BMW Concept Gran Coup: ¿El futuro Serie 8?

a fondo BMW Concept Gran Coupé 1
Raúl Toledano27 abr 2010
En Pekín ya se puede ver el Concept Grand Coupé de BMW, una gran berlina de cuatro puertas de diseño elegante que podría ser el futuro Serie 6 Grand Coupé o, quién sabe, si el deseado Serie 8
No existe un paraíso más pleno de placer y sensaciones fastuosas en el mundo de las cuatro ruedas que el segmento de los grandes coupés de lujo. Recordamos con admiración la exclusividad que Maserati, uno de los fabricantes de coches deportivos más célebre de todos los tiempos, imprimió a su Quattroporte. Se pudo ver por primera vez en el Salón de Frankfurt en 2003, y entonces las críticas suscitadas tildaban la nueva propuesta italiana de caótica e improvisada. ¿Cómo es posible que una firma deportiva se aburguesarse de aquella manera? Evidentemente, los años han pasado y aquellos privilegiados con bolsillo repletos de diamantes y oro, no tienen ninguna duda: las berlinas deportivas o coupés de cuatro plazas, llámenlo ustedes como quieran, deben ocupar sus garajes. Aquella sombra de sospecha que sobrevolaba las propuestas de las casas más exclusivas del planeta, se ha esfumado. Así, en el segundo semestre de 2009, Porsche cargó con todo y colocó en el mercado una obra de arte, de pincelada fina e industria mecánica pesada, para arrasar en el segmento; se llamó Panamera, y los privilegiados que se han subido a sus elegantes butacas de cuero, hablan con los ojos achispados fruto de las sensaciones deportivas que brindaba el bicho. Por su parte, las marcas Premium alemanas, las que marcan la pauta de ventas entre las carteras más holgadas del Viejo Continente, no se han quedado atrás. Mercedes con su clasista CLS, Audi con el proyecto de su A7 para 2011 y, por supuesto, BMW con su concept CS, mitad GT, mitad berlina de lujo.
La respuesta de BMW a tal masiva ofensiva de sus más fieros contrincantes en esta categoría continúa en la actualidad. En el Salón de Pekín ya se puede ver el Concept Grand Coupé -basado en el CS-, una gran berlina de cuatro puertas de diseño elegante y silueta fluida que podría ser el futuro Serie 6 Grand Coupé o, quién sabe, si el deseado Serie 8. Todo, bajo el paraguas de los últimos diseños de la marca: con un largo capó que discurre hasta la clásica doble parrilla ovoide en posición vertical, aunque con unos faros más afilados, además de incrustar en el paragolpes unas ópticas de tipo LED y salidas de refrigeración del motor. En la zaga, destacan las dos salidas dobles de escape acabadas en aluminio y la discreta tapa de maletero, con las ópticas en forma de L y un pequeño spoiler que cierra la caída de un techo abombado, que inevitablemente resta espacio para la luneta trasera. En la panorámica lateral, con el pilar central oculto por los cristales de las puertas, asoma una línea de cintura rectilínea, elevada y cromada que le confiere un ADN de aparato sumamente deportivo.
Con una longitud de casi 5 metros y una altura de 1,40 m unos 6 centímetros más bajo que el Serie 5 y el Serie 7-, el Concept Gran Coupé conecta armónicamente las formas cóncavas, convexas y planas, para resultar un coche seductor, le mires por donde le mires. Sin noticias sobre la mecánica que porta la unidad mostrada en China, se especula que habrá más noticias y detalles sobre este prototipo en el próximo Salón de París. Y es que cuesta no soñar con un futuro coche de producción, tomando como base el concept car más importante e imponente de BMW en los últimos años. Sus trazos parecen más cerca de 2010 que de 2014-2015, las fechas con las que la mayoría de las marcas trabajan sobre sus prototipos. De hecho, podríamos estar hablando de cualquier versión M de la marca bávara. Habrá que esperar, pues, para saber hasta dónde es capaz de llegar BMW, en lo que parece otro de sus toques geniales.