BMW en Villa dEste: Clásicos y el prototipo Zagato

vde_bmw_portada_53561ce5c04dfc1dbfae61e74.jpg
Enrique Marco28 may 2012
BMW participa de forma activa en el Concurso de Elegancia Villa d'Este como patrocinador y mostrando en primicia sus últimas realizaciones en forma de prototipo. La edición de este año llevó modelos clásicos como el Turbo de 1972 o nuevas propuestas como el Zagato Coupe.
El lago de Como, al norte de Italia, es uno de los lugares más paradisíacos de Europa y probablemente del mundo, y ahí se celebra cada año una de las citas más prestigiosos para el aficionado al automóvil clásico: el Concurso de Elegancia Villa d’Este. No es un evento de masas debido a su carácter elitista, pero aún así la edición celebrada el pasado fin de semana reunió a cerca de 6.000 aficionados que no quisieron perderse la exhibición de verdaderas joyas sobre ruedas.
El Grupo BMW es su principal patrocinador desde hace unos cuantos años, aunque evidentemente en el certamen italiano participan todo tipo de marcas, principalmente las de mayor prestigio. Aunque se trata de un aconteciendo en el que los coches clásicos acaparan el mayor protagonismo, últimamente estamos siendo testigos de la presentación en Villa d’Este de muchos prototipos. Y, cómo no, BMW es una de las marcas más activas, y por ello nos sorprendió con la belleza del BMW Zagato Coupe, un prototipo diseñado por el carrocero italiano que bien podría ser en el futuro un continuador de las sagas del Z3 Coupe y Z4 Coupe.

vde_bmw_x_378488e4651cd6835600879e6.jpg

Si bien el año pasado la casa bávara presentó el concept car denominado 328 Hommage y basado en el mítico 328 Mille Miglia de finales de los años 30, esta vez ha optado por un prototipo mucho más cercano a lo que un día podría ser un deportivo de producción. Para ello ha contado con la colaboración de Zagato, que últimamente está muy activo, como lo prueba la reciente presentación del Aston Martin Zagato.El BMW Zagato Coupe sigue las formas de los anteriores Z4 Coupe y Z3 Coupe.
El Museo BMW desempolvó algunas de sus joyas y maravilló a los asistentes con originales bellezas como el BMW Turbo, que se desarrolló en los años 70 como prototipo y que tiene importantes similitudes con el BMW M1. Por supuesto el grupo alemán también cedió un gran protagonismo a su marca de superlujo: Rolls-Royce. La mítica marca de origen británico estuvo representada tanto con algunos valiosos clásicos como con sus últimos productos.
Finalmente, decir que en cuanto al concurso propiamente dicho, el protagonista de la edición 2012 fue el Alfa Romeo 6C 1750 GS de 1933 carrozado por Figoni, el cual obtuvo el máximo galardón del certamen: la Copa de Oro. No obstante, muchos otros clásicos fueron premiados atendiendo a su estilo o periodo de fabricación en las numerosas subcategorías. El prestigioso concurso de elegancia se celebra en Cernobbio, en las dependencias de Villa Erba desde 1929, aunque data de 1986 el formato actual de eventos para coches de colección de gran nivel.