BMW M760Li xDrive

0

La nueva generación del BMW Serie 7, símbolo de estatus, dinamismo y tecnologías de confort y seguridad, necesitaba de una versión de alto rendimiento que mostrase la cara más deportiva del fabricante. Ésta acaba de ser presentada por BMW, se llama BMW M760Li xDrive y es una alternativa al enemigo de Stuttgart, el Mercedes-AMG S 65.

De serie con kit aerodinámico M (doble escape M con regulación de mariposas y acabado en color gris exclusivo Cerium Grey y frenos deportivos M con mordazas de color azul metalizado con distintivo M), con neumáticos asimétricos que miden 245/40 R20 delante y 275/35 R20 detrás y con la carrocería alargada (5,24 metros de largo y 3,12 de batalla), la imagen exterior del nuevo M760Li xDrive ya resulta abrumadora.


Para los más despitados, no faltan los logotipos M en el lateral, distintivo V12 en el montante C, «air breathers», elementos decorativos laterales en las puertas, listón embellecedor posterior que atraviesa la manija del maletero, logotipo xDrive y distintivo del modelo.


El confort interior no está reñido con la deportividad. Y es por eso que BMW apuesta para su M760Li xDrive por asientos con múltiple regulación eléctrica, tapicería de napa, embellecedores de madera noble con el contrapunto y molduras negras Fineline con efecto metalizado, o guarnecido del techo de alcántara de color antracita.

Opcionalmente, el BMW M760Li puede sacar su apariencia más lujosa con el acabado Excellence -incompatible con el kit aerodinámico M de serie-, que, agregando componentes de diseño exterior e interior de Pure Excellence, apuesta por unas llantas de aleación ligera de 20 pulgadas de BMW Individual con radios en forma de W de diseño 646, así como un distintivo V12 claro cromado en sustitución del distintivo del modelo.

Acelera de 0 a 100 en 3,9 segundos, cuadro décimas más rápido que su principal rival

El motor gasolina que esconde bajo el capó el BMW M760Li es un doce cilindros de 6.600 cc M Performance TwinPower Turbo de 600 CV a 5.500 rpm y con un par máximo de 800 Nm a 1.500 rpm. Su aceleración de 0 a 100 km/h es de 3,9 segundos y su velocidad punta de 250 km/h (con corte electrónico), aunque puede alcanzar los 305 km/h con el M Driver’s Package.


De serie también son la dirección integral activa xDrive y el chasis Executive Drive Pro, que combina un reglaje confortable de la suspensión y amortiguación, aunque de características marcadamente dinámicas mediante el sistema de compensación activa de las inclinaciones del coche.

El cambio de marchas optimiza el consumo de combustible recurriendo a los datos del navegador

La caja de cambios deportiva Steptronic tiene ocho marchas y diferentes reglajes como uno específico de M Performance o uno de rendimiento optimizado y estrategia de cambio de marchas recurriendo a los datos del navegador, en perfecta armonía con la función de Auto Start Stop, para así homologar un consumo mixto de 12,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 294 g/km.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.