AutoClassic Alcañiz 2003: Mejor cada año

Diego Zotes04 nov 2003
Año a año la feria turolense ha ido consolidándose como una de las citas de mayor presigio dentro del panorama de los clásicos en nuestro país. Sin llegar al número de vehículos expuestos de los salones clásicos de Barcelona o Madrid, llega a agradar por su variedad, buen ambiente y actividades paralelas.
Inicio
PROGRESIÓN ASCENDENTE

a fondo AutoClassic Alcañiz 2003 1

La décima edición del AutoClassic de Alcañiz (Teruel) se ha cerrado con un buen sabor de boca tanto para los aficionados como para los profesionales del mundo de los vehículos clásicos. Fueron en total más de 100 expositores, entre compraventas de automóviles, motocicletas, librerías, recambios, accesorios, etc; venidos de diversas provincias españolas, Francia e Italia. Año a año la feria turolense ha ido consolidándose como una de las citas de mayor presigio dentro del panorama de los clásicos en nuestro país. Sin llegar al número de vehículos expuestos de los salones clásicos de Barcelona o Madrid, llega a agradar por su variedad, buen ambiente y actividades paralelas.

a fondo AutoClassic Alcañiz 2003 2

Con motivo de su décimo aniversario, la entrada al recinto agrupó a los automóviles que en cada edición fueron protagonistas del cartel anunciador: Un Ford T coche del cartel de 1994, un Bugatti de 1929 coche del cartel de 1995, un Dion - Bouton Tipo IS de 1923 coche del cartel de 1996, un Buick de 1910 coche del cartel de 1997, un BMW modelo 327 de 1938 coche del cartel de 1998, un Soriano Pedroso de 1920 coche del cartel de 1999, un Pegaso de 1956 coche del cartel de 2000, un Cord modelo L29 de 1930 coche del cartel de 2001, un Ricart y Pérez de 1922 coche del cartel de 2002 y por último un PTV, un Biscuter y una Isetta, todos ellos microcoches y coches del cartel de 2003.
  Una vez en el interior del Salón, se podía ver todo lo imprescindible en una muestra de estas características, como automóviles y motocicletas de todas las épocas y diversas características, piezas difíciles de encontrar en cualquier otro sitio, todo tipo de lectura y documentación, indumentaria de las marcas míticas... En fin, lo que el aficionado busca en una feria de vehículos clásicos. Pero el ambiente no sólo estaba en el interior del recinto, ya que en el parking se reunieron diversos clubs de marcas, así como cientos de visitantes que llegaron a Alcañiz con su clásico. A su vez, una ITV móvil fue instalada junto al pabellón para que cualquier clásico pudiera realizar allí la revisión obligatoria.
Y como no, el Rally paralelo, esta vez dedicado a históricos de la marca Rolls Royce anteriores al año 50. El recorrido fue sencillo, pues se trasladaron a la cercana localidad de Calanda, donde se visitó el CBC (Centro Buñuel de Calanda), dedicado al famoso cineasta allí nacido. La entrga de trofeos se hizo en el Parador Nacional de Alcañiz, situado en el bonito Castillo de los Calatravos. Los tres premios fueron los siguientes: trofeo al vehículo más antiguo para el Silver Ghost de 1923 de Ramón Magriñá, trofeo al mejor restaurado para el Phantom I de 1927 de Víctor Lleo, y segundo mejor restaurado para el Rolls 25/30 de 1937 de Emilio Jiménez.
El próximo año está previsto celebrar la undécima edición en las mismas fechas, es decir coincidiendo con el fin de semana de "todos los santos".
Enrique Marco, Autocity.
4 de Noviembre de 2003.