BMW M5: El hijo del viento

a fondo BMW M5 1
Raúl Toledano17 jun 2011
Tras el verano se iniciará la comercialización de la versión más deportiva del BMW Serie 5, el mítico M5, esta vez con motor V8, 560 cv y todo un derroche de tecnología al servicio de la conducción más radical. Es la 5ª generación
Novedad
Su explosión, su elasticidad, su velocidad: su estela. Su musculatura de fibras cortas y tensas trabajando al máximo rendimiento, en esfuerzos cortos pero urgentes, sin miedo a que el ácido láctico contrajese sus piernas, brazos sin que la fatiga le invadiese su carcasa de 191 cm. Era Carl Lewis, el hijo del viento. Era el verano de 1984, cuando el atleta norteamericano se coronaba en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles con cuatro medallas de oro, 100 y 200 metros lisos, relevo corto de 4x100 y salto de longitud. Era el rey de la velocidad. A finales de ese mismo año, BMW presentaba la primera generación de su glorioso M5, que se exhibía como la berlina de altas prestaciones (286 cv) más rápida del planeta. Un mito. Cinco generaciones después, el M5 ha pasado de ser toda una obra artesanal a un sofisticado automóvil con tecnología de F1.
Más potencia y menos consumo
Más en forma que nunca, BMW no ha escatimado esfuerzos para dotar a su M5, su bestia, de todo el arsenal tecnológico necesario para que sus cualidades dinámicas estén al alcance de muy pocos modelos en el mercado. El corazón de este hijo del viento, el mismo del X5 M y X6 M, es un 4.4 litros de cilindrada con 8 cilindros dispuestos en V y dos turbocompresores de doble entrada (Twin scroll) que entregan la máxima potencia, 560 cv, entre las 6.000 y 7.000 revoluciones por minuto. Su peso total, de 1.850 kg, le hace tener una relación peso/potencia de 3,3 cv/kg. Si en la cuarta generación (2004), conocido internamente como E60, el M5 estaba impulsado por un V10 de 507 cv, ahora la marca de Munich apuesta por el downsizing (disminución de cilindrada) para aumentar en 50 cv su potencia, al tiempo que se reduce su consumo de combustible en 4 l/100 km (de 14,8 a 9,9 l/100 km) gracias al programa de eficiencia EfficientDynamics que incorpora el sistema Auto Star-Stop y un alternador para recuperar la energía en fases de frenado o desaceleración.

a fondo BMW M5 2

"El programa dinámico M Driver"s Pakage le permite alcanzar una velocidad punta de 305 km/h"Recuperando la filosofía de la tercera generación, 1998-2003, con motor V8, el M5 2011 incluye la inyección directa High Precision Injection y el sistema de regulación de las válvulas Valvetronic para obtener un par máximo de 680 Nm disponible desde muy bajo régimen, 1.500 vueltas, acelerar de 0-100 km/h en 4,4 segundos, de 0-200 km/h en 13 segundos y detener su velocímetro en los 305 km/h gracias al programa dinámico M Driver"s Pakage. Si no, la velocidad está limitada electrónicamente en 250 km/h. Como todos los modelos BMW, este M5 es tracción trasera, incluye un cambio automático de doble embrague M de siete velocidades Drivelogic (tres programas automáticos D1, D2 y D3-, dos manuales S1 y S2- y la función Launch Control para despegar saliendo desde parado), y algunos de sus elementos del chasis, suspensiones, dirección o control de estabilidad, son específicos, distintos al resto de la gama del Serie 5. Además, añade una diferencial autoblocante al eje posterior y suspensiones con amortiguadores electrohidráulicos configurables en tres modos: comfort, sport y sport plus.El programa dinámico M Drivers Pakage le permite alcanzar una velocidad punta de 305 km/h
Los competidores más directos de este M5 también son pura dinamita, todas grandes y lujosas berlinas: el Audi RS6 V10 de 580 cv, el Mercedes E 63 AMG de 525 cv y el Porsche Panamera Turbo S de 550 cv.

El Kit M también tiene su repercusión a nivel estético. En las fotos se puede comprobar que estamos ante un Serie 5 con un sabor muy especial. Aunque conserva su estampa de elegante berlina, sus aditamentos aerodinámicos -faldón delantero con grandes entradas de aire, pasos de rueda moldeados, branquias en los laterales con pequeñas luces intermitentes incorporadas, cuatro salidas de escape en configuraron dos y dos, alerón trasero sobre la tapa del maletero, difusor de aire o llantas de aleación de 19 pulgadas, opcionales de 20- son destellos de su prestigio deportivo.Estéticamente el kit M incorpora aditamentos aerodinámicos como branquias laterales, cuatro salidas de escape o un faldón delantero con grandes entrada de aire
Por dentro, el equipamiento de serie incluye especificaciones del paquete M de otros modelos de la marca. El habitáculo, con inserciones decorativas en color Aluminium Trace, destaca por su volante M forrado en cuero y de aro grueso, asientos deportivos, embellecedores en las puertas con el anagrama M5, palanca de cambio e instrumentalización específicas, regulación eléctrica en profundidad y altura del volante o climatización de cuatro zonas. Añade una dotación tecnológica de serie digna de la marca de Baviera: mando iDrive asociado a una pantalla de 10,2 con navegación, faros de xenón con iluminación adaptativa y alumbrado diurno mediante Leds, sistema de visión nocturna BMW Night Vision con detención de peatones, asistente de cambio involuntario de carril, cámara trasera y en las aletas delanteras Entre las opciones, como en el resto de la gama Serie 5, se incluye el sistema de acceso al habitáculo con llave inteligente Comfort Access, asientos ventilados y calefactables o sistema Soft Close para completar automáticamente el cierre de las puertas.