Audi TT Roadster: ¡Me lo pido!

Raúl de San Antonio20 nov 2007
Probamos uno de los últimos roadster en llegar al mercado, con la mecánica 2.0 TFSI de 200 cv de excelente relación prestaciones-consumo. ¿Qué más se puede pedir?
En los últimos años, la marca de los cuatro aros apuesta por la deportividad y la modernización de toda su gama. Prueba de ello son los recientes diseños estrenados en los nuevos A5 y R8, y el futuro A4. Las imágenes de los últimos prototipos de la marca alemana, así lo confirman.

a fondo :: Audi TT Roadster 1

a favorComportamiento y disfrute al volante.Relación prestacionesconsumo.Calidad interior.en contraAcceso al habitáculo incómodo.Escaso equipamiento de serie.Precio elevado.
El Audi TT Rodaster no podía quedarse fuera y la renovación del coupé se adaptó en el mínimo tiempo posible para el modelo descubierto de dos plazas, a la venta poco después -para lo que se acostumbra- de la llegada de su hermano de techo rígido.
El nuevo biplaza conserva la esencia de su antecesor con líneas marcadas que aportan más dinamismo al conjunto. La capota de lona completa el espíritu clásico de su atractivo, sin perjudicar la comodidad de marcha. Por dentro, el nuevo descapotable de Audi crece para ofrecer un habitáculo más aprovechable, manteniendo su deportividad gracias al diseño tipo cockpit, que nos acelera el pulso sin haber arrancado.
La evolución de este TT descubierto está a la altura de los auténticos roadsters con cubierta de lona, rivales entre los que destacan el Alfa Romeo Spider, el BMW Z4 Roadster , el Chrysler Crossfire Roadster, el Honda S2000, el Nissan 350 Z y el Porsche Boxster. También podríamos incluir el Opel GT, más potente y de precio muy ajustado.1Nombre: FICHA TÉCNICAMotor: 4 lin. / 1.984 c.c turboPotencia máx.: 200 cv a 5.100 rpm Par máx.: 280 Nm a 1.800 rpmCombustible: Gasolina inyección directa. Tracción/cambio: Del. / Man. 6 vel. Frenos: Discos Ventilados / DiscosNeumáticos: 225/55 R16 Carrocería: 2 puertasLarg-Anch-Alt: 4.178 - 1.842 - 1.358 Peso en vacio: 1.295 kgMaletero: 250 litrosNº plazas: 2Velocidad máx: 237 km/h Aceler. 0-100: 6,7 segundosConsumo mixto: 7,8 litrosEuroNCAP: Precio: 39.280,00Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/audi/tt/roadster_2.0_tfsi/2_puertas/cabrio/index.html
Probamos uno de los últimos modelos en llegar a este segmento, y para ello nos conformamos con la mecánica 2.0 TFSI, que tantas alegrías sigue dando al consorcio alemán -y las que le quedan- por su tremendo potencial (si tenemos en cuenta las elevadas y variadas cifras, en caballos, conseguidas desde su aparición en casi todos los modelos del grupo) y su buena relación entre prestaciones y consumo. ¿Qué más se puede pedir?
Si te quedas, te daremos todas las razones por las que nos quedamos con la pequeña de las mecánicas que ofrece el TT.
Como decíamos antes el nuevo TT Rodaster de Audi ha crecido a lo largo y a lo ancho. Las cotas que anuncia ahora son de 4.178 mm, 1.842 y 1.358 mm (longitud, anchura y altura respectivamente), y la batalla ha crecido hasta los 2.468 mm, medidas que pegan al suelo el diseño del descapotable germano.

a fondo :: Audi TT Roadster 2

La elevada línea de cintura y los marcados pasos de ruedas unidos por una curva ascendente, situada sobre las taloneras -parte baja de las puertas-, enfatizan el carácter dinámico del coche que completa la capota de lona, con un toque clásico. Esta se abre en 12 segundos pulsando un botón -entre el freno de mano y la caja de cambios- que puede accionarse en movimiento si no se superan los 50 km/h. Además este biplaza incluye una red eléctrica interior -detrás de los arcos de seguridad de los asientos- que reduce las turbulencias cuando se conduce descubierto, y sirve como persiana cuando no.
El frontal transmite determinación, sin perder la imagen de familia de la parrilla, con los faros delanteros redondeados y de corte afilado. Atrás destacan dos escapes que rompen el ancho difusor en el lado izquierdo. Más arriba un spoiler de accionamiento eléctrico se levanta al alcanzar los 120 km/h, o pulsando un botón en el túnel de la transmisión, aumentando así el empuje descendente. Por debajo de los 80 km/h se esconde automáticamente.
Dentro la calidad es de primera con materiales que acentúan el enfoque premium, o de lujo, que caracteriza a todos los modelos de Audi. En el salpicadero las tres salidas de aire y el cuadro de instrumentos, de formas redondeadas con remates en aluminio, reflejan el espíritu del TT.
El aumento de las dimensiones de la carrocería también trae consigo un mayor espacio interior que facilita la posición de conducción y el confort de sus dos únicos ocupantes, que dispondrán de un maletero generoso, teniendo en cuenta que hablamos de un deportivo, con una capacidad de 250 litros.
Entre el equipamiento de serie está el ordenador de viaje, el climatizador, el volante deportivo multifunción y el pomo del cambio en cuero, además de los sistemas de seguridad activa y pasiva entre los que destaca el ESP de configuración deportiva.
Abrimos la puerta y nos sentamos al volante del Audi TT Roadster. Una acción tan cotidiana como esta, en nuestro protagonista implica cierto grado de contorsionismo, sobre todo si está cubierto.

a fondo :: Audi TT Roadster 3

La posición dentro del habitáculo es muy baja y nos tiramos al suelo para acomodarnos en los asientos -idénticos a los de su hermano mayor R8- deportivos que sujetan de maravilla. Con las piernas completamente estiradas, arrancamos y el sonido no defrauda, aunque no llega a ser tan radical como el de su primo Volkswagen Golf GTI. El volante achatado en la parte inferior se convierte en el aliado perfecto, gracias a la dirección exacta que se endurece progresivamente con la velocidad, en carreteras viradas.
El cambio manual de 6 velocidades completa la diversión con unas relaciones bien escalonadas y un tacto más deportivo que en otros modelos de la marca de Inglostadt, pero sin perder suavidad y precisión, invitando a jugar con él a pesar de la tremenda acelaración -6,7 segundos de 0 a 100 km/h- que ofrece el motor turboalimentado 2.0 TFSI de 200 cv -entregados a 5.100 rpm- con los 280 Nm de par motor que consigue entre 1.800 y 5.000 rpm. Dicho potencial catapulta los 1.295 kg de peso de nuestro protagonista a velocidades cercanas a los 240 km/h de punta. La respuesta de este roadster es sobrada en cualquier situación, pero si utilizamos el cambio gozaremos de respuestas inmediatas con consumos contenidos de 7,8 litros en recorridos mixtos.
En marcha, se beneficia de un reparto óptimo del peso entre los ejes que garantizan su carácter deportivo. Las reacciones del chasis -construido con la última tecnología ASF en aluminio y acero- son nobles y predecibles, con leves tendencias subviradoras que se hacen presentes en grandes acelareraciones o a ritmo alto en el paso por curva, sin descolocarse. De esta forma la sensación de seguridad no desaparece, en parte también, por unas suspensiones firmes -más aún con las llantas de 17 pulgadas- que garantizan aplomo y estabilidad aun con el ESP desconectado.
Los 39.280 que cuesta esta joyita de acceso a gama se incrementan al incluir los faros bixenón y alguna opción que otra montada en nuestra unidad. Un desembolso importante, compensado por sentir todo lo escrito con la libertad de notar el aire en la cara.