Audi SQ5: El deportivo diésel del Q5

onetwothree_248aeff52c30d31e597c2009a.jpg
Raúl Toledano19 jun 2012
313 cv de naturaleza diésel, un tren de rodaje específico y algunos ligeros retoques en el diseño, son las principales novedades del nuevo Audi SQ5, el icono deportivo de la gama Q5 a partir del próximo año
Audi avanza lo que será la versión más potente de su gama Q5, su todocamino mediano de lujo que para el primer trimestre de 2013 comercializará una variante bajo las siglas ‘SQ5’, o lo que es lo mismo, el primer deportivo ‘S’ de la marca de los cuatro aros con mecánica diésel: un propulsor 3.0 TDI biturbo de 313 cv que vendrá acompañado de una personalización exterior e interior de carácter deportivo, a la altura de unas prestaciones que únicamente tienen parangón en su archirrival BMW con el X3 xDrive35d.
Con los números en la mano, el nuevo Audi SQ5 se presenta como un SUV muy cualificado y prestacional. Concretamente, hablamos de un par motor máximo de 650 Nm plenamente disponible entre 1.450 rpm y 2.800 rpm gracias a que uno de los dos turbos –el pequeño- es de bajo soplado, dejando desconectado el grande, cuyo vigor máximo se expresa entre 3.900 y 4.500 rpm, cuando es capaz de desarrollar los 313 cv de potencia máxima. Al final, según el comunicado de la marca de Ingolstadt, el SQ5 acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h.El SQ5 acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h
Esta unidad de carácter deportivo no puede renunciar a ciertas especificaciones que siempre acompañan a los modelos ‘S’ de Audi, como por ejemplo una suspensión rebajada en 30 mm y más firme que en el resto de la gama. Evidentemente tampoco faltarán la tracción Quattro a ambos ejes (más agarre, pero también más peso) ni el cambio automático Tiptronic de ocho velocidades con levas tras el volante. Si a este le unimos unos neumáticos Dunlop SP Sport Maxx GT de un tamaño considerable, 255/45, sobre unas llantas de 20 pulgadas de diámetro (21” en opción), es lógico que su consumo homologado se vea penalizado, con unos 7,2 l/100 km, un cifra mucho mayor que la del X3 xDrive (6,1 l/100 km), y eso que el SQ5 incluirá Star&Stop de serie.
Del resto, lo más importante son las evoluciones en el diseño de este Audi Q5 tan especial. Para empezar dos colores exclusivos para la carrocería, ‘Azul Estoril’ y ‘Negro Pantera’, junto a otros elementos como las cuatro salidas de escape, los pasos de ruedas y paragolpes ensanchados, una parrilla específica o la utilización de más cantidad de cromados, como por ejemplo en los espejos retrovisores. Por dentro, muchas referencias a la división ‘S’ en molduras de acceso, volante o cambio, además de inserciones en aluminio cepillado u opcionalmente en carbono, o la posibilidad de revestir los asientos en cuero.Con tracción Quattro, cambio Tiptronic y una suspensión más deportiva, Audi no ha confirmado el precio para España, aunque presumiblemente superará los 60.000 euros