Bentley quiere finalizar la década con el 90 por ciento de sus modelos híbridos:

Bentley quiere finalizar la década con el 90 por ciento de sus modelos híbridos 1
Agencia EFE10 abr 2014
El fabricante de automóviles de lujo Bentley, perteneciente al grupo alemán Volkswagen, se propone finalidad la década con el 90 % de sus modelos dotados de tecnología de propulsión híbrida y enchufable.

El desembarco de Bentley en el mercado de los híbridos se producirá en 2017, con la puesta en el mercado de su primer SUV, del que ha desvelado una imagen difuminada, que, además, estará equipado con la tecnología híbrida que exhibirá en el próximo Salón del Automóvil de Pekín, a partir del próximo 20 de abril.

Bentley mostrará esta tecnología a bordo de un prototipo basado en su modelo insignia, el Mulsanne, capaz de realizar un recorrido de 50 kilómetros únicamente con energía eléctrica y, consecuentemente, con cero emisiones.

Esta marca se convierte así en la primera marca de lujo en anunciar un modelo híbrido enchufable, una tecnología que 'encaja en los valores de lujo excepcional y prestaciones sin esfuerzo de Bentley', según Wolfgang Schreiber, presidente y director ejecutivo de Bentley Motors.

La combinación de los motores usados por Bentley y la energía eléctrica refuerza y realza los principios de la marca, por lo que este fabricante irá introduciendo gradualmente esta planta motriz en toda la gama de modelos, ha asegurado Schreiber en el comunicado que anuncia la presentación del prototipo.

'Antes del final de la década, al menos el 90 % de nuestra producción estará disponible en versión híbrida enchufable. Estamos orgullosos de ser los pioneros de esta tecnología en el sector de los automóviles de lujo', agrega el directivo.

El sistema híbrido de Bentley ofrecerá un incremento de potencia de hasta un 25 % y una reducción de las emisiones de CO2 de hasta un 70 %, todo ello sin comprometer el lujo, el diseño y el refinamiento que caracterizan a Bentley, asegura la marca.

El prototipo híbrido de Bentley se basa en el Mulsanne, el modelo insignia de la familia Bentley, para demostrar que la tecnología híbrida es capaz de mejorar incluso el modelo cúspide del lujo y las prestaciones.

El cobre se usa como elemento de diseño de exterior e interior para resaltar el carácter eléctrico del automóvil, por ejemplo a través de diversos detalles en los faros, el bisel de la calandra, las pinzas de freno, los detalles en el contorno y los distintivos.

También se encuentra detalles realizados en cobre en la cabina, con inserciones en los enchapados elaborados a mano de los salpicaderos, los biseles de los conmutadores y los instrumentos. El punto de cruz en cobre del interior acolchado con motivos en forma de rombo de la Mulliner Driving Specification proporciona el toque final.

El prototipo híbrido de Bentley estará en el Salón de Pekín acompañado por otros tres miembros de la familia de automóviles de turismo, encabezados por el nuevo Flying Spur V8, que hace su presentación en China.

Los dos acompañantes restantes son el nuevo y mejorado Continental GT Speed, el modelo de producción más rápido jamás fabricado por la compañía con su velocidad máxima de 331 km/h, sus 635 CV de potencia y su par de 820 Nm, y el nuevo Continental GT V8 S, que también hace su estreno en el mercado asiático.