Audi TTS: Un toque racing

Enrique Marco11 ene 2008
La versión más deportiva del modelo alemán evoluciona el motor 2.0 TFSI, que eleva su potencia hasta los 272 cv. Se pondrá a la venta en verano desde 44.900 €.
Un toque racing
Audi presentará en el Salón de Detroit (del 19 al 27 de enero) la versión más deportiva de la gama TT. Tendrá una evolución más del motor 2.0 TFSI, que eleva su potencia hasta los 272 cv; se pondrá a la venta en verano por un competitivo precio que partirá de 44.900 euros; y se le conocerá como Audi TTS. Esta versión tope de gama estará disponible tanto en carrocería coupe como descapotable, y debido a su gran potencial podrá brillar en un segmento en el que figuran los Porsche Boxster S o Cayman S (295 cv) y BMW Z4 3.0si (265 cv). Eso sí, tampoco lo tendrá fácil frente al sorprendente Nissan 350 Z (313 cv), ni mucho menos frente al Mercedes SLK 350 renovado, que llegará en abril con 305 cv.

a fondo Audi TTS 1

El nuevo tope de la gama se distingue del resto de los TT, además de por el logo “TTS”, por unas llantas de aleación de 18 pulgadas y por unos faros de xenón con luz de día tipo led. Viene de serie con la tracción integral Quattro y el sistema de suspensiones adaptativas Magnetic Ride (con modo "Normal" o modo "Sport", para que el conductor elija en cada momento); por lo que las opciones se reducen a carrocería abierta o cerrada, y cambio manual o S tronic.
La mecánica es una evolución más del 2.0 TFSI que en principio, en el VW Golf GTI, daba 200 cv, y últimamente, tras diferentes variantes, el techo lo ostentaba el compacto Audi S3 con 265 cv. Ahora son 272 cv, lo que tampoco parece una barbaridad teniendo en cuenta que el Seat León de la Supercopa de circuitos (es un coche de carreras, pero con una potenciación más bien conservadora) saca 300 cv. La preparación respecto al 2.0 TFSI inicial no se resume a una simple “vuelta de tuerca en el turbo”, pues, como corresponde a un deportivo del nivel del Audi TT, incluye modificaciones en el bloque, culata, pistones, bielas… y, lógicamente, también en el turbo, que trabaja a una presión máxima de hasta 1,2 bares.
Con estas modificaciones el Audi TTS deja un poco en evidencia al TT 3.2 V6 de 250 cv, ya que, por una cantidad de dinero similar, el TTS pesa menos, gasta menos y corre más. De acuerdo que el otro es un seis cilindros en V de 3,2 litros y el TTS un dos litros de cuatro cilindros, pero desde luego que este argumento convencerá a muy pocos potenciales clientes. El Audi TT 2.0 TFSI de 200 cv y tracción delantera sí seguirá siendo una opción interesante por su menor precio. En cuanto al nuevo modelo que llegará a mediados de año, la versión TTS coupe S tronic sólo gasta 7,9 l/100 km y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos ¡un tiempazo para este nivel de coches! Parte del secreto radica en el contenido peso de 1.395 kilos, lo que se traduce en una ventajosa relación precio-potencia de 5,1 kg por cv.