BMW retirará 140.000 coches en China por fallos en sus sistemas de dirección:

BMW retirará 140.000 coches en China por fallos en sus sistemas de dirección 1
Agencia EFE06 ago 2013
La firma BMW Brilliance Automotive Ltd., filial del fabricante alemán de automóviles de lujo BMW, retirará 143.215 coches vendidos en China por posibles defectos en sus sistemas de dirección, anunció hoy la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena.

La llamada a revisión, que se iniciará el 23 de setiembre de este año, afectará a los modelos de la serie BMW 5 fabricados entre el 24 de agosto de 2009 y el 31 de agosto de 2012, precisó el citado organismo, según recoge hoy la agencia oficial Xinhua.

La compañía reemplazará gratuitamente las partes afectadas del sistema de dirección de los vehículos afectados y que podrían desencadenar problemas de seguridad.

El año pasado BWM retiró una cantidad similar de automóviles (120.246) en China de sus series 5 y 6, en ese caso por posibles problemas en una cobertura defectuosa de los cables del sistema de la batería, y otros 3.406 coches de importación, del modelo Mini Cooper, por un fallo en su sistema de refrigeración.

BMW y la firma Brilliance China Automotive formaron una empresa mixta en 2003 para fabricar los modelos de las series BMW 3 y BMW 5 para el mercado chino, uno de los tres principales mercados del mundo para el grupo automovilístico alemán.

Posteriormente, ambas compañías empezaron a fabricar el modelo X1 de BMW, en la segunda planta que BMW puso en marcha junto con Brilliance, en la localidad de Tiexi, en la provincia nororiental china de Shenyang.

En los últimos meses, varios fabricantes de automóviles han llamado a revisión muchos de sus vehículos vendidos en China, después que el pasado 1 de enero el Gobierno chino anunciase la entrada en vigor de nuevas normas de control más estrictas sobre la calidad de los coches.

La nueva normativa permite a las autoridades chinas multar e investigar a los fabricantes de automóviles en el país que, en caso de detectarse defectos en sus vehículos, no los retiren del mercado para corregir el problema con la rapidez necesaria.

En 2012 hubo 113 casos de retiradas eventuales de vehículos en toda China, lo que implicó a cerca de 3,2 millones de modelos defectuosos, un 75 por ciento más que lo detectado en 2011.

BMW aumentó sus ventas de coches en China en un 38 por ciento hasta las 232.586 unidades, durante 2011, mientras que los beneficios netos de Brilliance aumentaron un 27 por ciento en 2012, sobre todo gracias a las ventas conseguidas por su empresa mixta con el fabricante alemán.