Audi TT Roadster y TTS Roadster: Las versiones descapotables

gen_rep_ttroadster_9a036b6a297feb6aad8b9f408.jpg
Diego Zotes09 feb 2015
Audi pone en el mercado las versiones roadster de la tercera generación de su deportivo TT, con un diseño espectacular y detalles heredados del tremendo R8, un carrocería muy ligera mediante el empleo de aluminio y nuevos motores más potentes y eficientes.
Poco tiempo después de la puesta en escena del nuevo Audi TT Coupé, el fabricante de Inglostadt lanza las versiones Roadster de su pequeño deportivo para entregar las máximas prestaciones a cielo abierto a sus eternos incondicionales. Las versiones Roadster del TT se caracterizan por una liviana carrocería en la que se utilizan cantidad de elementos de aluminio, así como se opta por la clásica y ligera capota de lona, que sólo suma 39 kilos, que además apenas reduce el espacio de maletero, dejándolo en 280 litros. Esta capota consigue una buena insonorización y permite abrirse y cerrarse en marcha hasta los 50 km/h en sólo 10 segundos.

detalle_lateral_c0e753c2dc66676fd75115a79.jpg

Diseño refinado
El diseño del nuevo TT Roadster presenta unas líneas de diseño horizontales muy marcadas que realzan su presencia atlética y le aportan un toque de sofisticación y vanguardismo, en combinación con unos pasos de rueda muy prominentes con formas geométricas en contraste, que acaban sobre la zona trasera aportando más dinamismo y agresividad. Principalmente destaca su parrilla frontal Singleframe ancha y plana, al estilo de su hermano mayor R8, incorporando elementos característicos de éste como los nuevos intermitentes con iluminación dinámica, así como por otro lado incluye elementos de última generación como las ópticas iluminadas por LED o el avanzado Matrix LED. Además su diseño se puede personalizar eligiendo entre nada menos que 11 colores, de los cuales 7 son completamente nuevos y uno exclusivo de la versión deportiva S line. Esta versión se puede diferenciar a primera vista, con elementos de diseño exteriores más deportivos, como las grandes entradas de aire o los faldones laterales más prominentes.
El TT Roadster como siempre presenta un tamaño reducido para una conducción ágil y divertida, con una longitud de 4,18 metros y una distancia entre ejes de 2,51 metros, que brinda una conducción directa. Esta cualidad se debe fundamentalmente al empleo de cantidad de elementos realizados en aluminio y otros realizados en acero de alta resistencia sobre la nueva plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, que le confiere una gran rigidez. Una rigidez que para esta versión se ha reforzado en puntos clave de la carrocería como los pilares o la separación entre el habitáculo y el maletero.

detalle_trasera_40688e96f88a5597907dd5492.jpg

El interior presume de elementos de mucha más calidad y de aspecto más atractivo y moderno donde todo está enfocado al conductor, con unos tremendos difusores de aire circulares que protagonizan el salpicadero. Un salpicadero prominente y plano que alberga los mandos de climatización y del sistema de audio. Pero el protagonismo absoluto recae sobre un nuevo cuadro de mandos digital tras el volante, que a través de un monitor TFT de 12,3 pulgadas denominado Audi Virtual Cockpit se tiene acceso absolutamente a todos los datos de información que se manejan desde el sistema multimedia MMI. Redondean el cockpit deportivo unos nuevos asientos de gran sujeción y más ligeros con muchas posibilidades de personalización de colores y tejidos. Propio de esta versión Roadster del TT, para poder ir a cielo abierto sin importar la temperatura exterior, los asientos puede incorporan de forma opcional las salidas de aire caliente a la altura de los reposacabezas a modo de bufanda, así como un micrófono integrado en el cinturón de seguridad.
Representativos motores de lanzamiento
El TT Roadster se moverá de inicio con dos propulsores, uno de gasolina con dos escalas potencia y uno diésel. En gasolina encontramos el 2.0 TFSI con turbo e inyección directa de cuatro cilindros, que desarrolla dos escalas de potencia, una de 230 cv y 370 Nm y la de altas prestaciones de 310 cv y 380 Nm para la versión TTS. El diésel es el 2.0 TDI denominado Ultra que entrega 184 cv de potencia y 380 Nm de par, que homologa un consumo de 4,3 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 114 gr/km. Todos los motores llevan de serie el sistema Auto Start/Stop y están asociados a un cambio manual de 6 velocidades, excepto el TTS que va de serie con el automático de doble embrague S tronic también de 6 velocidades, opcional para el básico de gasolina.

detalle_interior_5282fb27ea0243227e929edf7.jpg

Por otra parte, sólo los gasolina se pueden beneficiar inicialmente del nuevo sistema de tracción total Quattro, de serie para el TTS, que en combinación con el cambio automático S tronic y la gestión electrónica del embrague es capaz de repartir más fuerza al eje trasero en conducción deportiva y hasta el 50% entre ejes con baja adherencia.
El chasis resulta más deportivo que su antecesor, con una suspensión trasera de cuatro brazos revisada, una altura de carrocería rebajada en 10 mm en el TTS Roadster con el paquete deportivo S line y sistema antibalanceo de serie Audi Magnetic Ride. Las llantas de serie son de 17 pulgadas para los TT Roadster y de 18 pulgadas para el TTS Roadster, aunque en opción hay cantidad de diseños hasta las 20 pulgadas.

detalle_dinamica_ecad2d61d253b6d587f2bb137.jpg

Precio
El precio del TT Roadster, que ya está a la venta, parte de los 44.650 euros del gasolina TFSI de 230 cv, mientras que el más deportivo TTS Roadster se comercializará a lo largo de este trimestre.