BMW 645i: Puro objeto de deseo

Diego Zotes21 oct 2003
El 645i será el primer representante de la reeditada Serie 6 de BMW en llegar al mercado. Lo hará a principios de 2004 y sus argumentos son contundentes: 333cv., cuatro auténticas plazas y lujo a raudales. El precio... en consonancia.
Inicio
PURO OBJETO DE DESEO

a fondo BMW 645i 1

Durante los primeros meses de 2004 se iniciará la comercialización de la Serie 6 de BMW, en un principio con la potente versión 645i. El lujoso coupé de la marca bávara hace un alarde de lujo, tecnología, carácter y deportividad con espacio para cuatro personas; por lo que se convertirá en puro objeto de deseo. Cuando llegue al mercado tendrá principalmente dos rivales, el Jaguar XK8 y el Mercedes CL 500, a los que supera por potencia y prestaciones. Su precio, todavía sin desvelar, es previsible que se encuentre a mitad de camino del que tienen los modelos antes mencionados: entre los 80.900 € del XK8 y los 110.000 € del CL 500, aunque probablemente más cerca del Jaguar que del Mercedes.

a fondo BMW 645i 2

Mide casi como un Serie 5, 4,82 metros de largo, pero evidentemente su altura es menor: 1,37 metros. De distancia entre ejes también es más corto, 2,78 metros, aunque se asegura un amplio espacio para cuatro personas y un maletero de 450 litros de capacidad. En cuanto a su diseño, está claro que recuerda a las berlinas altas de la marca, pero con un sugerente punto de deportividad que le hace tremendamente atractivo. El interior es igualmente característico de BMW, con interiores completos y de calidad.
  La versión que llegará dentro de unos cuatro meses promete un tacto excitante. Con un motor V8 de 4,4 litros de cilindrada y los eficaces sistemas Bi-Vanos y Valvetronic, el 645i desarrolla una potencia de 333 cv y un par de 450 Nm. De esta forma, las prestaciones que alcanza son propias de un deportivo de pura raza, con una aceleración de 5,6 segundos en el paso de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. Además, todo este alarde de potencia tiene más mérito todavía si nos fijamos en la moderada cifra de consumo: 11,7 l/100 km como media.
Pero como el motor no lo es todo, en BMW se han apresurado a construir un chasis ágil y unas cajas de cambio muy evolucionados. Con el uso de matariales como el aluminio se logra un peso muy razonable de 1.615 kilos, con una distribución ideal de las masas de 50:50. La propulsión se produce a las ruedas traseras (245/45 R18) y para el cambio de cuenta con tres opciones, todas de seis velocidades: manual, automática y SMG (cambio secuencial al estilo Fórmula Uno de de rápido accionamiento). Asimismo, la electrónica juega un papel importante, y junto a los controles de estabilidad, tracción o asistencia a la frenada, encontramos sistemas que nos permiten variar la dureza de la dirección, la rapidez de respuesta del acelerador, o la selección de marchas (en las cajas automáticas).
Por último, el equipamiento estará a la altura de lo que se espera en un vehículo de sus características, con elementos de serie u opcionales como las luces bi-xenón autoadaptativas, la información que se proyecta en el parabrisas, neumáticos antipinchazo, el sensor de ayuda al aparcamiento o el cristal panorámico de vidrio.
Enrique Marco, Autocity.
21 de Octubre de 2003.