Audi RS7: Una bestia de 560 cv

rs_portada_9ff93f1a770ead737abff8fab.jpg
Enrique Marco09 jul 2013
El próximo mes de octubre llegarán las primeras unidades del Audi RS7 de 560 cv, una superberlina deportiva que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos y de alcanzar los 305 km/h. Ya se admiten pedidos y tiene un precio alto pero competitivo frente a la competencia: 136.850 euros.
El segmento de las berlinas supersónicas está pasando por un momento dulce, y a partir del próximo mes de octubre, con la llegada del Audi RS7 Sportback los afortunados clientes que puedan optar a este tipo de automóviles tendrán una de las opciones más interesantes, ya que sus cifras son sobresalientes y el precio es de los más contenidos. Desde este verano ya se pueden hacer reservas del nuevo Audi RS7 Sportback, que tiene 560 cv y cuesta 136.850 euros.
Sólo el recién llegado Jaguar XFR-S de 550 cv es algo más barato (126.202 euros), pero el británico tiene unas prestaciones algo inferiores al de los cuatro aros. Peor lo tienen tanto el nuevo BMW M6 Gran Coupe de 560 cv como la versión Turbo de 520 cv del nuevo Porsche Panamera, ambos significativamente más caros y con una aceleración menor. Por ahora, uno de sus rivales más directos, el Mercedes CLS63 AMG, todavía no ha recibido la última evolución mecánica ya vista en el nuevo E63 AMG S 4-Matic; aunque en breve la recibirá y en ese momento se convertirá en el único rival que podría superar a nuestro protagonista de hoy (aunque también en precio).
Una vez posicionado en el mercado y viendo su altísima competitividad, vamos a desgranar lo que ofrece este impresionante vehículo. Visto desde fuera, el RS7 conserva su carrocería tipo coupe de cinco plazas y 5,01 metros de longitud, pero se diferencia a simple vista de los A7 Sportback convencionales por diferentes detalles. Los nuevos paragolpes, los faros led oscurecidos, la rejilla en negro brillante, las inscripciones “RS7” y “quattro”, las piezas accesorias en aluminio mate, las taloneras ensanchadas o las llantas de siete radios dobles con neumáticos 275/35 R20 le delatan. Opcionalmente se pueden montar llantas de 21 pulgadas o dos paquetes de diseño con carbono y aluminio mate para personalizar todavía más su imagen. En el interior destacan los asientos deportivos con reposacabezas integrados y tapizados en combinación alcántara/cuero con las bandas centrales en guateado de rombos. Además proliferan las inscripciones “RS”.

rs_xint_e3a8c9353b7655bafa44ea5cf.jpg

Mecánicamente nos encontramos con el mismo corazón que ya equipa el RS6 Avant, es decir, un V8 4.0 TFSI Biturbo que desarrolla 560 cv de potencia y 700 Nm de par. Asociado a la tracción integral quattro y al cambio de marchas tiptronic de 8 velocidades esta bestia es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y de alcanzar los 305 km/h (de serie viene limitado electrónicamente a 250 km/h). Además, como colofón, decir que gracias a su construcción ligera y a su sistema “cylinder on demand” –que desconecta cuatro de los ocho cilindros cuando no se requiere mucha potencia- el consumo medio homologado de este modelo es de tan solo 9,8 l/100 km. Hasta hace bien poco, que una berlina bajase de los 4 segundos en el 0 a 100 km/h era prácticamente impensable
En la parte técnica nos encontramos con una nueva suspensión neumática especialmente calibrada para los modelos RS  y con varios programas de uso para variar el comportamiento del coche a voluntad de conductor. Para los más “quemados y circuiteros” de forma opcional se puede montar un tren de rodaje deportivo de amortiguadores y muelles convencionales con tarado muy firme. El equipo de frenada cuenta con unos enormes discos delanteros de 390 mm y pinzas de 6 pistones, aunque de forma opcional se puede solicitar que sean cerámicos y reforzados con fibra de carbono. En definitiva, una superberlina con la que hacer frente o incluso superar a los deportivos más rápidos del mundo.

rs_xtras_b3814d145440cb69e08b97d31.jpg