BMW Serie 1 M Coup: El pequeño artefacto bávaro

a fondo BMW Serie 1 M Coupé 1
Raúl Toledano10 dic 2010
La marca de Munich ataca con todas sus armas, ensamblando su particular y más económico modelo ‘M’, el Serie 1 M Coupé, el tope de gama del compacto Serie 1
El último peldaño ya está aquí. La marca de Munich ataca con todas sus armas, ensamblando su particular y más económico modelo M, el Serie 1 M Coupé, el tope de gama del compacto Serie 1, rival del Audi RS3, Ford Focus RS500, Subaru Impreza WRX STI o Mitsubishi Lancer Evo. La nomenclatura del modelo tenía su morbo, puesto que lo más razonable siguiendo con las raíces del M3 y M5, era denominarlo M1, como aquel afilado coche de competición (1978-1981) y alerón estrambótico ideado por la división Motorsport de BMW. Finalmente, hubo fumata blanca y el Serie 1 no adoptará tales apellidos de gloria, oro y purpurina.
Esta versión, que se presentará a nivel mundial en el próximo Salón del Automóvil de Detroit, viene impulsado por un motor de gasolina de seis cilindros en línea, dos turbocompresores y 340 cv de potencia; todo, acoplado sobre una caja de cambios manual de seis velocidades. Tales parámetros le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, cuando su hermano mayor, el M3, necesita 4,8 segundos. Además alcanza los 200 km/h en 17,3 segundos y logra una velocidad limitada de 250 km/h. Desarrollado por la filial de la firma bávara BMW M GmbH, el nuevo modelo es un deportivo que destaca por su agilidad y prestaciones. Este propulsor es el mismo que incorpora el Z4 sDrive 35s, que en el caso del Serie 1 M gasta 9,6 l/100 km y emite 224 g de CO2 por kilómetro recorrido.
Con tracción a las ruedas traseras, el Serie 1 M incorpora un diferencial trasero autoblocante, mediante embrague multidisco, y un control de estabilidad con distintos modos de funcionamiento M Dynamic Mode, que dota al tren trasero de cierta tracción, bien para que sobrevire o para sacarnos de un apuro en caso de atravesar terrenos resbaladizos como nieve o tierra. Su peso final es de 1.570 kg, por lo que tiene una relación entre peso y potencia muy buena: 4,6 kg por cv. Y en cuanto a su chasis, se han adoptado elementos del M3. De hecho gran parte de éstos son de aluminio para reducir el peso de la unidad. En cuanto a los frenos incorpora de serie unos discos de 360 milímetros de diámetro en el eje delantero y de 350 milímetros en el trasero.
A nivel de diseño exterior también existen diferencias con respecto al Serie 1 Coupé. Por ejemplo, las llantas, específicas para este modelo, de 19 pulgadas y montadas en unos neumáticos de medidas 245/35 en el eje delantero y 265/35 en el trasero. Los paragolpes, unos ensanchados pasos de ruedas, los retrovisores como los del M3, los pilotos con diodos de LED para la luz de marcha atrás, el pequeño alerón trasero y el anagrama "M" en diferentes puntos de la carrocería distinguen a este artefacto bávaro, cuyas grandes entradas de aire del frontal crean una corriente en el exterior de las ruedas delanteras que reduce los remolinos de aire y mejora la aerodinámica. Con un precio sin confirmar, pero que podría rondar los 56.000 euros, el Serie 1 M presenta una anchura de 1,80 metros (55 mm más que el 135i, el hasta ahora tope de gama), que se suma a una longitud de 4,38 metros y una altura de 1,42 metros.