Audi TT Roadster 2015: Destapado en Paris

audittroadsterdestacado_c3fc80b700d2161ebcb8bcb69.jpg
Raúl Toledano26 sep 2014
El descapotable compacto premium por excelencia, el Audi TT Roadster, se destapa en el Salón de París con una nueva plataforma más ligera, una capota de lona de accionamiento eléctrico que se despliega en 10 segundos, y motores diésel TDI y gasolina TFSI coronado por la versión deportiva TTS de 310 cv de potencia.
A pocos días del lanzamiento de la versión coupé, Audi anuncia la llegada de la carrocería descapotable del TT: el Audi TT Roadster. Con las dimensiones, longitud (4,18 metros) y anchura (1,83 m), inalteradas en relación al modelo cerrado, el TT Roadster suprime las dos plazas traseras para dar cabida a la capota de lona de accionamiento eléctrico. Su funcionamiento se puede realizar en movimiento (hasta los 50 km/h) y no resta espacio de maletero, 280 litros (25 l menos que el TT Coupé). En apenas 10 segundos se podrá circular descapotado con el TT Roadster que llegará a los concesionarios españoles antes de final de año con un precio base de 44.300 euros (2.0 TFSI), 3.410 euros más costoso que el TT Coupé equivalente.En menos de diez segundos la capota de lona se pliega en forma de 'z' en el lugar de las plazas traseras del TT Coupé
Audi ha trabajado en mejorar el aislamiento del techo escamotable. De esta manera un tejido de fibra en el interior de la capota proporciona un mayor confort. Dependiendo de la frecuencia de ruido, se ha reducido la sonoridad interior hasta en 6 dB en comparación con el modelo anterior. La capota lleva ocultas las antenas para la recepción de radio. Equipa de serie un deflector de viento de accionamiento eléctrico, así como opcionalmente asientos deportivos que incluyen calefacción a nivel de cuello. Con el techo cerrado, el coeficiente aerodinámico asciende únicamente a 0,30 (por los 0,32 del modelo saliente).Con el techo cerrado, el coeficiente aerodinámico asciende únicamente a 0,30 (por los 0,32 del modelo saliente)
Como buen descapotable, el chasis ha tenido que sufrir algunas modificaciones para ganar en rigidez y que el comportamiento dinámico se vea alterado lo menos posible. A la construcción ligera en aluminio basada en la plataforma modular MQB del Grupo VW (la misma que utilizan el A3, por ejemplo), se añaden componentes de acero de alta resistencia en zonas clave para conseguir un peso récord en la historia del modelo de 1.320 kg, 90 kg más que en la carrocería cerrada. Estéticamente el TT ha decrecido en todas sus cotas en relación a su antecesor, salvo en la distancia entre ejes, que crece en casi cuatro centímetros; en total, 2,51 metros de batalla. La otra clave del diseño será la transformación de la parrilla delantera 'Singleframe', ahora con el logo incrustado en el propio capó, y los nuevos faros de LED (opcionales con tecnología Matrix LED). Pesa 1.320 kg, únicamente 90 kg más que la carrocería cerrada
En el eje delantero los nuevos Audi TT Roadster montan una suspensión de tipo McPherson, mientras que las ruedas traseras van unidas por un sistema multibrazo. De serie en el TTS Roadster -opcional en el resto de versiones- se podrá equipar un sistema de suspensión adaptativa (Audi Magnetic Ride) consistente en unos amortiguadores de dureza variable. La tracción podrá ser simple o integral (quattro) en función de la motorización. También en el caso de frenos la composición es distinta según la versión, pudiendo ser los discos delanteros ventilados de diámetro de entre 312 y 338 milímetros, que en el caso del TTS Roadster añaden pinzas fijas en aluminio en el eje delantero. Por su parte, el control de estabilidad electrónico ESC se puede desconectar total o parcialmente
Habrá tres motores disponibles. Un diésel y dos gasolina. El más eficiente será el 2.0 TDI Ultra de 184 cv de potencia, asociado en exclusiva a la tracción delantera y al cambio manual de seis velocidades. Anuncia un consumo de 4,3 l/100 km, estando exento de pagar el impuesto de matriculación. El gasolina de acceso será también un cuatro cilindros y dos litros de cilindrada (2.0 TFSI) de 230 cv que podrá combinarse con la tracción a las cuatro ruedas o simple y con transmisión manual o automática de doble embrague (DSG) y seis relaciones. Por su parte, el TTS Roadster con motor 2.0 TFSI se dispara hasta los 310 cv de potencia, pudiendo acelerar de 0-100 km/h en 4,9 segundos (dos décimas más lento que el TTS Coupé). Esta versión, que llegará a principios de 2015, contará de serie con los citados amortiguadores magnéticos y el paquete deportivo S Line que, entre otras especificaciones, rebaja en 10 mm la altura libre al suelo de la carrocería.Por el momento sólo habrá una versión diésel, de 184 cv y 4,3 l/100, siempre asociada a la tracción delantera y a una caja manual de seis velocidades
Por último, el habitáculo del Audi TT Roadster será un calco a su hermano coupé con diferentes posibilidades de personalización en lo que a tapizados y guarnecidos se refiere. La dotación de serie básica constará de faros xenón plus, aire acondicionado y la radio MMI, siendo también de serie (en los gasolina) el sistema Audi side assist que asegura un cambio de carril seguro. Habrá otros asistentes opcionales, de aparcamiento, reconocimiento de señales de tráfico, detector de fatiga... Y por supuesto no faltará el espectacular cuadro de mandos Audi virtual cockpit, completamente digital, con representaciones detalladas y múltiples posibilidades gráficas que reemplaza a la instrumentación analógica y a la pantalla del MMI. El monitor de 12,3 pulgadas puede visualizarse en dos modos diferentes.