BMW amplia la submarca BMW i con un Spyder del i8:

BMW amplia la submarca BMW i con un Spyder del i8 1
Agencia EFE01 abr 2012
El fabricante bávaro BMW ha anunciado la incorporación a la submarca BMW i, creada para su nueva línea de movilidad eléctrica, la incorporación de un tercer concepto, un Spyder del deportivo i8, un híbrido enchufable de altas prestaciones con el consumo de un utilitario.

El BMW i8 Spyder es presentado apenas un año después de la puesta en escena de sus dos primeros conceptos, el i30, un compacto de propulsión exclusivamente eléctrica, abierto a la posibilidad de una hibridación del sistema de propulsión, y el i8, un deportivo GT de 2+2 asientos, que empezarán a venderse a finales de 2013.

Sin desvelarse las intenciones comerciales sobre el Spyder, BMW muestra un descapotable biplaza basado en el i8 cubierto, aunque tiene una distancia entre ejes y una longitud ligeramente más cortas.

Entre los aspectos más llamativos del BMW i8 Concept Spyder figuran sus puertas sin ventanillas de movimiento ascendente y giratorio, así como un conjunto de equipamientos de a bordo que incluyen spoilers eléctricos ocultos bajo un capó trasero transparente.

Este deportivo está desarrollado a partir de la innovadora estructura LifeDrive, sustentada en sistema de construcción modular basado en la utilización de aluminio reciclado y de nueva fundición y una carrocería construida en un nuevo material de fibra de carbono reforzado con materiales plásticos (CFRP).

Esta combinación lleva a BMW a nuevos estándares en reducción de peso, rigidez estructural y seguridad ante los choques de cualquier tipo, además de mejorar la autonomía y al ahorro de combustible.

El diseño ligero inteligente de BMW ha permitido neutralizar el inevitable peso adicional que implican las transmisiones híbridas de alto rendimiento.

Al mismo tiempo, la nueva arquitectura ha sido adaptada al carácter deportivo del BMW i8 Concept Spyder, de forma que los ejes modulares anterior y posterior están conectados a través de un 'túnel de energía' que oculta la batería del sistema híbrido. Esto ha permitido a los ingenieros conseguir un bajo centro de gravedad y un equilibrio ideal.

El i8 Spyder está impulsado por la tecnología eDrive desarrolla por la marca bávara, en este caso un sistema híbrido enchufable que combina dos fuentes de propulsión diferentes para beneficiarse de las ventajas específicas de sus motores eléctricos y de combustión.

El motor eléctrico, de 96 kW (131 CV), está situado en el eje delantero y opera en tándem con un propulsor tricilíndrico turbocomprimido de 223 CV (164 kW).

Ambos, con una fuerza conjunta de 260 kW (354 CV) y un par máximo de 550 Nm, envían la energía a las ruedas traseras.

Los dos motores, que son desarrollos nuevos y completos del grupo BMW, permiten que el BMW i8 Concept Spyder acelere de 0 a 100 km/h (62 mph) en cinco segundos dentro de su progresión, hasta una velocidad máxima electrónicamente gobernada de 250 km/h (155 millas).

A pesar de estas prestaciones, el biplaza descapotable sólo requiere de tres litros de gasolina cada 100 kilómetros, equivalente a 94 millas por galón.

El propulsor eléctrico se nutre de una batería de ion-litio que puede ser totalmente recargada a través de un enchufe doméstico en menos de dos horas.

La batería de alto rendimiento está ubicada en el 'túnel de energía' entre los módulos de eje delantero y trasero para asegurar un centro de gravedad lo más bajo posible que, en consecuencia, mejore al máximo las prestaciones dinámicas del vehículo.

El ahorro de espacio y el equilibrio que consiguen estos y otros elementos dinámicos y los componentes del chasis permiten al descapotable biplaza una distribución de pesos entre ejes equitativa (50:50).

Con la batería completamente cargada, el BMW i8 Concept Spyder puede completar hasta 30 kilómetros (19 millas) circulando de forma exclusivamente eléctrica.

Como tal, y lejos de tener un papel secundario, el motor eléctrico desempeña un papel idéntico al del propulsor de gasolina, que si fuera necesario, un alternador de alto voltaje conectado al motor de gasolina genera energía adicional que se almacena en la batería híbrida.

Esta funcionalidad de autonomía extendida en el transcurso de una jornada permite al descapotable biplaza ampliar el kilometraje entre repostajes.

Otra singularidad del BMW i8 Concept Spyder reside en su capacidad para enviar la fuerza disponible al eje anterior, al posterior o a los dos de manera simultánea.

El conductor puede visualizar el modo de circulación instantánea y supervisar la actividad de las dos fuentes de impulsión en el gran display informativo dispuesto en el puesto de conducción de 8,8 pulgadas y alta definición.