Bentley Brooklands: Máxima exclusividad

Enrique Marco13 mar 2007
Un automóvil exclusivo del que sólo se van a fabricar 550 unidades. Su motor V8 de 6,75 litros data del año 1959, que ayudado por dos turbos rinde 530 cv. Sólo 300.000 euros te separan de uno de los deportivos más elegantes.
Sólo por llevar el emblema de Bentley en el capó ya podemos afirmar que un automóvil es exclusivo. Si además el modelo en cuestión presenta las clásicas proporciones de los deportivos británicos más elegantes, recrea con su nombre y detalles los felices años 20, utiliza los materiales más exquisitos del mundo para su fabricación, tiene un precio superior a los 300.000 euros, y se comunica que sólo se van a fabricar 550 unidades; entonces, y sólo entonces, podemos asegurar que la exclusividad de un coche llega a los máximos niveles.

a fondo Bentley Brooklands 1

Sin duda estamos hablando del Bentley Brooklands, el coupe de cuatro plazas más elegante que se ha podido ver en el Salón del Automóvil de Ginebra; un modelo que estará listo para mediados de 2008 y del que todavía se desconoce su precio exacto. Aunque la mítica marca Bentley pertenezca hoy día al Grupo VW-Audi, y posea en gama deportivos y berlinas como los Continental GT y Flying Spur algo más económicos y modernizados (que cuestan unos 200.000 euros e incorporan las últimas tecnologías del grupo), el Brooklands que sólo 550 afortunados en todo el mundo podrán adquirir a partir del próximo año es un modelo muy evolucionado pero con soluciones técnicas anteriores a la compra de Bentley por parte de VW-Audi.
Y es que, si bien este impresionante coupe sí lleva los mejores avances electrónicos en materia de seguridad, o una eficaz caja de cambios automática de seis velocidades con función secuencial, no monta un moderno motor W12, si no un V8 de 6,75 litros cuyo origen data de 1959. Evidentemente el propulsor de hoy nada tiene que ver con el de aquel S2 Saloon de hace casi medio siglo, pero sí se trata de la evolución natural de éste. Con la actual tecnología, y la ayuda de dos turbos, el Bentley Brooklands genera nada menos que 530 cv de potencia y 1.050 Nm de par; lo cual le permitirá luchar de tú a tú con los deportivos más afamados, destacando por encima de ellos por sus clásicas proporciones y numerosas exquisiteces.