rival, el Audi A3, modelo que también está a punto de cambiar de generación.
BMW lanzó en 2004 el Serie 1 de la primera generación como sustituto de su anterior gama Serie 3 Compact. Ahora, siete años después, presenta la segunda generación del Serie 1 con el objetivo de ganar espacio, optimizar sus mecánicas y conservar su carácter deportivo. De hecho la marca bávara sigue fiel a la propulsión trasera, la cual optimiza con un control de estabilidad que incluye el diferencial autoblocante electrónico DTC.
El nuevo modelo en su carrocería de cinco puertas (más adelante habrá otros tipos de carrocerías) mide 4,32 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,42 metros de alto, por lo que resulta 8 cm más largo que su predecesor y prácticamente igual de ancho y alto. Su maletero es 30 litros más grande y llega a los 360 litros, capacidad que es posible ampliar a 1.200 litros si recogemos la fila de asientos trasera. Estéticamente lo que más cambia es el frontal, aunque lo cierto es que su estilo no se aleja del resto de modelos de la marca ni rompe con su predecesor. Ahora bien, la habitabilidad en las plazas traseras ha aumentado sustancialmente con más espacio para los pasajeros.

a fondo BMW Serie 1 2

Crece hasta los 4,32 metros y su maletero aumenta 30 litros, ahora con 360 litros de capacidad
Con este crecimiento en medidas el Serie 1 de la segunda generación resulta bastante más grande que el VW Golf y casi igual que el Alfa Romeo Giulietta, aunque sigue siendo algo más pequeño que la mayoría de los compactos generalistas. Y por lo que se refiere a estructura de gama, BMW ha creado dos líneas de estilo: Sport Line y Urban Line. La primera se caracteriza por su estilo deportivo, mientras que la segunda incluye una gran cantidad de detalles cromados y resulta más clásica y lujosa.
Pero vayamos a los motores, y sobre todo a los de gasolina, los que introducen cambios más significativos. Inicialmente habrá dos opciones, 116i de 136 cv y 118i de 170 cv; ambos con una cilindrada de 1,6 litros y la tecnología Twin Power Turbo. El rendimiento de ambos es excelente, y muy superior al de los motores actuales de la veterana Serie 1 de primera generación. Por ejemplo, el nuevo 118i acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos, alcanza los 225 km/h y sólo necesita 5,8 l/100 km.

a fondo BMW Serie 1 3

Más adelante saldrá un diésel de 1,6 litros de cilindrada que sólo gasta 3,8 l/100 km
Los diésel no cambian tanto, pero mejoran sus cifras. Los tres motores iniciales comparten bloque de dos litros y se escalonan en tres niveles: 116d de 116 cv, 118d de 143 cv y 120d de 184 cv. Este último, que sólo necesita 4,5 l/100 km de media, acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y alcanza los 228 km/h. Más adelante la gama diésel de completará con una variante Efficient Dynamics con motor de 1,6 litros y 116 cv, el cual sólo necesitará 3,8 l/100 km y emitirá 99 g/km. Todas estas versiones llevan el sistema de arranque y parada de serie, se ofrecen con cambio manual y algunas de ellas, opcionalmente, con el automático de 8 velocidades.