Aventura Hispano Suiza: Salamanca, punto de encuentro

Diego Zotes21 sep 2004
Durante los pasados días 13 a 17 de octubre tuvo lugar Salamanca, Punto de Encuentro, una aventura fascinante protagonizada por siete automóviles de la marca Hispano Suiza. A propuesta del Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, el Club Hispano Suiza propuso a los propietarios de varios de estos coches viajar hasta la ciudad del Tormes por su cuenta y riesgo, sin apoyo técnico y sin grúa escoba.
Inicio
SALAMANCA, PUNTO DE ENCUENTRO

a fondo Aventura Hispano Suiza 1

Durante los pasados días 13 a 17 de octubre tuvo lugar "Salamanca, Punto de Encuentro", una aventura fascinante protagonizada por siete automóviles de la marca Hispano Suiza. A propuesta del Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, el Club Hispano Suiza propuso a los propietarios de varios de estos coches viajar hasta la ciudad del Tormes por su cuenta y riesgo, sin apoyo técnico y sin grúa escoba. Se trataba, en cierto modo, de rememorar los grandes viajes que en los años veinte, treinta y cuarenta se hacían a bordo de los Hispano Suiza; en definitiva, de tratar a los Hispano Suiza como automóviles, y no como objetos delicados de colección.
  Los nueve propietarios que aceptaron el reto procedían de diversas provincias españolas: Barcelona, Málaga, Guipúzcoa, Tarragona y Segovia. Salieron de sus casas el día 13, y llegaron a Salamanca el 14 sin mayores incidencias. No hubo abandonos ni averías, lo que nos indica el excepcional estado de los protagonistas de la aventura, la atención y cuidado con el que son tradados por sus propietarios y también la fiabilidad de las mecánicas Hispano Suiza, capaces de recorrer 900 kilómetros ochenta años después de haber sido construidas.
Una vez en Salamanca, los expedicionarios disfrutaron de tres días de turismo programados por la Asociación de Amigos del Museo, un merecido premio a su esfuerzo. Las tres noches pernoctaron en la Hacienda Zorita, relajándose con el paisaje y la tranquilidad de su entorno. También contribuyeron a su solaz el Hotel Doña Brígida, que ofreció buenas muestras de su excelente cocina, y el Hotel Byblos, que deleitó a todos con un cocido a la vieja usanza.
El domingo, tras dejar los automóviles en el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, partieron a sus casas por distintos medios. Los siete Hispano Suiza, unidos a los cuatro que pertenecen al MHAS, conformarán una muestra sobre la marca que permanecerá abierta desde el 19 de octubre de 2004 hasta el 8 de enero de 2005.
Los automóviles que llegaron a Salamanca son los siguientes:
· Hispano Suiza H6C de 1928, carrocería Hibbard & Darrind propiedad de JM. Echeverría
· Hispano Suiza H6B de 1928, carrocería coupé de ville landaulet construida por Kellner, propiedad de Ramón Magriñá
· Hispano Suiza T 49 carrocería coupé de viille construida por Abendome Coach, propiedad de Antonio Ferrer
· Hispano Suiza T - 64 "Junior" con carrocería cabriolet construida por Kellner, propiedad de Francisco Solé
· Hispano Suiza H6B carrocería torpedo, propiedad de Juan Tapia
· Hispano Suiza T - 60 carrocería berlina construida por Capella, propiedad de José Vilanova
· Hispano Suiza T - 60 coupé de ville propiedad de Amador Tolosa
Texto y fotos: Museo de Historia de la Automoción de Salamanca