BMW desvela su estrategia de movilidad eléctrica con dos modelos para 2013:

Agencia EFE29 jul 2011
El fabricante alemán BMW ha desvelado hoy en Fráncfort, ante varias decenas de periodistas de todo el mundo, su nueva estrategia de movilidad eléctrica, que ha volcado en dos nuevos automóviles, i3 e i8, eléctrico urbano y deportivo híbrido enchufable, que empezarán a venderse a finales de 2013.

La nueva estrategia ha sido desarrollada por la submarca "BMW i", presentada en el pasado Salón de Ginebra, que ha definido una estrategia de movilidad ecológica, desde la compra de componentes a la producción final del automóvil y sobre tres ejes, el económico, el ecológico y el social.

La presentación de esta nueva orientación de la movilidad eléctrica en BMW, aunque el proyecto arranca en 2007 con el eléctrico Mini E, contó con la asistencia del ministro federal de Transportes, Peter Ramsauer, quien confesó que esta era uno de los días más agradables de su mandato.

El ministro se mostró orgulloso del despliegue en electromovilidad realizado por la industria alemana del automóvil, al tiempo que dijo que en Alemania ha nacido la creencia en la movilidad alternativa.

Rodeados por los dos nuevos conceptos de BMW, el ministro federal de Transportes concluyó que la industria alemana estará a la cabeza en el campo de la nueva movilidad en todo el mundo. "Queremos ser el referente, que el mundo venga a nosotros y para ello construiremos los mejores coches eléctricos del mundo".

El presidente de BMW, Norbert Reithofr, y los miembros del Consejo Directivo explicaron en esta presentación que estos dos conceptos están caracterizados a partir de cero, sin compromisos con la arquitectura de chasis de los automóviles convencionales.

El i3 e i8 están divididos horizontalmente en dos partes, un concepto que BMW denomina "live-drive", es decir un bastidor inferior construido en aluminio en el que se montan el motor o motores, la batería y los sistemas de gestión, y un habitáculo superior construido en fibra de carbono, en los casos con capacidad para cuatro pasajeros.

Este sistema, así como la utilización de algunos componentes y las compras de algunas materiales serán compartidas con el grupo francés PSA Peugeot Citroen, anunció BMW, que añadió que la compañía francesa ya está utilizando en algunos "concept car" algunos de estos desarrollos.

Esta arquitectura ha logrado un ahorro de entre 250 y 300 kilogramos respecto a un coche convencional, mermado en parte por el incremento de peso del paquete de batería, capaz en el i3 de proporcionar una autonomía de 150 kilómetros y en el deportivo híbrido enchufable de 35 kilómetros.

El i3 está propulsado por un motor eléctrico de 125 kWh (170 CV), con un par de 250 Nm disponibles desde cero, mientras el i8 equipa en el eje delantero el motor eléctrico, en este caso de 96 kW (130 CV) y en el eje trasero un motor térmico de 3 cilindros de 164 kW 223 CV), con un balance final del sistema de 260 kW, es decir, 355 caballos y un consumo por debajo de los 3 litros cada 100 kilómetros.

BMW ofrecerá en el i3 la posibilidad de añadir un pequeño motor de combustión para generar energía y convertir así a este eléctrico puro en un automóvil híbrido de autonomía entendida, que duplicará sus posibilidades de utilización

El pequeño, de un tamaño similar a un Mini Countryman y con un maletero de 200 litros, es capaz de una aceleración de 0 a 100 kilómetros de 7,9 segundos y el deportivo de 4,5 segundos.

Ambos pueden recargarse en una toma de corriente doméstica en seis horas, aunque también se puede utilizar una rápida, en cuyo caso, en una hora se llega al 80% de capacidad de la batería.

El i3 e i8, de los que no se desveló un precio aproximado ni las inversiones realizadas en el proyecto, empezarán a ser comercializado a finales de 2013 y el primero y unos meses más tarde, en 2014, el deportivo híbrido enchufable.