BMW 330 XI:

Diego Zotes30 ago 2000
Inicio
A TODA TRACCION

a fondo :: BMW 330 XI 1

BMW vuelve a ofrecer la tracción total permanente en su gama de turismos, por ahora sólo en la Serie 3 berlina y Touring con el nuevo motor tres litros de 231 CV, aunque posteriormente se extenderá también a otros modelos de la marca bávara.
Con la sigla "X" como ya sucediera antes como distintivo de su tracción total y una ligera mayor altura al suelo (17 mm más) para facilitar su uso sobre caminos no asfaltados, estos nuevos 330 Xi utilizan una técnica de tracción 4x4 muy parecida a la del BMW X5: en modo normal, el reparto del par es de un 38% al eje delantero y un 62% al trasero, para minimizar la influencia de la tracción en la dirección y mantener el comportamiento discretamente sobrevirador típico de BMW. Su reparto se efectúa mediante un distribuidor con diferencial integrado a través del árbol cardan normal de la transmisión trasera, con un reenvío articulado al eje delantero que se conecta al diferencial de éste.

a fondo :: BMW 330 XI 2

Tracción
TRACCION: ABD-X

a fondo :: BMW 330 XI 3

Para bloquear los diferenciales en condiciones de baja tracción, el 330 Xi no recurre a ningún autoblocante mecánico sino al nuevo sistema ABD-X (Automatic Differential Brake), una especie de autoblocante electrónico que se sirve de los sensores del ABS y del DSC (el control dinámico de estabiidad de BMW) para identificar la rueda que pierde adherencia, frenándola y desviando su par motriz a las ruedas que todavía agarran, mientras se restablece la tracción perdida en la rueda que patinaba. El resultado es como un diferencial autoblocante convencional, pero con menos peso y volumen. Cuando actúa el ABD-X, un testigo luminoso del cuadro avisa al conductor de que el coche está al límite de su tracción, y en caso de sobrecalentamiento de los frenos por uso intensivo del ABD-X, se reduce la potencia y con ella la transmisión de par recortando la apertura de la mariposa de admisión.
En nuestra toma de contacto comprobamos como esta tracción total X no afecta al típico dinamismo de marcha BMW, tan ágil, preciso y rápido en carretera como los demás Serie 3 de propulsión posterior. El escaso aumento de peso (90 kg) se compensa por la suspensión reforzada, con estabilizadoras de mayor diámetro. En pistas de tierra, la tracción total y la ligera mayor altura al suelo ayuda a salir sin problemas incluso en zonas embarradas, colocando siempre el coche a voluntad del conductor. Las prestaciones apenas si se ven afectadas por la tracción total (la velocidad máxima baja de 250 a 247 km/h, y en la aceleración de 0 a 100 km/h sólo pierde una décima de segundo), lo mismo que el consumo, con un mínimo aumento (0,8 litros/100 km más en promedio combinado) frente al 330 de tracción trasera. A la venta en España el próximo septiembre, los 330 Xi saldrán a un precio de 6.550.000 pesetas (berlina) y 6.830.000 (Touring).

a fondo :: BMW 330 XI 4