Audi S4 y S4 Avant 2016: Sutileza deportiva

sportada_f9f96faaade33baa1baf08fd9.jpg
Raúl Toledano26 oct 2015
Los nuevos S4 incrementan el rendimiento deportivo de la última generación del Audi A4. La potencia del motor V6 crece hasta los 354 CV y al mismo tiempo se reduce el consumo de carburante. La estética exterior e interior se modifica sutilmente.
El A4 de nueva hornada tendrá en 2016 las versiones deportivas S de altas prestaciones. A la espera de las declinaciones más potenciadas RS, los S4 sedán y S4 Avant se convertirán en los A4 más potentes y rápidos de una gama construida sobre la plataforma modular MQB, más ligera y adaptada a las tecnologías más vanguardistas. Como ocurría con el anteiror S4, las nuevas declinaciones montan una mecánica V6 3.0 TFSI sobrealimentada, tracción quattro y cambio automático tiptronic.Hasta la llegada de los RS, los S4 serán los A4 más potentes
Los nuevos S4 2016 tienen bajo su capó un motor de seis cilindros en V con inyección directa de gasolina y sobrealimentación por turbocompresor (antes era un compresor volumétrico). De esta manera se extrae más potencia, de 333 a 354 CV, y más par motor, 500 Nm aprovechables en un rango de revoluciones más amplio (entre 1.300 y 4.00 rpm). Como consecuencia, los S4 2016 se disparan de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos (la velocidad máxima está limitada a 250 km/h) y al mismo tiempo consumen tres décimas menos que su predecesor, de 7,7 a 7,4 l/100 km.
Por su parte, el nuevo cambio automático tiptronic de ocho relaciones (convertidor de par) ofrece pasos de marcha rápidos y, siempre que las circunstancias lo permiten, pasa a modo de marcha por inercia (desacopla la transmisión del motor) para ahorrar combustible. En cuato a la tracción quattro, durante una conducción normal, el diferencial central autoblocante reparte el 60 por ciento del par al eje trasero y el 40 por ciento al delantero; aunque en determinadas circunstancias puede distribuir hasta un 70 por ciento del par al eje delantero, y hasta el 85 por ciento al trasero.La suspensión deportiva S de serie es 23 milímetros más baja que en el A4
La suspensión deportiva S de serie es 23 milímetros más baja que en el A4, y la distancia al suelo de la carrocería se mantiene con la suspensión opcional, que incorpora control activo de la amortiguación. Mientras, las llantas de serie son de 18 pulgadas con cinco brazos dobles montadas en neumáticos en formato 245/50 y opcionalmente, quattro GmbH ofrece llantas de 19 pulgadas. Los frenos también son más potentes teniendo en cuenta que tanto el S4 berlina como el S4 familiar 'engordan' respecto a las versiones normales del A4. Aunque lo hacen de manera contenida: ambos con la tracción quattro de serie, marcan en báscula 1.630 y 1.675 kilogramos, respectivamente.
Como buenos S, los S4 y S4 Avant reciben ligeros cambios en el diseño exterior en elementos clave, como paragolpes y entradas de aire más grandes, carcasas de los retrovisores con aspecto en aluminio, o en la zaga unas defensas específicas S que integran un pequeño spoiler acentuado sobre la tapa del maletero, una rejilla negra en nido de abeja, un difusor y las cuatro salidas del sistema de escape con dos ramales intermedios. Por su parte el interior adopta nuevos asientos deportivos tapizados en piel Napa y Alcantara y unos acabados en color negro que junto a los apliques de serie en aluminio mate y detalles como los umbrales de puertas iluminados y con logo S4, los pespuntes de los asientos y la pantalla especial S4 al arrancar, completan el equipamiento de sutileza deportiva.
Disponible en 2016 en carrocerías berlina y familiar