Bentley Birkin Mulsanne: 22 suites sobre ruedas

bentleymuslaneportadabue_58f7265ba1c766f1454644b43.jpg
Raúl Toledano15 ene 2014
Bentley lanza una serie exclusiva y limitada de su lujoso sedán Mulsanne inspirado en Sir Henry ''Tiger'' Tim Birkin, célebre impulsor de la marca en los años 20 y 30, y que si hoy estuviese entre nosotros estaría orgulloso de estas 22 suites sobre ruedas al que únicamente les falta el chófer; vienen hasta con un juego de maletas. 
Bentley aumenta la ostentación de su automóvil más caro y exclusivo, el Mulsanne. Lo hace a través de una edición limitada a 22 unidades denominada Birkin Mulsanne, disponible para sus clientes europeos, en una señal de fidelidad a aquellos propietarios de uno de los coches de mayor lujo del mercado. El Mulsanne, que mide 5,57 metros de largo y tiene una batalla de 3,26 m, no llegó a España hasta 2011, un año después de su lanzamiento mundial; en 2013 sufrió un ligero restyling, y ahora en 2014 la marca británica anuncia esta versión Brikin Mulsanne con la que quiere rendir su particular homenaje a Sir Henry ''Tiger'' Birkin, el piloto-caballero de los años 20 y 30 que impulsó, entre otras cosas, a que Woolf Barnato, entonces propietario de la compañía, aceptase la sugerencia de Birkin: que el Bentley Blower (1928) pasase de los 132 a 245 cv de potencia gracias a la implantación de un sobrealimentador para la motorización de 4.4 litros; participando en las primeras ediciones de Las 24 Horas de Le Mans.
El Mulsanne estándar, que cuesta algo más de 340.000 euros, pasa con esta edición especial Birkin de 22 unidades a estar disponible en tres colores específicos ("Ghost White", "Damson" y una combinación de tonos de carrocería entre el "Fountain Blue" y el "Dark Sapphire"), acoplar unos estribos lateral numerados del 1 al 22, montar unas llantas propias de 21 pulgadas de diámetro con un diseño muy similar a las del prototipo original del Mulsanne, y entre el listado prohibitivo de opciones del Mulsanne rescata como equipamiento de serie el sistema dinámico del chasis "Mulliner Driving Specification" incluyendo la deportiva opción ''Sport' para sacarle el máximo rendimiento al motor V8 de 6.7 litros de cilindrada y 512 cv de potencia.Unas llantas específicas de 21 pulgadas de diámetro con un diseño muy similar a las del prototipo original del Mulsanne
Por dentro, no falta la madera maciza trabajada artesanalmente y que es tan común en modelos de esta índole -como ocurre en Rolls- combinada con esmero con bordados específicos de la "B alada" sobre los reposacabezas de unos asientos con el acolchado en forma de rombo o también una "B alada" incrustada en la propia madera del salpicadero; madera utilizada para cubrir los paneles de las puertas, otra zona del interior en la que el sello de Bentley está muy presente al usar piel en relieve y nuevamente con forma de rombo.
Y en un Bentley, del que se dice que son automóviles para viajar y no para conducir, las plazas traseras son una vez más la joya de la corona. Con elementos únicamente imaginables en marcas de gran lujo o en exclusivas suites de hoteles de cinco estrellas. Es el caso del Bentley Birkin Mulsanne, con un juego de maletas a medida; mesas de picnic traseras realizadas artesanalmente en madera maciza y iPads integrados; pantallas LCD de 8" sobre los reposacabezas de ambos asientos delanteros, junto con un reproductor de DVD, un punto de conexión Wi-Fi, o el sistema de audio "Naim for Bentley".
Mesas de picnic traseras realizadas artesanalmente en madera maciza y iPads integrados