Bentley Continental Flying Spur 2013: En junio la segunda generación

contfs_portada_48a499068b9e43fcc0872acd3.jpg
Enrique Marco04 mar 2013
El Bentley Continental Flying Spur es la berlina de superlujo de más éxito, y ahora en junio llega la segunda generación. De sus escasos rivales Maybach se retira este año, por lo que el Rolls-Royce Ghost será su único rival directo. Tiene un motor W12 de 625 cv y alcanza los 322 km/h.
Mañana se presentará en el Salón del Automóvil de Ginebra la segunda generación del Bentley Continental Flying Spur, una berlina de superlujo que ha dominado su segmento desde que en 2005 la elitista marca del Grupo Volkswagen decidiese “atacar” con una propuesta mucho más moderna y deportiva a las conservadoras Rolls-Royce y Maybach. Ahora Bentley, con su nueva berlina que se espera para el mes de junio, tiene menos competencia, pues la lujosa marca perteneciente a Mercedes (Maybach) deja de comercializarse este año. Por otra parte, la filial más glamorosa de BMW lanzó un Rolls-Royce mucho más moderno y más asequible en 2010, el Ghost, pero aún así se acerca peligrosamente a los 300.000 euros y es menos rápido y potente que el Bentley. Del nuevo Flying Spur todavía no se han develado los precios, pero se espera que siga en la misma línea que el anterior y supere por poco los 200.000 euros.
Aunque su presencia frontal no difiera mucho y bajó el capó se siga contando con el conocido propulsor W12 6.0 biturbo, el Flying Spur 2013 no es un simple restlyling, sino una nueva generación. Curiosamente también coincide la cifra de longitud (5,29 metros), pero el nuevo modelo es ligeramente más alto (1,49 metros) y mucho más ancho (1,98 metros). Se han empleado materiales más ligeros para su construcción y se reducen 50 kilos respecto a su predecesor, aunque sigue siendo una berlina pesada: ahora 2.475 kilos.
El Bentley Continental Flying Spur seguirá siendo la opción para quien un A8, Serie7, Clase S o XJ le parezca poco exclusivo; y muchos de los futuros propietarios de este automóvil viajarán habitualmente en las plazas traseras, ya que es el coche ideal para tener chofer. Es por ello que en la nueva generación Bentley ha hecho especial hincapié en estos asientos, que ahora cuentan con dos pantallas táctiles de 10 pulgadas con todas las funciones de conectividad, DVD, acceso a Internet, etc. Por su parte el conductor dispone de una pantalla central de 8 pulgadas con navegador y un diseño del salpicadero más moderno y similar al del nuevo Continental GT.

contfs_xasienttras_cf78bf65d46e95ca62e132ee5.jpg

Decíamos que la mecánica era la misma que utilizaba su predecesor: el enorme motor de 12 cilindros en W con dos turbos. Pero los ingenieros de la marca de origen británico y ahora prácticamente alemana han dado una vuelta de tuerca a la puesta a punto para llegar a los 625 cv de potencia y 800 Nm de par, el cual se obtiene desde sólo 2.000 rpm. La caja de cambios es automática de 8 velocidades y viene firmada por ZF, mientras que la tracción sigue siendo integral a las cuatro ruedas. Acelera de 0 a 100 km/h en poco más de cuatro segundos y alcanza los 322 km/h.La mecánica 6.0 W12 de 625 cv reparte la potencia entre las 4 ruedas y a través de un cambio automático de 8 marchas
La comodidad es una de las premisas principales a la hora de diseñar un coche como éste, por lo que se ha estrenado una nueva suspensión electrónica CDC que tiene 4 posiciones y que va bajando conforme aumenta la velocidad. También se hace especial hincapié en la personalización de vehículo, pues aunque la paleta de colores cuente, en principio, con 17 tonalidades, opcionalmente se puede elegir entre ¡100 colores diferentes! También en el interior existen hasta 17 combinaciones de tonos de pieles y maderas. Lo que ya no importa tanto en un coche de este tipo es el consumo, que en ciudad se fija en 22,4 l/100 km, o las emisiones, de 343 g/km de CO2 como media.
      

contfs_xfront_01c265bf0245eb7cdbc01c784.jpg