BMW 535d: Máxima expresión diesel

Diego Zotes13 dic 2006
Como culminación a la tecnología diesel de altas prestaciones que está desarrollando la marca alemana BMW en sus automóviles de gamas superiores, aparece este explosivo motor biturbo de 272 cv y 560 Nm de par.
Como culminación a la tecnología diesel de altas prestaciones que está desarrollando la marca alemana BMW en sus automóviles de gamas superiores, presentó al mercado a mediados del año 2004 una versión de sorprendentes prestaciones, vista por primera vez en el Salón de Ginebra de ese mismo año, partiendo de su clásico motor turbodiesel de seis cilindros 3.0d de inyección directa por common rail, al que dotaron de una nueva tecnología de doble turbo, denominada por la marca Twin Turbo variable, para desarrollar una escalofriante potencia de 272 cv a 4.400 rpm.

a fondo :: BMW 535d 1

Con este motor sobre la carrocería de la Serie 5 de la marca de Munich, da como resultado la creación del 535d, que presenta una feroz competencia a los más afamados modelos del segmento de las grandes berlinas de las mejores marcas del mercado con motorizaciones diesel de potencias exhuberantes, habitualmente alemanas, como el modelo A6 de Audi con motor 3.0 TDI o el Mercedes Clase E con el propulsor 320 CDI, ambos como rivales directos y con algo menos de potencia, mientras que muy por debajo en motor y potencia encontraríamos el Citroën C6 HDI V6, el Jaguar S-Type V6 diesel o el Lancia Thesis JTD. Por precio, con sus 54.900 euros sólo se acerca al nivel del lujoso Mercedes, mientras que cualquiera de los otros modelos es más barato, aunque también hay que decir que el BMW entrega mucha más potencia que cualquiera de ellos, aproximadamente de unos 39 a 90 cv más.
La verdadera peculiaridad de este motor turbodiesel de 6 cilindros en línea y 3.0 litros de cilindrada es el sistema biturbo en dos fases o secuencial, con don turbos de distinto tamaño, para propulsar cada uno al motor en un determinado régimen. El pequeño se encargará de mover su turbina con poco flujo de gases originados a bajas revoluciones, mientras que para mover el de mayor tamaño será necesario tener una mayor cantidad de gases, generados a un mayor número de vueltas cuando se pisa el acelerador con más decisión. Con este sistema se suprime el habitual conflicto entre la elección de entrega del máximo par motor a bajo régimen o la máxima potencia a alto régimen, ofreciendo lo mejor de ambas facetas. La potencia total es de 272 cv a 4.400 rpm y el brutal par motor es de 560 Nm a tan sólo 2.000 rpm. Además, se ha aumentado el régimen de revoluciones útiles del motor en 400 rpm, hasta las 5.000 vueltas, con lo que se favorece notablemente la deportividad.
Gracias a este tremendo motor diesel acompañado de dos turbos, y la combinación, únicamente, con la excelente caja de cambios automática/secuencial Steptronic de 6 velocidades, las prestaciones de este peso pesado son sorprendentes, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,5 segundos y una velocidad máxima limitada de 250 km/h, mejorando así la marca de aceleración del 530d en 0,3 segundos. Los consumos sin embargo, aunque algo superiores a su hermano pequeño 530d debido al cambio automático de serie, no son muy exagerados a pesar del incremento de potencia y par motor, con una cifra de 8 litros de consumo combinado a los 100 km, que se queda en 6,3 litros en carretera y en 10,9 litros en ciudad.1Nombre: BMW 535dMotor: 6 lin. / 2993 cc. biturboPotencia máx.: 272 cv a 4.400 rpmPar máx.: 560 Nm a 2.000 rpmCombustible: Diesel "common rail"Tracción/cambio: Tras. / aut. 6 vel.Frenos: Discos ventiladosNeumáticos: 245/40R18 - 275/35R18Carrocería: 4 puertasLarg-Anch-Alt: 4.841-1.846-1.468Peso en vacio: 1.735 kg.Maletero: 520 litrosNº plazas: 5Velocidad máx: 250 km/hAceler. 0-100: 6,5 segundosConsumo mixto: 8 litrosEuroNCAP: 4Precio: 54.900Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/bmw/series_5/535d/4_puertas/sedán/index.html
Interior lujoso pero discreto
Al acceder al interior del 535d se puede sentir el discreto lujo y confort que nos envuelve en esta gran berlina, a imagen y semejanza de sus hermanos de gama, con piel por todos los lados, donde no falta ni un detalle para que los pasajeros se sientan como en el mejor salón de su casa. El ambiente interior y la armonía de los colores son perfectos, con tonos marrones sobre el salpicadero y en los asientos combinados con las molduras de madera del frontal del salpicadero, de los guarnecidos de las puertas y de la consola central. Se deja sentir un gran espacio para acomodar a cinco pasajeros de forma holgada, mejor todavía en las plazas posteriores, donde se disfruta de un confort inigualable, con un gran espacio para las piernas y mucha anchura entre los hombros.

a fondo :: BMW 535d 2

El interior del 535d a simple vista resulta muy espartano y diáfano, mostrando una imagen demasiado sobria frente a la imagen de la competencia del segmento, aunque esta característica desahoga mucho el habitáculo y otorga un espacio vital muy amplio. La organización de los mandos se sitúa por completo entre la consola central, con el climatizador, el sistema de audio y la pantalla panorámica para visualizar toda la información y las indicaciones y planos del navegador por DVD opcional, el lateral izquierdo del salpicadero con los comandos de luces, el volante con mandos para manejar los sistemas electrónicos del sistema “i-Drive” sin apartar la vista del frente, que principalmente se manejan con un mando giratorio central denominado “Controller” que es el verdadero selector de las funciones electrónicas del coche, como el climatizador, el sistema de audio, el ordenador de a bordo, el navegador opcional o el sistema de telefonía integrada mediante conexión Bluetooth. Para ir más allá en la premisa de mantener la atención del conductor, BMW introduce por primera vez en uno de sus modelos de serie el Head-Up-Display (que ya incluyó el Corvette en su anterior generación), un sistema de proyección de información fundamental, como la velocidad, los datos del sistema de navegación o la desactivación de algún control electrónico de seguridad, sobre la cara interior de la luna delantera, directamente en el campo visual del conductor.
La posición de conducción es muy deportiva al tiempo que confortable, con unos asientos de piel regulables en 8 posiciones que permiten encontrar fácilmente la posición ideal para el conductor. El volante regulable eléctricamente en altura y profundidad favorece la elección de multitud de posturas muy ergonómicas para el conductor. El espacio en el interior de esta gran berlina es inmenso, como demuestra su gran capacidad de maletero de 520 litros, que permite albergar el equipaje completo de los cinco pasajeros.
El ambiente refinado que se respira en esta superberlina es muy exclusivo, como en el 530d, ofreciendo de serie elementos de lujo y deportivos como las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos de 225/50 R 17, además de un faldón delantero modificado y los terminales de los tubos de escape más grandes y redondos, tal como los lleva el BMW 545i. Entre el equipamiento de serie común al 530d encontramos importantes elementos de lujo como el climatizador bizonal, el sistema de audio con cargador frontal de 6 CD´s, el control de estabilidad DSC con control de tracción DTC, todos los sensores automáticos, como el de luces o el de lluvia, y opcionalmente el de aparcamiento, así como el mando i-Drive para manejar todas las funciones electrónicas de ayuda a la conducción, de comunicación, de entretenimiento, de navegación y para el control de los sistemas mecánicos, entre otras muchas funciones. A diferencia del 530d, el control de velocidad de crucero y el cambio automático secuencial Steptronic son de serie para el 535d, siendo elementos opcionales para el hermano pequeño. Entre las gran cantidad de opciones que ofrece la Serie 5 de BMW encontramos elementos como los faros bixenon con luces autoadaptativas, la suspensión más deportiva que la de la versión M de serie, el sistema de suspensión inteligente con estabilizadoras dinámicas para cada tipo de conducción Dynamic Drive, la dirección activa, los asientos eléctricos con memoria de conductor para otros elementos de regulación, asientos deportivos, sistema de navegación, el control de velocidad de crucero adaptativo o diferentes tapicerías de piel como cuero y Alcántara, entre otros muchos elementos.
La imagen exterior del Serie 5 aúna lo mejor de los segmentos inmediatamente inferior y superior de la marca, que se identifican con la berlina media Serie 3 y con la gran berlina de lujo Serie 7, ofreciendo en un término medio la deportividad y funcionalidad de la pequeña berlina y el aplomo, el lujo y la elegancia que desprende la gran berlina. La aplicación de las más modernas tecnologías a esta berlina de gama superior se hace patente en la combinación en la carrocería del acero con el aluminio en la parte frontal de la misma, para aligerar el conjunto y facilitar así una conducción mucho más ágil y dinámica. Esta agilidad se incrementa a través de los sistemas electrónicos activos que facilitan la conducción, como la dirección activa o el sistema de estabilización en curva y a alta velocidad Dynamic Drive opcionales.

a fondo :: BMW 535d 3

Estéticamente, la apariencia general es muy deportiva a la par que elegante y robusta. El morro muestra una expresión muy agresiva, con unos faros muy rasgados y arqueados en forma de ojo de felino, con unos intermitentes de línea de led´s y faros dobles integrados, que opcionalmente en nuestra unidad eran bi-xenon. Llaman la atención el gran logotipo de la marca sobre la parte frontal del capó, que deja paso a los dos inmensos riñones característicos de la parrilla de BMW, de donde nacen unas líneas muy marcadas que fluyen sobre el capó y se extienden hacia el lateral trasero, mostrando una apariencia más dinámica. Lateralmente, la marcada silueta que dibuja el coche transmite deportividad, aplomo y dinamismo, con unas puertas de gran tamaño, una gran superficie acristalada, una línea de cintura muy elevada, unos voladizos muy pequeños y unas llantas de aleación de 17 pulgadas, opcionales de 18 pulgadas mucho más agresivas en nuestra unidad de prueba. La batalla de 2.888 mm concede un comportamiento muy equilibrado al practicar la conducción más deportiva, además de ofrecer una gran habitabilidad interior, también en las plazas traseras. La tira cromada que enmarca las ventanillas laterales le confiere un toque de distinción y exclusividad a este 535d. La zaga se presenta muy elevada, confiriendo un gran aplomo al conjunto y brindando un amplio y diáfano espacio de maletero, con un acceso muy cómodo y sencillo. La imagen es muy moderna y dinámica, con unos grupos ópticos de cristal traslúcido también muy rasgados, con diodos led´s en lugar de bombillas convencionales, que mejoran la visibilidad con mayor intensidad luminosa y con mayor capacidad de reacción ante frenadas imprevistas. El maletero, asimismo, muestra un pequeño alerón silueteado en su parte superior. Dos bocas de escape cromadas delatan la deportividad de esta versión y distinguen a este superdiesel de su hermano menor, el 530d, algo más enfocado al confort.
Deportividad y confort superlativos
Así como sugiere su deportiva y aplomada imagen, el comportamiento de esta gran berlina es de los más dinámicos que encontraremos en el segmento, con un chasis diseñado especialmente para una conducción deportiva, que garantiza en todo momento una seguridad de 5 estrellas. Tanto por la puesta a punto de su bastidor como la gran cantidad de sistemas de ayuda al conductor que ofrece esta versión de BMW, la conducción a cualquier ritmo siempre se convierte en un gran placer. Puede llevarse a cabo tanto un pilotaje deportivo y excitante como la conducción más relajada y confortable con toda la familia.

a fondo :: BMW 535d 4

El Serie 5 incorpora una serie de tecnologías de asistencia a la conducción muy innovadoras que ofrecen una gran agilidad, maniobrabilidad y confort en la conducción, aumentando asimismo la seguridad. Elementos como la dirección activa, que ya incorporaba la versión 530d, el chasis deportivo activo Dynamic Drive con suspensiones deportivas y sistema de estabilización del balanceo, los faros bixenon con luz autoadaptativa en curva ALC o el control de velocidad adaptativo con regulación de distancias ACC, son opcionales también para esta versión 535d y mejoran notablemente la experiencia de conducción.
Una vez en marcha, lo primero que se hace notar es la dirección activa, que mediante un control electrónico modifica la relación de la dirección en condiciones de conducción de baja o mediana velocidad para hacerla más directa y necesitar menos fuerza y vueltas de volante para realizar un giro, muy perceptible en maniobras en ciudad a baja velocidad, al aparcar o al afrontar tramos muy revirados. Sin embargo, al rodar a alta velocidad la dirección se endurece haciéndose más indirecta y ofreciendo mayor estabilidad y aplomo en línea recta. Además, la dirección activa esta interconectada con el control dinámico de estabilidad DSC, lo que permite corregir el ángulo de giro de la dirección cuando se detecta una mínima situación de inestabilidad en relación con el eje vertical del coche, evitando intervenciones innecesarias del control de estabilidad, que entra cuando la situación es más complicada.
El chasis deportivo activo Dynamic Drive también se percibe desde el primer momento que nos ponemos al volante, mostrando una rigidez y estabilidad del bastidor aparentemente incompatible con el tremendo confort que ofrece. Es decir, combina magistralmente el máximo nivel de confort con las cualidades dinámicas para una conducción deportiva. Este sistema tiene la palpable cualidad de anular las imperfecciones que se transmiten al volante y al habitáculo en tránsitos por autopista, así como la de reducir el balanceo y el tambaleo provocado por fuertes apoyos entre curvas, cuando afrontamos puertos de montaña muy revirados. El sistema consta de unos estabilizadores activos situados en ambos ejes, que están compuestos por motores hidráulicos interconectados con sensores, que actúan sobre la suspensión y la amortiguación concediéndole prioridad al confort o a la rigidez, dependiendo del tipo de conducción que se esté realizando. Todas estas reacciones están conectadas mediante una unidad de control con el evolucionado sistema de control dinámico de estabilidad DSC, que incluye el convencional control dinámico de la tracción DTC, concebido para aumentar la capacidad de tracción en los terrenos más difíciles, sobre todo si son resbaladizos, actuando selectivamente sobre los frenos de las ruedas que correspondan. Otra función del DSC es activar el sistema de control de estabilidad ASC, que regula el resbalamiento de las ruedas al arrancar activando los frenos de las ruedas que patinan, consiguiendo un efecto similar al del bloqueo del diferencial para evitar pérdidas de tracción.
El empleo en el 535d de faros bixenon con luz autoadaptativa en curva ALC aumenta el nivel de seguridad activa del coche en conducción nocturna. Consigue mejorar la visibilidad haciendo girar los faros en función del ángulo de giro del volante. Los dos grupos ópticos con faros bixenon son controlados por parámetros como el ángulo de giro del volante, el giro del coche por su eje vertical y la velocidad, adaptando así su haz de luz.
El sistema de control de velocidad en función de la distancia ACC, es un sistema controlado por radar que permite la regulación automática de la velocidad anteriormente prefijada por el conductor en función de la distancia respecto a los coches que nos preceden.