BMW AC Schitzer GP3 10: Con gas y a lo loco

Enrique Marco22 nov 2007
La empresa alemana AC Schnitzer toma como punto de partida un BMW Serie 3 Coupé para su última creación, un prototipo propulsado por gas LPG (Liquefied Petroleum Gas) que rinde 552 cv. Un volcán sobre ruedas, ¿te lo vas a perder?
Con gas y a lo loco
AC Schnitzer es una empresa alemana conocida por las preparaciones que realiza sobre los automóviles BMW. Todas las gamas de los coches bávaros disponen de kits de potenciación y puesta a punto firmados por AC Schnitzer para hacerlos todavía más divertidos y deportivos. Pero, tras 20 años de dedicación, este prestigioso preparador ha demostrado que puede ir más allá, fabricando un prototipo capaz de rodar en circuito y obtener unos excelentes registros. ¿Qué tiene de nuevo el modelo que hoy presentamos? Pues que se trata de un vehículo propulsado por gas LPG (Liquefied Petroleum Gas), y tras su marca obtenida recientemente en el trazado italiano de Nardo se ha convertido en el coche de gas más rápido del mundo.

a fondo BMW AC Schitzer GP3 10 1

Se toma como punto de partida un BMW Serie 3 Coupe, y a éste se le monta el motor V10 de los M5 o M6. Además, dicho propulsor se modifica para que pueda funcionar con gas LPG, a la vez que se mejoran aspectos como el sistema de escape. Respecto a al motor del que deriva, se ganan 45 cv, por lo que se llega a 552 cv. Aún así, gracias al gas LPG se reducen las emisiones de CO2 un 15%. De este modo, y unido al cambio de marchas secuenciad de siete velocidades, se logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y su velocidad máxima es de 318 km/h. Como complemento se han redimensionado los discos de freno y se montan suspensiones regulables más dinámicas, similares a las de competición.
Los retoques estéticos tampoco pasan desapercibidos, ni los externos ni los internos. En principio es mucho más ancho que el Serie 3 Coupe convencional, debido a unos abultados pasos de rueda traseros. Las tomas de aire son de medidas superiores, y en el techo de añade un pequeño alerón. Pero quizá lo que más llame la atención sea su espectacular tubo de escape central, perfectamente encajado en el conjunto “spoiler-difusor” trasero. La verdad es que entre este conjunto aerodinámico posterior y el generoso equipo de neumáticos (315/25 ZR20 en el eje trasero y 245/30 ZR20 en el delantero), se consigue una zaga de lo más espectacular. Finalmente, su interior recibe retoques muy vistosos, un poco al estilo tuning, ya que combina piel en color blanco y crema con asientos de tipo deportivo y otros detalles “racing”