BMW M2 Coupé: El temible benjamín 'M'

bmwmportada_f46940276b8a99d2fded17b3c.jpg
Raúl Toledano14 oct 2015
BMW presenta el nuevo M2 Coupé, la variante más deportiva y potente de la Serie 2 con 370 CV de potencia máxima. Sustituto del BMW Serie 1 M, su puesta a punto ha sido tan concienciuda que bien le vale el apodo del 'temible' y poder mirar a la cara a su hermano mayor M4.
Una de las novedades más esperadas para los entusiastas de BMW ya está entre nosotros; o mejor dicho, ya ha sido desvelada y debidamente presentada por el fabricante con la primera y detallada nota de prensa y las primeras fotografías oficiales. Hablamos, claro está, del BMW M2 Coupé, un digno portador de la letra mágica 'M' que acredita a todos los deportivos de la marca de Múnich. El M2 Coupé bien podríamos encasillarlo como un Serie 2 Coupé de altas prestaciones, aunque mejor haríamos en hablar del benjamín de los M, más pequeño que los M3, M4, M5 o M6, pero que por su excelente relación tamaño/peso/potencia puede poner en apuros a cualquiera de estos pura sangre de BMW.
Como buen M, el M2 Coupé cumple con el primer e indispensable requisito para ser considerado como tal: su tracción es trasera. Antes de entrar en aspectos técnicos, hay que detenerse en su portentosa figura, distinguida a distancia para los amantes del automóvil. Pintado en el espectacular azul Long Beach Blau metalizado, sus pasos de ruedas se han ensanchado (en total es 8 centímetros más ancho que cualquier otro Serie 2) para dar cabida a unas llantas de alumino forjado de 19" con neumáticos asimétricos (los delanteros miden 245/35 y los posteriores 265/35), los discos de freno son de aluminio y las pinzas de color azul, el frontal es más agresivo con entradas más grandes y un faldón más bajo; y en la zaga se acentúa esta horizontalidad con un ligero spoiler sobre la tapa de maletero y cuatro colas de escape, dos a cada extremo del difusor, confeccionando un deportivo en formato compacto de 4,47 metros de longitud.
Por dentro continúa este festival para los sentidos. Los guarnecidos de alcántara en las puertas y en la consola central, así como diversos elementos de fibra de carbono visible, crean un ambiente tan exclusivo como racing, acentuado adicionalmente mediante costuras de contrastante y el emblema M en diversas superficies cuidadosamente seleccionadas. Con los asientos deportivos semibaquet, el volante deportivo M y la palanca de cambios M, la conexión hombre-máquina se asegura perfecta.
Mecánicamente, el M2 Coupé utiliza el mismo bloque que el M4 Coupé, pero no tan potenciado. Se trata de un seis cilindros en línea, de 3.000 cc de cilindrada, turbocompresor de doble entrada, distribución variable e inyección directa de gasolina. Tiene una potencia de 370 CV a 6.500 rpm y el par máximo de 465 Nm llega a ser por unos breves instantes de 500 Nm con la función overboost.
Limitada su velocidad máxima electrónicamente a 250 km/h (con el paquete M Driver aumenta a 270 km/h), el BMW M2 Coupé se puede combinar con una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de doble embrague y de siete marchas M DKG que permite acelerar más rápido (4,3 por 4,5 segundos) y consumir menos carburante (7,9 por 8,5 litros cada 100 kilómetros).Con el cambio automático es más rápido y gasta menos carburante que con el manual
Como cúspide de la Serie 2, el M2 Coupé se contiene por debajo de la tonelada y media de peso (1.495 kilogramos para ser concretos, 35 kg. menos que el M235i de 326 CV). También cuenta con un diferencial activo (Aktive M) que distribuye de forma permanente el par entre las dos ruedas del eje motriz, garantizando la mejor tracción en todo momento. Por su parte el control de estabilidad ofrece el programa M Dynamic Mode en el que retarda su entrada, permitiendo cierto deslizamiento de las ruedas posteriores. Y con el cambio automático, además del modo de máxima aceleración Launch Control, el conductor dispone de diferentes 'setting' como el denominado SCC (Stability Clutch Control) para optimizar la estabilidad del vehículo.