Con compresor eléctrico

Audi SQ7: El SUV diésel de los récord

Audi SQ7 frontal
Raúl Toledano04 mar 2016

El Audi de los récord se llama SQ7. Es el primer modelo deportivo S dentro de la gama Audi Q7. Es el SUV diésel más potente del mercado con sus 435 CV. Y es el primer Audi que utiliza un compresor eléctrico, primicia mundial en un vehículo producido en serie.

Tras el lanzamiento del SQ5Audi repite la fórmula y lanza el SQ7, un modelo S con mecánica diésel. Y no es un diésel cualquiera. Se trata del SUV diésel más potente del mercado con un motor V8 4.0 TDI animado por tres sistemas de sobrealimentación, dos turbos y un novedoso compresor controlado electrónicamente que se unen a un sistema de distribución variable (Audi Valvelift System) que Audi utiliza por primera vez en una motorización de gasoil.

La elevadísima cifra de 900 Nm de par están disponibles desde 1.000 rpm

El entramado técnico del SQ7 se traduce en unas cifras de referencia dentro del segmento. Rinde 435 CV de potencia y 900 Nm de par entre 1.000 y 3.250 rpm, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (velocidad máxima autolimitada a 250 km/h) y al mismo tiempo homologar un consumo de carburante de 7,4 l/100 (194 g/km de emisiones de CO2) gracias al avance por inercia (a bajas velocidades la transmisión Tiptronic de ocho velocidades se desacopla del motor).

Audi SQ7 zaga
Con la tracción quattro basada en un diferencial central autoblocante de serie, el SQ7 monta dispositivos que le confieren un comportamiento dinámico de claro enfoque deportivo, bien de serie u opcional. La suspensión neumática adaptativa (con una configuración, dice Audi, más deportiva); las llantas de 20 pulgadas con neumáticos en formato 285/45 (opcionales de 21 y 22 pulgadas); el equipo de frenos carbocerámicos; un segundo diferencial en el eje trasero; las barras estabilizadoras con control antibalanceó electromecánico o la dirección a las cuatro ruedas (eje trasero direccional).

Con una longitud de 5,07 metros ligeramente superior al modelo base, el SQ7 se aprovecha de la construcción ligera del Q7 de última generación y añade una serie de elementos específicos como una nueva parrilla en línea al resto de modelos S de la marca, unos paragolpes distintos, entradas de aire laterales, las carcasas de los retrovisores en acabado aluminio o la cuádruple salida de escape de formas rectangulares, dos a cada lado del difusor.

Audi SQ7 perfil
Por su parte el interior (con cinco o siete plazas) está disponible con un acabado deportivo, en el que los protagonistas son el cuero con costuras en contraste, las terminaciones en Alcantara y los asientos deportivos tapizados con cuero Valcona, o una iluminación integral del habitáculo en LED de serie, sin olvidarse del cuadro de relojes digital y de 12,3" frente al conductor.

Igualmente, el nuevo SQ7 recibe toda la carga tecnológica del Q7. Desde el sistema de infotainment y Audi connect con módulo 4G integrado y al punto de acceso Wi-Fi, hasta una batería de 24 asistentes de seguridad activa (destacando el control de crucero adaptativo con asistente de conducción en atasco), pasando por la iluminación opcional Matrix LED.

Audi SQ7 interior
El Audi SQ7 se pondrá a la venta en primavera de 2016, con un precio todavía por confirmar.