Bentley Continental GT3-R: Lujoso y circuitero

gtr_portada_299324aa63799eba3e7ab1987.jpg
Enrique Marco18 jun 2014
Es el Bentley de calle más rápido que existe, a pesar de no ser el más potente. Esta nueva versión GT3-R con motor V8 de 580 cv es una serie limitada a 300 unidades que se pondrá a la venta a finales de año y con la que Bentley celebra su retorno a la competición.
Aunque la actual gama Bentley, incluido el Continental GT y su variante cabrio GTC, son modelos muy lujosos pero poco deportivos debido principalmente a su elevado peso, la marca de Crewe (UK) no olvida su histórico pasado ligado a la competición. De este modo, cuando a principios de 2012 lanzó a la calle el nuevo Continental GT 4.0 V8 (hasta entonces todos los Continental portaban el enorme propulsor 6.0 W12), pronto se planteó regresar a los circuitos de forma oficial. Actualmente compite con éxito por los circuitos europeos más prestigiosos (esta temporada el Continental GT3 de carreras ha ganado en Silverstone la segunda carrera de las Blancpain Endurance Series), y para celebrarlo pondrá a la venta a finales de año una serie limitada a 300 unidades para circular por las carreteras pero con detalles muy racing denominada GT3-R.
Como toda versión racing que se precie el Bentley Continental GT3-R rebaja su peso, y en este caso lo hace reduciendo 100 kilos. No obstante sigue siendo un coche pesado, pero con especificaciones como para participar con garantías en unas tandas de circuito. Además dichas modificaciones no le han hecho perder ni un ápice de su exquisito lujo; y es por ello por lo que lo hemos titulado “lujoso y circuitero”. Este coche, dada su concepción, prácticamente no tiene rivales, y sin duda alguna es la combinación más sugerente entre coche de competición y coche de lujo.

gtr_xa_3b436f927d7b76d0c8ce07d3c.jpg

Este “SuperGT” de nada menos que 4,80 metros de largo y 2.195 kilos de peso incrementa 73 cv la potencia del motor V8 de serie, desarrollando para esta versión 580 cv a 6.000 rpm. Las modificaciones en el sistema de alimentación TwinTurbo han mejorado también su par motor, que es de nada menos que 700 Nm desde sólo 1.700 rpm. Con el incremento de potencia y menor peso, junto a un sistema de tracción 4x4 optimizado con un diferencial trasero activo y una caja de cambios automática ZF de 8 velocidades y de desarrollos más cortos, se consiguen unas prestaciones sobresalientes que le convierten en el Bentley de calle más rápido, al marcar un registro en aceleración de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.Aunque existen otras versiones con motor 6.0 W12 de mayor potencia, ninguna es capaz de acelerar tan rápido como ésta
Hay muchos más cambios en esta versión GT3-R respecto a las convencionales. Por ejemplo los frenos, que son de carbono y montan unos enromes discos de 420 mm en el tren delantero. Para que quepan se cuenta con unas generosas llantas con neumáticos 275/35 ZR21. También hay cambios en el sistema de suspensiones, así como en las ayudas electrónicas, todo ello puesto a punto para una conducción más deportiva. Finalmente, un escape de titanio más ligero y que permite un mayor nivel sonoro completa un conjunto muy racing. 

gtr_xb_fe56b71f3a27adddf70cf138d.jpg

Estéticamente esta versión racing de calle reproduce al bólido de competición, como se puede ver en la foto del modelo de carreras. Ambos comparten la pintura blanca con los detalles en negro y verde. También añade el modelo de producción un alerón trasero y un spoiler delantero en negro; aunque lógicamente de dimensiones muy interiores a las del GT3 que se pelea en los circuitos. Finalmente decir que este GT3-R se ha configurado como modelo biplaza, y que en su habitáculo cuenta con unos asientos deportivos tapizados en piel y alcántara y con detalles en cuero verde. El volante y el salpicadero completan un brillante conjunto de ambiente racing con sus inserciones en fibra de carbono y remates en el color verde que le caracteriza.

gtr_xc_d1cfbab7013d18c39eee6a829.jpg