Autonomía de un coche eléctrico: El Clase A E-Cell, de Andorra a Barcelona

mercedeselectricoportada_2d46c4274abe86314cece3149.jpg
Raúl Toledano18 nov 2013
206,5 kilómetros, los que unen Ordino (Andorra) y el Arc de Triomf de Barcelona, son los que ha recorrido un Mercedes Clase A E-CELL, 100% eléctrico, sin recargas intermedias, respetando siempre la velocidad marcada por la vía y en carretera abierta.
El Mercedes Clase A E-CELL del equipo Mercedes Barcelona ECOteam, conducido por Agustín Payá, llegaba al Arc de Triomf de Barcelona después tres horas y 52 minutos. Ese fue el tiempo que tardó en cubrir la ruta entre el país pirenaico y la capital de Cataluña. El pequeño Mercedes con una potencia eléctrica de 68 cv (modo "overboost" hasta 95 cv) realizó el trayecto a una velocidad media de 59 km/h, con velocidades máximas de 86 km/h. Las baterías de iones de litiio distribuidas en celdas y unos neumáticos ContiEcoContact5 Continental fueron los dos grandes aliados del Clase A (se trata de un Clase A eléctrico basado en la anterior generación del modelo, cuando éste era un pequeño monovolumen, es decir, con una aerodinámica más bien desfavorable). Tampoco estuvo del lado de Payá y todo su equipo, la climatología, con tramos de nieve y lluvia, y muy lejos de los 23 grados de temperatura deseables para el correcto funcionamiento de un coche eléctrico. Esta circunstancia obligó a un mayor consumo de energía del que inicialmente se preveía, teniendo que hacer uso de los limpiaparabrisas o de las luces.La velocidad media del trayecto fue de 59 kilómetros por hora
Para un coche eléctrico recorrer por carreteras, emulando un viaje de fin de semana, estos 206,522 kilómetros sin tener que parar a recargar sus baterías, es una cifra extraordinaria. Es justo decirlo, porque un eléctrico realista como el último Nissan Leaf, homologa casi 200 kilómetros en condiciones casi imposibles de lograr en una conducción normal (como cualquier otra homologación, ya sea para coche de combustión, gasolina o gasoil, híbrido, o eléctrico enchufable). Superar esa barrera en un viaje es muy meritorio. Pero también hay que tener en cuenta un dato que al equipo "Mercedes Barcelona ECOteam" se les ha olvidado mencionar: la línea de salida, Ordino, está a casi 1.300 metros y la meta, Barcelona, al nivel del mar. Este terreno, sino descendente, sí que es favorable para pruebas de este tipo, ya que este Mercedes Clase A E-CELL aprovecha mucha más energía cinética (del movimiento de las ruedas) en fases de desaceleración o frenadas para ir recargando parcialmente las baterías.La climatología y la aerodinámica de este Clase A E-CELL pusieron en serio peligro el récord logrado