Bertone, en suspensión de pagos: Seis prototipos míticos, a subasta

a fondo Bertone, en suspensión de pagos 1
Raúl Toledano07 abr 2011
La subasta es consecuencia de la suspensión de pagos anunciada en 2008. Los más caros podrían llegar a costar cerca de dos millones de euros. Entre ellos está el prototipo del que luego sería el Lancia Stratos
Reportaje
Malos tiempos para Bertone, uno de los maestros carroceros italianos, junto a Pininfarina y Giugiaro. La casa turinesa se ve obligada a subastar seis de sus joyas más preciadas, todas ellas preparadas en la década de los 60 y 70, todas ellas prototipos, en el próximo Concorso dEleganza de Villa dEste el próximo 21 de mayo. La reputada casa de subastas RM Auctions, especializada en vehículos de alta gama, será la encargada de colocar al mejor postor piezas de coleccionista como los Lamborghini Marzal, Bravo, y Athon, los Lancia Stratos HF Zero y Sibilo, y el Chevrolet Corvair Testudo de Bertone, por orden expresa del juez que instruye la suspensión de pagos del legendario diseñador transalpino.

Nuccio Bertone, el ideólogo que marcó un nuevo tiempo en la industria del motor a partir de los años 60, estuvo al frente de la Carrozzeria Bertone de Turín entre 1952 (año en que su padre, Giovanni Bertone, le cedió la dirección general de la empresa) y 1997 (cuando a los 82 años falleció), una época boyante que comenzó con la concepción de un coche legendario para el futuro de la automoción italiana, el Alfa Giullieta, del que Bertone produce 36.000 unidades, dejando de ser un simple carrocero para convertirse en un potente industrial con capacidad de producir 32 coches al día. Después del Giullieta hubo otros muchos modelos de éxito, de ensueño. La historia de Bertone comienza en los 60 a estar plenamente ligada a Alfa Romeo, Fiat, Lancia y Lamborghini. Cualquier marca que ambicionase grandes metas, debería unir su destino a Bertone. Todas las firmas menos Ferrari, claro, que en toda su historia sólo ha tenido un contacto simbólico con Bertone, a través del Ferrari Dino 308 GT4, un modelo conmemorativo del acuerdo entre la marca del cavallino rampante con la también italiana Fiat. El porqué de esto se debe a la estrecha relación que Enzo Ferrari siempre mantuvo con Pininfarina, que en cierta medida ha mantenido la exclusividad en las preparaciones de los Ferrari.Con el Alfa Giullieta, Bertone adquirió rango de productor de volumen a primeros de los 60 y su prestigio se disparó
Los organizadores de la subasta apuntan a que los compradores de los seis prototipos de Bertone pagarán entre 1 y 1,8 millones de euros por las dos unidades más valiosas, el Lamborghini Marzal de 1967, con un motor de dos litros y seis cilindros en línea de 175 cv que fue conducido por las manos del príncipe Rainiero y la princesa Grace en el Gran Premio de Mónaco de 1967, y el Lancia Stratos HF Zero, primer prototipo del modelo con motor central que posteriormente sería campeón del mundial de rallyes. Un motor 1.6 V4 de 115 cv le impulsa.

a fondo Bertone, en suspensión de pagos 2

La venta del Chevrolet Corvair Testudo, de 1963, con parabrisas y techo en una sola pieza de cristal, toda una innovación para la época, y con un pedazo de motor de 2.7 litros boxer y seis cilindros con 144 cv de potencia, será por un precio estimado de 800.000 euros. El más potente de todos será un Lamborghini P114 Bravo de 1974 con 300 cv gracias a un motor de tres litros V8, cuyo precio subastado será entre 150.000 y 220.000 euros. El mismo montante que su hermano, el Lamborghini Athon de 1980 con idéntico propulsor V8 pero con 265 cv. Para el final dejamos el Lancia Sibilo de 1978, visión del coche de futuro basado en el Stratos cuyo precio estimado de subasta estará entre los 60.000 y 100.000 euros.
"Algunos fabricantes recelaban de nuestros diseños porque les restaba protagonismo, decía Bertone"A lo largo de su fructífera vida profesional, Giuseppe Nuccio Bertone colaboró con un amplio número de fabricantes. Algunos de estos -y a pesar de que con el cambio de siglo las cosas han empeorado sobremanera- reconocen hoy en día el trabajo del carrocero, aunque también los hay que han sido más recelosos a la hora de difundir que diseñador se encontraba detrás de tales obras maestras. Según contaba el propio Nuccio Bertone, los fabricantes más suspicaces lo eran porque creían que iban a perder cierto prestigio, porque pensaban que la firma del diseñador quedaría sellada en sus modelos, restándole cierto caché al producto. Si el bueno de Nuccio levantase la cabeza en el año 2011, se daría cuenta que su cuento de hadas se ha transformado en una película de terror, con el grupo Fiat asumiendo la división industrial y la factoría de Bertone en 2009, con la intención de reanudar la producción en estas instalaciones a finales de 2012, fabricando automóviles de lujo para la casa Maserati.Algunos fabricantes recelaban de nuestros diseños porque les restaba protagonismo, decía Bertone