BMW M6: Cupé con el motor del M5

Diego Zotes14 dic 2004
BMW retoma el espíritu de aquel Gran Turismo que bajo el nombre de M635CSi deslumbró en 1985 por su potencial y exclusividad. Ahora, al nuevo M6 se le implanta el imponente motor V10 de la berlina M5 y se le aportan soluciones de reducción de peso al estilo del M3 CSL.
Inicio
A FINALES DE 2005 CON 507 CV

a fondo BMW M6 1

BMW retoma el espíritu de aquel “Gran Turismo” que bajo el nombre de M635CSi deslumbró en 1985 por su potencial y exclusividad. Ahora, al nuevo M6 se le implanta el imponente motor V10 de la berlina M5 y se le aportan soluciones de “reducción de peso” al estilo del M3 CSL. De este modo se logra un automóvil con presencia de superdeportivo, prestaciones espectaculares, alta tecnología, gran comportamiento dinámico y comodidad para largos viajes, incluso con posibilidad de utilizar las plazas traseras.
  Llegará al mercado a finales de 2005, y su precio se desvelará más adelante, aunque observando las diferencias entre los 545i y M5, y comparándolos con el del 646Ci, podría situarse entre 110.000 y 120.000 euros; un precio elevado pero sensiblemente inferior a los 153.500 euros de su máximo rival: el Mercedes CL 600 de dos turbos y 500 cv.
La carta de presentación del nuevo BMW M6 no podrá ser más sugerente: motor V10 de 5,0 litros de cilindrada y 507 cv de potencia, aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h que en caso de no estarlo rondaría los 320 km/h.
Por motor y cambio el M6 es prácticamente un M5, ya que además de las mismas cifras posee las mismas características, como el contenido peso de 240 kg gracias al empleo de aluminio, la función del botón que para uso normal lo deja en “sólo” 400 cv, o el evolucionado cambio SMG de siete velocidades. El peso total del BMW M6, en el que se montan diversas piezas de la carrocería en aluminio, es de 1.710 kg.
En el campo de las suspensiones se parte del 645Ci, con sus sistemas realizados completamente en aluminio. Los neumáticos van montados sobre unas ligeras llantas de aleación de 19 pulgadas, y tienen unas medidas de 255/40 en el eje delantero y de 285/35 en el eje trasero. Por su parte, los controles electrónicos de ayuda a la conducción están tarados de forma específica para el M6, dada la mayor deportividad del coche.
Y en cuanto a diseño y equipamiento, el BMW M6 presenta una estética que combina deportividad y elegancia, pues adopta varios detalles aerodinámicos pero ninguno de ellos estridente. En el interior encontramos todos los lujos y elementos de última tecnología vistos últimamente en las Series 5 y 6, y para la carrocería se estrenan cuatro colores exclusivos M.
Enrique Marco, Autocity
9 de Diciembre de 2004